eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los grupos del Congreso y del Senado se reparten 16 millones de euros al año para sus gastos

La mayor parte de esos 16 millones largos van a parar al PP y al PSOE entre subvenciones fijas y variables  al ser los grupos mayoritarios

En el Congreso, el artículo 28 del Reglamento les exige llevar una contabilidad específica de las subvenciones, que deben poner a disposición de la Mesa "siempre que ésta lo pida”, aunque eso no ha ocurrido nunca

Solo las subvenciones fijas, de mucha menor cuantía que las variables, están bajo el control del Tribunal de Cuentas

- PUBLICIDAD -
El Congreso debate el martes reforzar su control sobre las políticas de la UE

Los grupos del Congreso reciben 9 millones en subvenciones al año

Los grupos parlamentarios del Congreso y del Senado cuentan anualmente con 16.185.705 euros para su funcionamiento aunque las partidas destinadas a sufragar sus gastos han sido nuevamente congeladas, al igual que ha ocurrido con los sueldos. Estas ayudas corren a cargo de los Presupuestos de las Cámaras.

Estas partidas se denominan "subvenciones" y están divididas en unas cantidades fijas mensuales, iguales para cada grupo, y otras variables que reciben también mensualmente en razón al numero de parlamentarios.

Toda esta información se puede consultar en las respectivas páginas web del Congreso, en el apartado de “régimen económico y protección social” de los diputados. Y también en la del Senado porque las dos detallan las cuantías y explican el régimen jurídico en las que se basan.

En el caso del Congreso, la subvención fija es idéntica para todos, 28.597,08 euros mensuales, lo que anualmente supone 343.164, 96 euros para cada grupo. Dado que hay 7 grupos parlamentarios, esta subvención fija casi alcanza los dos millones y medio de euros anuales -exactamente 2.402.154,72 euros-.

El Grupo Mixto, al estar formado en esta legislatura por numerosas formaciones políticas, debe repartirse las subvenciones  entre sus 18 integrantes: BNG, Coalición Canaria, Amaiur, Geroa Bai, UPN, Equo-Compromís y Foro Asturias y ERC.

Los gastos de estas partidas fijas deben ser justificados ante el Tribunal de Cuentas, organismo que depende de las Cortes Generales.

Mayores ingresos por "subvención variable"

Pero por lo que más ingresan los grupos es por la "subvención variable", estipulada en el Congreso en 1.645,49 euros mensuales por cada diputado. Estas cantidades -las más cuantiosas ya que rondan los 7 millones de euros- no están bajo el control específico del Tribunal de Cuentas, según ha confirmado a eldiario.es un portavoz de la institución fiscalizadora, sino que "se rigen por las propias normas" de los partidos.

Multiplicando esta cifra por los diputados que tiene cada grupo en el Congreso, el resultado es el siguiente:

Esto supone exactamente 6.911.058 euros anuales, de los cuales cerca de seis millones (5.825.034,6) se los reparten el Grupo Popular y el Grupo Socialista, mientras el millón y pico restante se lo distribuyen los demás grupos minoritarios de la Cámara. 

Si se suma la subvención fija y la variable que reciben anualmente los siete grupos parlamentarios del Congreso, la cantidad resultante se acerca a los 9 millones y medio de euros (9.313.212,72 euros anuales), de los cuales, nuevamente hay que señalar que socialistas y conservadores son los que salen más favorecidos (6.511.364.52 euros) al tener muchos más diputados y, por tanto, más gastos.

Hay que dejar claro que este dinero no lo perciben los diputados ni los senadores, sino que lo administran las direcciones de cada grupo parlamentario. ¿En qué gastan estas partidas económicas los grupos? La respuesta que ofrecen a eldiario.es fuentes del Congreso es que ese dinero se emplea para material de oficina; comidas protocolarias; contratación de asesores; personal de los gabinetes de prensa; secretarias o para otros gastos que les genera la elaboración de las iniciativas parlamentarias. "Son ayudas económicas proporcionales y equilibradas en relación a la dimensión de cada grupo, para que puedan trabajar con autonomía", aseguran en la Cámara. La respuesta vale también para el Senado.

Además, los grupos cuentan con asistentes, personal que también ayuda a desarrollar el trabajo a sus señorías. Sus sueldos -que en las web no se especifican- corren también a cargo de los presupuestos de las Cortes. El Gabinete de la Presidencia del Congreso está compuesta por ocho personas. Los miembros de la Mesa (Vicepresidentes y Secretarios) disponen de dos personas cada uno para esta tarea. Los Presidentes de Comisión cuentan con un asistente para cada uno de ellos.

Además, hay 205 asistentes para el resto de los diputados: 91 para el PP; 73 para el PSOE; 11 para CiU; 9 para la Izquierda Plural; 4 para UPyD; 4 para el PNV y otros 13 para el Grupo Mixto, segun detalla la web del Congreso. La proporción es similar en el Senado.

Las Cámaras también se hacen cargo de dotar a todos los parlamentarios de un iPad, así como de teléfonos móviles. Los diputados y senadores ‘rasos’ cuentan asimismo con una tarjeta monedero con tres mil euros anuales para taxis -los que ocupan cargos en órganos de las Cámaras pueden disponer de coches oficiales- y los desplazamientos en avión o tren también los abona la Cámara. Los parlamentarios no tienen que justificar estos desplazamientos porque se supone que "son de trabajo".

Precisamente, para evitar la opacidad y la falta de transparencia que hasta ahora hay en cuanto a las actividades de sus señorías, la ponencia de reforma del Reglamento del Congreso está estudiando, a propuesta de  varios grupos, que todos tengan la obligación de hacer públicas sus agendas con las actividades, viajes y actos que tengan previstos realizar a diario. La regulación de los lobbies, que también estudia la ponencia, abre la puerta a que los diputados deban dar cuenta de con quiénes se reúnen y por qué.

¿Justificar los gastos de bolígrafos?

Sin embargo, lo que ningún grupo ha planteado por ahora es que haya absoluta transparencia sobre los gastos internos y el destino del dinero público que reciben. El citado artículo 28 del Reglamento del Congreso les exige llevar una contabilidad específica de las subvenciones, que deben poner a disposición de la Mesa "siempre que ésta lo pida”. Pero eso no ha ocurrido nunca, según reconocen distintas fuentes de varios grupos parlamentarios. "¿Vamos a presentar las facturas de unos cuantos bolígrafos?", responde a eldiario.es un diputado del PSOE con una importante responsabilidad en el Congreso. No obstante, aseguran que si llegara el caso de que la Mesa les exigiera justificar ese dinero, "lo haríamos sin problemas".

Las fuentes consultadas por este diario insisten en que estas ayudas que provienen de los presupuestos de las Cámaras "puede parecer exageradas" pero "son ridículas" comparadas con las de otros parlamentos europeos. "Al final del año no nos sobra dinero porque son muchos los gastos", sostienen. Pero si alguna vez eso ocurre, lo sobrante no se devuelve, se queda en la caja de los partidos.

Al margen de estas subvenciones a las que tienen derecho sus respectivos grupos, tanto los parlamentario del Congreso como los del Senado cuentan con un complemento económico, exento de tributación, para "afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara" -léase comidas, cenas, acudir a actos o para pernoctar en Madrid los que viven en provincias-. Los de circunscripciones distintas a Madrid perciben un complemento de 1.823,86 euros mensuales y los electos por Madrid 870,56 euros al mes que suman a su sueldo 'base', que es de 2.813,87. Ninguno de ellos debe justificar qué hace con ese "complemento" económico. Tampoco puede renunciar a él, así que los que consideran que no deben percibirlo por tener vivienda en Madrid, lo 'donan' al partido o a organizaciones sociales. 

Así funciona el Senado

En el Senado también existen subvenciones para los grupos parlamentarios. Fuentes de la Cámara indican que a los grupos de la Cámara Alta tampoco se les exige rendir cuentas sobre estas ayudas públicas puesto que es el Tribunal de Cuentas el que los fiscaliza, al igual que hace con las cuentas de los partidos políticos.

El artículo 34 del Reglamento del Senado es el que dispone que “el Senado facilitará a los Grupos Parlamentarios una subvención cuya cuantía se fijará en función del número de sus componentes y, además, un complemento fijo igual para todos.”

Según aclara en la propia página web de la Cámara Alta, la Mesa “en su reunión de 19 de septiembre de 2006, acordó la creación, a partir del 1 de enero de 2007, de una subvención finalista para el asesoramiento de los Grupos Parlamentarios sobre la base de una cifra fija para cada Grupo Parlamentario y otra variable en función del número de Senadores que integra cada uno de ellos. Esta subvención no se aplica al Grupo Parlamentario Mixto”.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha