eldiario.es

Menú

SOS Racismo se querellará contra de Andrés por llamarle "maestro del fraude"

El diputado general de Álava ha rechazado retirar las acusaciones contra el colectivo por empadronar inmigrantes en su sede.

El portavoz de la ONG, Fede García ha recordado que una resolución del INE permite estos empadronamientos.

- PUBLICIDAD -

El portavoz de SOS Racismo de Álava, Fede García, se querellará contra el diputado general de este territorio, Javier de Andrés (PP), por un presunto delito de injurias, dado que este último ha rechazado retirar sus acusaciones de que este colectivo es el "maestro del fraude" por empadronar a inmigrantes en su sede. García, que ha recordado que una resolución del Instituto Nacional de Estadística (INE) permite estos empadronamientos, ha dicho al PP que "hay otros tipos de fraude mucho más perseguibles", en referencia a los supuestos casos de corrupción que afectan a ese partido.

García y De Andrés han acudido este lunes a un acto de conciliación celebrado en el Palacio de Justicia de Vitoria. El encuentro entre ambos ha terminado sin acuerdo, ya que el diputado general se ha "ratificado" en sus declaraciones del pasado 9 de septiembre, por las que finalmente SOS Racismo se querellará contra él.

En aquella ocasión, De Andrés acusó a SOS Racismo de ser "el maestro y el principal colaborador en el fraude de las ayudas sociales". De Andrés, como argumento para estas críticas, explicó que este colectivo llegó a tener empadronados al mismo tiempo en su sede de Vitoria a 764 personas de origen extranjero, y que a lo largo del tiempo ha habido 1.252 inmigrantes empadronados en dicho local.

El diputado general, en declaraciones a los medios de comunicación tras el acto de conciliación, ha explicado que el propio representante de SOS Racismo ha "reconocido" estos empadronamientos, que, a su juicio, suponen "una falsedad evidente", ya que se trata de personas que no residían en el local de la organización.

García, no obstante, ha recordado que una resolución del INE y del Director General de Cooperación Local fechada el 4 de julio de 1997 abre la puerta a la posibilidad de que, en determinados casos, se empadrone a personas en un lugar pese a que no sea su domicilio habitual.

"Responsabilidad" del Ayuntamiento

En el apartado cinco de dicha resolución, referido al empadronamiento de personas sin hogar o que sufren una situación de infravivienda, se plantea la posibilidad de recurrir a una "dirección ficticia" de empadronamiento en los supuestos en los que una persona que carece de techo o reside en una infravivienda vive habitualmente en un municipio y es "conocido" por los Servicios Sociales correspondientes.

García, que ha considerado que la forma de actuar de SOS Racismo está amparada por la mencionada resolución, ha recordado, además, que esta organización se limitó a presentar una "solicitud" de empadronamiento.

Tal  y como ha explicado, la responsabilidad "directa" de aceptar el empadronamiento de estas personas es de los servicios sociales del Ayuntamiento. "Siempre han estado informados de todo y han estado calladitos. ¿Si es fraude, por qué no han actuado en todo este tiempo?", se ha preguntado.

El representante de SOS Racismo ha lamentado la actitud que están manteniendo en materia de inmigración De Andrés y otros representantes del PP, como el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, que está siendo investigado por la Fiscalía por un posible delito de incitación al odio por motivos raciales, debido a sus declaraciones sobre que las personas magrebíes "no quieren trabajar" y "viven de las ayudas sociales".

"Virus Maroto"

 "Van a por todas y si en esa pelea arrastran el sentido común de la convivencia, el peso de la responsabilidad deberá caer sobre ellos". García ha pedido al PP vasco que "cese en su intento desesperado de tratar de mantenerse a toda costa pese a los costes tan tremendos que su postura está teniendo en la convivencia y para las personas excluidas". En este sentido, ha confiado en que el resto de partidos contribuya a que "el virus Maroto no se expanda".

El portavoz de SOS Racismo ha planteado la necesidad de organizar un acto de "desagravio social" respecto a las personas inmigrantes, de las que ha recordado que "no tienen culpa alguna por su situación personal". Además, ha rechazado que las personas extranjeras no quieran trabajar, y ha destacado que si no lo hacen es porque, al igual que muchos ciudadanos autóctonos, no encuentran un empleo. "Las miserias nos afectan a todos", ha subrayado.

El diputado general, por su parte, ha apelado a su "libertad de expresión" y se ha "ratificado" en sus acusaciones a SOS Racismo. "En mi opinión, dar un dato falso a la Administración, que permita que esas personas finjan que viven en un lugar que nos les corresponde, es contribuir al fraude", ha manifestado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha