eldiario.es

Menú

Osakidetza dice que "agilizará" el acceso al fármaco milagro contra la hepatitis C

En Euskadi cerca de 4.000 pacientes tratados sin éxito con otros fármacos -según estimaciones de la asociación Itxarobide- se aferrán a este último preparado por sus tasas de eficacia de más del 90%.

Osakidetza espera la inminente comunicación del Ministerio de Sanidad para adoptar el procedimiento abreviado de administración de sofosbuvir entre enfermos en fase muy avanzada pero no aclara cuántas dosis dispone.

Bilbao acoge las primeras jornadas informativas sobre el abordaje de la hepatitis C organizadas por la ONG Itxarobide "ya que el panorama socio-sanitario ha cambiado radicalmente con la entrada de nuevos medicamentos"

- PUBLICIDAD -

Osakidetza asegura que no ha recibido ninguna comunicación por parte del ministerio de Sanidad sobre la inclusión del fármaco milagro para la hepatitis C sofosbuvir -de marca comercial Sovaldi- en la cartera de servicios de las comunidades autónomas. Según los cálculos del ministerio dirigido por Ana Mato, el medicamento estaría incorporado a la financiación pública el 1 de noviembre, pero el Servicio Vasco de Salud espera el aviso oficial de Sanidad para iniciar el procedimiento abreviado de administración de este medicamento de última generación. "El enfermo no va a tener que esperar tanto. Hasta ahora se ha dispensado el fármaco entre aquellos pacientes que más lo necesitaban, previo dictamen de un comité médico. Pero el procedimiento que se seguía implicaba el paso por un protocolo especial, que dilataba los tiempos, cuando precisamente, a estos enfermos graves, lo que no les sobra es tiempo. A partir de ahora con el procedimiento abreviado ser agilizará la administración del preparado. Todo será más ágil, más rápido y por lo tanto más eficaz", explican desde el departamento de Salud.

Los enfermos de hepatitis C en fase grave que han sido tratados con otros fármacos sin éxito se aferran con esperanza a Sovaldi que tiene unas tasas de eficacia de más del 90% en combinación con otros fármacos y en determinados genotipos de la enfermedad. Según las estimaciones de la asociación Itxarobide, con más de 14 años de apoyo a los enfermos de hepatitis C y de VIH a sus espaldas, son cerca de 4.000 los enfermos en Euskadi que esperan ser tratados con Solvaldi. Desde este colectivo ya advirtieron a mediados de año, en plena negociación de los precios del medicamento- que unos  500 afectados vascos en fase muy avanzada de esta enfermedad "podrían morir en los próximos años o meses, si no recibían la nueva terapia" para tratar esta afección. "Ahora estamos más esperanzados. Tengo gente que ha tomado el simeprevir y no se ha curado y están ilusionados con la entrada del Sovaldi. Esperamos que se mueva más de lo que pensamos y que hayan adquirido un número importante de dosis", confiesa la presidenta de Itxarobide, Udiarraga García.

La adquisición del medicamento, tras la negociación de su precio -el tratamiento completo de tres meses antes costaba 60.000 euros y actualmente 20.000- no resulta tan gravosa para la administración. Aun así desde Osakidetza no han aclarado el número de dosis de las que dispondrán. El Ministerio de Sanidad informó que tras el acuerdo con la farmacéutica que produce el medicamento, Gilead, el gasto en sofosbuvir será de un máximo de 125 millones de euros durante el primer año de comercialización. La duda es si esa inversión será suficiente para llegar a todos los enfermos graves que esperan ese remedio como última alternativa para salvar sus vidas y cómo se repartirán las dosis entre las comunidades autonómas.

Cuántos fármacos llegarán a Euskadi tras la inversión de Sanidad de 125 millones 

Desde el Servicio Vasco de Salud insisten en que Sovaldi no es el único tratamiento en vigor. Los fármacos autorizados para tratar la hepatitis C son, por orden cronológico de aparición: ribavirina, interferón, boceprevir, telaprevir y simeprevir. A ellos se añadiría ahora el sofosbuvir (comercializado como Sovaldi), que sería, por tanto, el sexto. Su uso responderá, como hasta ahora, a criterios éticos y de racionalidad, es decir, se destinará a los pacientes que lo necesitan con más urgencia. "Además- matizan- como dijo el consejero Darpón, no es un pócima mágica".

El medicamento produce la supresión de la carga viral, y la mantiene varios meses, pero esta respuesta varía mucho en función del estadio y del genotipo de la enfermedad. "No se puede afirmar que se obtengan beneficios indiscutibles en los pacientes más graves, por ejemplo, pacientes con hígado trasplantado que se han reinfectado", advierten a también desde el Ministerio de Sanidad a través de un comunicado.

Según los estudios clínicos del fabricante, sí que cura en ese 90%. Pueden darse recaídas porque la carga viral puede volver al cabo de un tiempo, como en otros tratamientos anteriores. Aunque la eliminación del virus suele ser definitiva y esto es lo que da esperanzas a los que ya han probado otras terapias sin éxito y viven con la amenaza de acabar con cirrosis y en última instancia, un cáncer hepático.

Bilbao acoge las primeras jornadas informativas sobre el abordaje de la hepatitis C organizadas por la ONG Itxarobide. "El panorama socio-sanitario ha cambiado radicalmente con la entrada de nuevos medicamentos y dada la expectativa que hay sobre el acceso al tratamiento y el abanico de nuevos fármacos que ya están en el mercado y otros que están por comercializarse,  estas jornadas informativas son más necesarias que nunca", afirma Udi García de Itxarobide.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha