eldiario.es

Menú

Una escombrera eterna en el corazón de Bilbao

A pesar de que las obras del soterramiento de FEVE en Basurto han terminado, varias calles del barrio siguen empantanadas con los desechos que se extraen de los trabajos en Irala.

Bilbao Ría 2000 prevé que las obras en el barrio de Rekalde se alarguen más allá de 2014 y asegura que mientras tanto no se podrá despejar la zona.

Los vecinos siguen esperando que se complete la urbanización de las calles mientras que la inminente disolución de la empresa pública añade incertidumbre sobre la finalización de los remates.

- PUBLICIDAD -
Imagen de la escombrera desde la calle Jardín Txikerra. /Asoc. de vecinos de Basurto

Imagen de la escombrera desde la calle Jardín Txikerra. /Asoc. de vecinos de Basurto

Para los vecinos de las calles Estrada de Mala y Jardín Txikerra del barrio de Basurto, parece que los trabajos del soterramiento de las líneas de FEVE no fueran a terminar nunca. Aunque la obra civil en la zona se completó hace tiempo, todo el área cercana sigue usándose como escombrera para los desechos que se extraen de las perforaciones en Irala. A la espera de que la urbanización del área sea rematada, los residentes de los alrededores se desesperan al ver que pasan los años, cae la actividad de los obreros y todo sigue igual.

Maribel Herrero lleva sufriendo las obras desde hace unos cinco años, cuando arrancó el proceso de soterramiento de las vías en Basurto. Desde su casa tiene una visión directa de la zona que se está usando como escombrera y puede dar fe de que “lleva más de 2 o 3 años sin que haya nada ahí”. “De vez en cuando oímos ruidos y nos acercamos a la ventana para ver si han empezado a trabajar otra vez, pero sólo son camiones que vienen a echar más escombros”, se lamenta.

Desde que terminaron los trabajos para soterrar el ferrocarril, todo el área se ha seguido usando como punto de entrada y salida para los camiones que van a Irala, donde las obras todavía siguen ejecutándose. Además, todo los desechos que se extraen de ellas se depositan en Basurto, por lo que los vecinos ven que la escombrera que tienen en medio del barrio no deja de crecer. Mientras tanto, cada vez que el viento sopla con más fuerza de la habitual el vallado que rodea todo el área amenaza con caerse y varios vehículos han sufrido desperfectos a la hora de acceder a los garajes cercanos. “¡Es horrible! Resulta fatal tenerlo ahí delante y ver que no hacen nada para acabarlo”, se queja Maribel. “¡Parece que no vayan a terminar nunca!”, añade.

La propia Bilbao Ría 2000(BR2000), empresa pública que se está encargando del proceso de soterramiento de las vías de FEVE a su paso por Bilbao, asegura que la obra civil en Basurto “ya está terminada”. Sin embargo, fuentes de la sociedad han explicado a Eldiarionorte que la zona entre las calles Estrada de Mala y Jardín Txikerra seguirá así mientras la segunda parte de los trabajos en Rekalde siga adelante. “Estará así por lo menos durante todo 2014 y el Ayuntamiento está sobre aviso”, han asegurado.

De todas formas, una vez que la segunda parte del soterramiento en Rekalde termine todavía quedará por realizar la urbanización de toda la zona. Un trabajo que nadie tiene claro cuándo podría arrancar. El tramo entre Basurto e Irala es el penúltimo trozo de vía en el que los trenes de FEVE todavía circulan por la superficie en Bilbao, además del área de Zorroza.


Emprender movilizaciones

La asociación de vecinos de Basurto lleva ya cerca de un año alzando la voz por la situación del soterramiento de FEVE en su barrio. Unas obras que ellos consideran “discriminadas” frente a otros proyectos urbanísticos en Bilbao. Si bien la finalización de los trabajos en la calle Camino de la Estación dejó “encantados” a los residentes de la zona, la situación en Estrada de Mala y Jardín Txikerra está haciendo que “la gente eche humo”.

“La escombrera lleva ya varios años ahí y se ve muy poca actividad en la obra del soterramiento”, detalla Javier Muñoz, presidente de la asociación. La “excusa” que les han dado desde el Ayuntamiento es que BR2000 está “en una situación económica muy mala”, lo que llena de incertidumbre la posible consecución de los trabajos. A falta de otras respuestas desde instancias municipales, el cabreo de los vecinos es cada vez mayor y no descartan emprender movilizaciones si todo sigue igual. Este jueves se celebra un consejo de distrito en el que uno de los temas a debatir será precisamente éste y los residentes decidirán si elevan el tono de sus protestas en función de lo que les cuenten en él.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha