eldiario.es

Menú

Dos miradas nacionalistas vascas al proceso independentista de Cataluña

El arranque del curso político viene marcado por la convocatoria del referéndum para el 1 de octubre

El PNV insiste en que los ritmos son diferentes (aunque Egibar votaría 'sí') y EH Bildu asegura que los vascos se quedarían con "cara de burro" si Cataluña se independiza y el País Vasco no

Turull afirma que si España envía los "tanques" para detener la consulta no podrían pasar por los "peajes" que llenan Cataluña

- PUBLICIDAD -
Turull: El Gobierno está dispuesto a cargarse la democracia para frenar el 1-O

Mesa redonda celebrada en Bilbao EFE

Conforme se acerca el 1 de octubre, fecha prevista para el referéndum independentista de Cataluña, el debate político en el País Vasco está posando sus ojos en los movimientos políticos que se produzcan en Barcelona y en Madrid. Y el nacionalismo vasco encara este proceso con dos miradas. Por un lado, la del PNV es la del matizado apoyo al derecho a decidir, un discurso que pendula entre el 'sí' convencido a la independencia de Joseba Egibar y el deseo de que Euskadi sea el primero en reconocer la nueva República Catalana, como ha explicitado este sábado, y la negativa a hacer pronósticos del lehendakari, Iñigo Urkullu, cuando le preguntaron por ello en la Cadena Ser. Y, por otro, la mirada de EH Bildu es la de la impaciencia por que llegue a las instituciones y sociedad vascas el efecto contagio. "Se nos quedará cara de burro si el 1-O se reclama una República Catalana y nosotros nos quedamos dentro de España", ha reconocido la portavoz parlamentaria, Maddalen Iriarte.

Cataluña ha marcado los arranques políticos tanto del PNV en Zarautz como de EH Bildu en San Sebastián, en los que la tensión latente entre ambas patas del nacionalismo vasco ha vuelto a poner en evidencia que la alianza catalana entre la antigua Convergència, ERC e incluso las CUP parece muy lejana. Según el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, la izquierda abertzale sigue "de borroka en borroka" y necesita "madurar" para hacer país. Y, desde el otro lado, las críticas a los 'jeltzales' por pactar con el Gobierno de Mariano Rajoy o por sus políticas económicas son una constante.

Cataluña también ha estado presente en un acto organizado por Gure Esku Dago para apoyar la celebración de la consulta popular. La mesa redonda, con PNV y EH Bildu pero también con Convergència, ERC y la ANC, se ha celebrado en Bilbao este sábado. Los invitados catalanes, más que una defensa del derecho a decidir y por la participación, que también, han apostado abiertamente por la independencia (decenas de imágenes con un 'Sí' de grandes dimensiones hacían de fondo de la tertulia). La jornada ha dejado frases llamativas como la de Jordi Turull, portavoz y 'conseller' de Carles Puigdemont: "Si sacaran los tanques [para impedir el referéndum], nos han puesto tantos peajes que no van a pasar". O la del diputado Joan Tardá (ERC): "Los catalanes somos una anomalía ya que no tendríamos que existir tras tres siglos de voluntad asimilacionista por parte de los Estados español y francés".

El representante del PNV en este foro ha sido Joseba Egibar, al que se le considera el representante del ala más soberanista del partido frente al moderantismo y pactismo encarnados por Urkullu. Según Egibar, que ha dicho que votaría 'sí' si tuviera ocasión y que desearía que el Parlamento Vasco encabezase el reconocimiento de la nueva nación, "al conflicto político no se le puede plantear reiteradamente la negativa y la prohibición" y ha señalado que si la consulta no es pactada no es porque el independentismo no lo haya intentado. Turull, por cierto, ha insistido en que la Generalitat tiene toda la logística lista para la jornada electoral. 

El jefe de filas de Egibar, Ortuzar, ya puntualizó que Cataluña y Euskadi siguen ritmos diferentes en su búsqueda de un nuevo estatus de relación con España. Egibar, en este sentido, ha abundado que el proceso catalán siempre ha sido "cívico y pacífico" mientras "eso no ha sido posible aquí" por el terrorismo de ETA. En un mensaje que ya ha reiterado en varias ocasiones desde su atril como portavoz parlamentario, Egibar interpreta que el abandono de la estrategia político-militar por parte de la izquierda abertzale puede facilitar un entendimiento entre ambas sensibilidades e incluso ha añadido que ello es "una obligación política e histórica".

Iriarte, por su parte, ha insistido en que sería necesario que el PNV diese "más apoyo" a un movimiento político de este calado en el País Vasco. Y ha añadido: "El Gobierno español se niega y ante ese Estado con gran carencia democrática, necesitamos esforzarnos mucho". El líder de la coalición de Sortu, EA, Aralar y Alternatiba, Arnaldo Otegi, ya avisó de que el tiempo de reforma estatutaria ya se ha pasado y que es momento de "superar" los actuales marcos políticos. "Se ha abierto una brecha en el régimen del 78 [en 1978 se promulgó la Constitución española], en el Estado de las autonomías, que da paso a un paradigma de Estados soberanos", ha concluido Iriarte.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha