eldiario.es

Menú

Un tercio del Parlamento que cerrará la legislatura no ha sido elegido en las urnas

Hasta 23 de los parlamentarios electos en 2012 ya no ocupan su escaño. Incluso algunos de sus sustitutos se han ido. Todos los líderes de la oposición menos Maneiro se han ido y PP y EH Bildu han perdido dos veces a sus capitantes.

- PUBLICIDAD -
Candidatos durante un debate electoral.

Debate preelectoral de 2012. EFE

Aproximadamente un tercio del Parlamento Vasco que terminará la legislatura con el pleno extraordinario del próximo 28 de julio, en el que se aprobarán las leyes de Turismo y de Víctimas de violencia policial, no resultó elegido por los ciudadanos en las urnas en 2012. En estos años son 23 los electos que han dejado el escaño por diferentes motivos, a lo que hay que sumar las bajas también de algunos de sus sustitutos hasta sumar 26 cambios en cuatro años. Se da la circunstancia de que todos los líderes de la oposición excepto Gorka Maneiro (UPyD) han sido relevados, y en dos ocasiones en el caso del PP y de EH Bildu.

El grupo que más cambio de caras ha sufrido ha sido el del PNV. La bancada que se puso en pie en la Casa de Juntas de Gernika en diciembre de 2012 para aplaudir al recién investido Iñigo Urkullu nada tiene que ver con la que aprobará este mes sus últimas leyes. 11 de los 27 electos han salido, el grueso de ellos al inicio de la legislatura por pasar a ejercer responsabilidades de Gobierno pero también, en el caso de Andoni Ortuzar, para centrarse en exclusiva en la gestión del partido. Ana Otadui, que entró como sustituta, dejó el legislativo autonómico por la presidencia de las Juntas Generales de Bizkaia, entre otros ejemplos.

El principal partido de la oposición, EH Bildu, ya introdujo un cambio nada más iniciar la legislatura para ajustar el equilibrio de fuerzas en la coalición entre Sortu, EA, Aralar y Alternatiba, reparto que, por cierto, se ha roto en este tramo final. El electo por Bizkaia Arturo Muñoz (Alternatiba) nunca tomó posesión para que EA tuviese un representante más. Luego llegó en 2014 la aún poco explicada baja de la candidata y portavoz, la profesora Laura Mintegi. Más recientemente, el líder de la coalición, Hasier Arraiz, fue inhabilitado por sentencia judicial tras asumir su vinculación con ETA. Tras las generales, Oskar Matute es ahora diputado y tendrá que formalizar en breve su marcha, como antes hizo Marian Beitialarrangoitia por los mismos motivos. En total, cinco bajas.

El PSE-EE ha tenido pocos cambios, pero han sido de calado. Dejó el escaño el lehendakari en la pasada legislatura, Patxi López, y también hace unos meses un protagonista de la política vasca en las últimas décadas, Rodolfo Ares. Iñaki Arriola se fue para dirigir el partido en Gipuzkoa y ha tenido dos sustitutos y Vicente Reyes abandonó Vitoria cuando fue designado diputado foral en Bizkaia.

Como la izquierda abertzale, el PP ha cambiado dos veces de líder en el Parlamento Vasco. Primero se marchó a México Antonio Basagoiti por motivos personales y después dimitió Arantza Quiroga por su polémica propuesta de ponencia de víctimas. También Javier Maroto, cuando fue incorporado al equipo de Mariano Rajoy, abandonó la Cámara, aunque se mantiene como concejal en Vitoria.

En el PP se ha producido un hecho insólito en las más de tres décadas de parlamentarismo vasco. Hasta cuatro personas han ocupado un mismo escaño, el que los ciudadanos dieron a Basagoiti en 2012. Tras su salida llegó Juana Iturmendi, que a los pocos meses entregó el acta a Javier Ruiz. Éste llegó a acreditarse pero no ejerció y finalmente la plaza del que fuera candidato en las autonómicas la ha ocupado Cristina Ruiz.

Los 26 cambios totales de la legislatura es una cifra elevada. Sin embargo, no está alejada de lo ocurrido en otras legislaturas. En la anterior (2009-2012) se produjeron 23 sustituciones y antes (2005-2009 y 2001-2005) 22 y 28, respectivamente. Fue en la tercera legislatura, en un escenario convulso por la escisión del PNV y la creación de EA, cuando menos se pareció la fotografía final del Parlamento con la elección ciudadana (30 cambios).

Justo el anterior mandato, el segundo de la democracia, fue el que menos novedades tuvo, apenas nueve, si bien 11 miembros del PNV se convirtieron en representantes de la nueva EA. Es cierto que la primera legislatura no tuvo tantos movimientos como otras más modernas (fueron 21) pero teniendo en cuenta que hubo 60 escaños y no 75, la proporción fue mucho mayor.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha