eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Albert Rivera defendió en 2014 la existencia de corrientes internas para combatir "el pensamiento único" en los partidos

Rivera defendió en 2014 dentro del Movimiento Ciudadano que era "necesario permitir en los partidos el surgimiento de las corrientes ideológicas distintas y divergentes"

La plataforma crítica #TransCsParencia califica de "auténtico golpe de Estado" los cambios estatutarios que "traicionan los principios fundacionales"

Este colectivo acusa al líder de "competencia desleal" frente a sus posibles rivales al poder utilizar los medios de partido para  promocionar su candidatura

25 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rivera rechaza una relación bilateral entre Gobierno y Generalitat

Los críticos de Ciudadanos acusan a Rivera de competencia desleal EFE

Albert Rivera defendió hace apenas dos años como algo muy sano y democrático que hubiera corrientes críticas dentro de los partidos. En el apartado 1.3 de un documento denominado "Reforma de los Partidos Políticos", impulsado por el Movimiento Ciudadano, que sirvió como plataforma de ideas al partido naranja, se especificaba: "Es necesario permitir el surgimiento de las corrientes ideológicas distintas y divergentes dentro del seno de los partidos que revitalicen el debate democrático y que enriquezcan éste con nuevos argumentos, abandonando de este modo los partidos de discurso y pensamientos único".

Ese documento, publicado de la web del Movimiento Ciudadano, fue presentado en el Teatro Goya de Madrid en diciembre de 2014, en un acto que sus impulsores -entre ellos el propio Rivera- bautizaron como "La Conjura del Goya. El  grupo pretendía ser una "tercera vía" al bipartidismo del PP y PSOE, y trabajaban con la vista puesta en las elecciones municipales y autonómicas que se avecinaban en 2015.

Ahora, Rivera y la dirección de Ciudadanos no quieren voces discrepantes dentro del partido.  Según los nuevos Estatutos que ha debatido y aprobado este sábado el Consejo General, en adelante será motivo de infracción disciplinaria "muy grave" con posible resultado de "expulsión", además de "las manifestaciones que menoscaben el buen nombre del partido", "la creación o participación en corrientes de opinión que sean contrarias a los intereses del Partido en su conjunto".

Si la IV Asamblea General, que se celebra entre el 4 y el 5 de febrero, no lo enmienda y da luz verde a las nuevas reglas, los miembros de #TransCsparencia, la única plataforma crítica que existe por el momento en Ciudadanos, cercana a lo que puede considerarse una corriente interna, podrían encontrarse en serios apuros.

Así lo dicen los nuevos Estatutos, en los que se ha endurecido el régimen disciplinario, pese a que los dirigentes de Ciudadanos lo niegan.

Estos cambios han sido de inmediato contestados por este colectivo crítico, que asegura estar formado por cerca de medio millar de militantes –entre los que hay cargos públicos–, que los califica de "auténtico golpe de Estado". "Los afiliados de Ciudadanos no nos merecemos una dirección que nos engañe y España necesita políticos que no nos mientan", afirman.

La decisión de qué se consideran "manifestaciones que menoscaben el buen nombre del partido" queda a criterio del órgano disciplinario cuyos miembros pueden determinar e interpretar qué comentarios o manifestaciones son motivo de expulsión o de otra sanción.

Las faltas "muy graves" pueden ser sancionadas también con "la "suspensión de la condición de afiliado de dos hasta cuatro años"; "la pérdida del cargo orgánico que estuviera desempeñando"; o con "la inhabilitación para cargo orgánico del partido por el plazo de dos hasta cuatro años".

En la ponencia sobre Estatutos se mantienen igual varios puntos del régimen disciplinario, pero se especifican otros que serán considerados faltas muy grave: "la realización de declaraciones y manifestaciones públicas en nombre del Partido que comprometan políticamente al mismo sin contar con la autorización que reglamentariamente corresponda".

Igualmente, se consideran "causas de pérdida automática de la afiliación y por tanto, de extinción completa de la condición de afiliado", "la manifestación pública de discrepancia grave con la ideología, principios, o fines del Partido, realizada durante actos de propaganda, reuniones públicas o a través de cualquier medio de comunicación que garantice la publicidad del hecho" .

Todo este abanico de posibilidades puede conllevar la apertura de un expediente disciplinario y a la expulsión del partido, una práctica que ha estado al orden del día en Ciudadanos, según las denuncias que ha ido acumulado la Comisión de Garantías.

Los discrepantes se la juegan

Los integrantes de la plataforma interna #TransCsparencia llevan quejándose de que desde que surgieron no se les ha dado visibilidad en la web del partido y la dirección les ignora. Ahora creen que con esta reforma de los Estatutos están dando una vuelta de tuerca más para acallar al discrepante.

Ante esa situación, los miembros de #TransCsparencia han decidido empezar a aparecer en los medios de comunicación para expresar sus quejas y alertar de la "falta de transparencia" con la que actúa Ciudadanos, cuestionando las reglas de juego por las que se va a regir el próximo cónclave. 

Lo primero que ponen en duda es la limpieza de las primarias por medio del voto telemático, el sistema decidido por la dirección del partido para elegir al nuevo líder y a su Ejecutiva, un proceso en el que por primera vez participará toda la militancia. La votación y el recuento de votos se realizará antes de la propia Asamblea, a finales de enero, de modo que se llegará al cónclave sabiendo ya quién es el nuevo líder y su equipo.

La empresa a la que Ciudadanos ha encargado ese trabajo se llama Monomio SL, a cuyo frente, como administrador único, figura Raúl Guillem Alles, experto en relaciones públicas y comunicación. Pero existe poca información sobre ella, tan solo que fue creada el 1 de octubre de 2014 y que dispone de un capital de 3.000 euros. No facilita teléfono aunque sí una dirección de un local de Barcelona.

En Ciudadanos afirman, por el contrario, que ese sistema es el más seguro y transparente y explican que se utiliza para facilitar a todos los afiliados su participación en las primarias ya que hay lugares en donde no cuentan con sedes a donde acudir a votar en urna. Señalan, además, que el proceso es supervisado por la Fabrica Nacional de Moneda y Timbre a través de CERES, Proveedor de Servicios de Certificación.

Los críticos replican que eso hasta ahora no ha ocurrido. "Es falso de toda falsedad", dicen, e insisten en que no hay manera de comprobar la limpieza de las primarias por voto telemático. Eldiario.es ha intentado recabar la opinión de los responsables de CERES, sin obtener respuesta.

Como colofón a esas quejas también ponen en duda los datos del censo, que el partido cifra en más de 30.500 afiliados. "No existe un censo auditado", afirman en la plataforma crítica.

Rivera y las "ventajas" de su campaña

#TransCsparencia también denuncia la "competencia desleal" que creen que está demostrando Rivera de cara al cónclave, cuya candidatura para liderar nuevamente el partido la anunció oficialmente él personalmente el pasado 7 de noviembre, en una rueda de prensa al finalizar una reunión con la Ejecutiva.

Sus posibles rivales en el proceso, sin embargo, tendrán que esperar hasta el 23 y el 24 de enero para poder registrar sus candidaturas en el área de afiliados de la web de Ciudadanos, que no es de uso público. Desde ese momento solo dispondrán de unos días para publicitarse ya que las votaciones se efectuarán entre el 26 y 27 de ese mismo mes de enero.

"Tres meses de campaña frente a tres días escasos que van a tener sus hipotéticos oponentes", denuncia Antonio Álvarez, coportavoz de #TransCsparencia.

En definitiva, afirman que Rivera juega con una enorme ventaja en las primarias. "Cuenta con el apoyo de todo el aparato y utiliza todos los medios y los recursos económicos del partido para promocionar su candidatura".

Como ejemplo ponen el reciente viaje de Rivera de dos días a Valencia. El motivo oficial de su presencia allí ha sido reunirse con empresarios y con artistas falleros pero el líder naranja incluyó también encuentros con los afiliados. "Pura campaña, vamos, en una comunidad que se ha convertido para Rivera en un polvorín ", resume el coportavoz de este colectivo.

En #TransCsparencia creen que ese viaje, el primero de una 'gira' que ya ha anunciado el líder de Ciudadanos por varias comunidades autónomas antes de la IV Asamblea,  solo busca "congratularse con una militancia cada día más descontenta".

Precisamente, ese 'polvorín' de Valencia ha vuelto a agitarse tras ese viaje del que fue marginado el sector crítico. En el partido, además, sigue muy viva la decisión de la eurodiputada valenciana Carolina Punset de abandonar su cargo en la Ejecutiva nacional y amagar con presentar una candidatura alternativa a la de Rivera. De momento, Punset no ha desvelado si dará ese paso que ha condicionado a que haya "limpieza" en el proceso.

Desde luego, en los nuevos Estatutos no se recoge ni una sola de las demandas de la valenciana, como ampliar las primarias a los cargos orgánicos de los Comités Territoriales o que las listas al Comité Ejecutivo sean abiertas y desbloqueadas, como lo son las del resto de los órganos de dirección.

El Consejo General

Pero los críticos de #TransCsparencia acusan también a la Ejecutiva de Rivera de opacidad sobre las reuniones que ha mantenido hasta ahora el Consejo General, máximo órgano del partido entre congresos, formado por 70 miembros y que también va a sufrir cambios.

Según los nuevos Estatutos será ampliado y lo formarán los 40 miembros de la Ejecutiva que gane las primarias (en la actualidad está formada por 20 miembros);  los 19 portavoces autonómicos, más otros 125 miembros elegidos por los compromisarios en la Asamblea General. Como requisito se les exige tener una militancia mínima de 18 meses en el partido.

Las quejas que han estado estos meses trasladando al partido sobre el Consejo General han sido diversas. Para empezar, que en apartado de afiliados de la web solo se da a conocer quienes forman parte de la Mesa de este órgano -un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario Primero y un Secretario Segundo-  y no la composición completa. Los únicos nombres que facilita Ciudadanos a eldiario.es son los de Manuel García Bofill, David  David Heredia y Magí Alguero, el resto afirman que no "datos públicos".

El Consejo General es donde se toman las decisiones más importantes que afectan internamente al partido y el que el pasado 19 de noviembre se reunió para aprobar el reglamento precongresual. "¿Por qué no se facilitan las actas de esas reuniones?", se queja el coportavoz de #TransCsparencia.

También será el órgano encargado de dar el visto bueno a las enmiendas aprobadas previamente por las agrupaciones a las tres ponencias marco: Estatutos, Estrategia e Ideario.

Novedades en las ponencias

Otra de las  novedad de los cambios en la ponencia de Estatutos es que, según el artículo 26, habrá un 'núcleo duro' dentro de la propia Ejecutiva: el Comité Permanente, que tendrá amplios poderes y estará compuesto por el presidente y el secretario general del partido y hasta 15 miembros más nombrados por el propio Presidente de entre los integrantes del Comité Ejecutivo .

Entre las novedades de las demás ponencias -Estrategia y Valores- cabe destacar que Ciudadanos ha decidido  suprimir de su ideario que es un partido "socialdemócrata" y se limita a definirse como "un partido constitucionalista, liberal, demócrata y progresista".

Ciudadanos apuesta asimismo por abrir la puerta a entrar en gobiernos autonómico de cara al 2019 para poder consolidarse y que se les visualice como un partido con vocación de Gobierno. "Un partido que ha cubierto un ciclo electoral exitoso y que se tiene preparar para asumir responsabilidades de gobierno a partir de 2019 tanto a nivel municipal, autonómico y nacional", afirman.

El resumen que hace los críticos de #TransCsparencia es que "todo irá 'precocinado' a la IV Asamblea General" dado que las enmiendas que aporten ahora los militantes en las agrupaciones deberán pasar el filtro de sus respectivas direcciones.

"Este congreso es un paripé. Será solo una pasarela de caras", concluye el coportavoz de la corriente.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha