eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Dirigentes del PSOE buscan una candidatura de concentración en torno a Susana Díaz y Patxi López

Barones socialistas, como Guillermo Fernández Vara, quieren llegar a la batalla por el liderazgo con un candidato único que "sume a las partes"

58 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El libro del hijo de Fernández Vara reúne en Madrid a Iceta y Susana Díaz

Susana Díaz, Guillermo Fernández Vara y Patxi López en una imagen de archivo.

Evitar un choque de trenes. Es una de las reflexiones que más repiten los dirigentes socialistas en los últimos tiempos, una vez superada la convulsión que vivió el PSOE en octubre, cuando la tensión se disparó hasta la dimisión de Pedro Sánchez. Los dos principales sectores del sector buscan la fórmula para evitar el enfrentamiento total entre el exsecretario general y la presidenta andaluza. Las opciones son variadas, y se ha llegado a plantear la bicefalia como modelo, pero dos de ellas tienen en Patxi López su principal objetivo. 

Una vez superada la etapa de máxima confrontación y calmadas las aguas con la estrategia de la gestora de dilatar la convocatoria del congreso, las piezas van encajando y las posiciones desenconándose. Entre los dirigentes que apoyan sin gran entusiasmo a Díaz como opción para liderar el partido –no quieren un nuevo "experimento" y optan por alguien con experiencia en gestión–, hay movimientos para que el exlehendakari se sume al proyecto que encabece la presidenta andaluza. 

"Hay gente trabajando por una candidatura de concentración que consiga el apoyo de un 60% o 70%", expresa un parlamentario, que explica que eso supone que hay "dirigentes que están hablando y acordando".

"Están hablando con mucha gente para ver cuál debe ser una oferta con una base amplia de apoyo y en base a eso apoyar a un candidato", argumenta este dirigente, que reconoce que el principal objetivo es aglutinar a Díaz y López en un mismo barco. "Ya se verá después quién es el candidato", señala.

Liderazgo compartido

De ahí que el pasado viernes, en un desayuno informativo, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, dijera que no sabía si Díaz había decidido presentarse y que, en cualquier caso, no lo hará sola, sino que debería hacerlo de forma compartida. Page ya dejó claro en noviembre que habría que tener en cuenta tanto a la presidenta andaluza como al exlehendakari para liderar el PSOE. 

La presidenta andaluza da todas las señales de que no pretende dejar pasar esta vez el tren hacia Madrid. Algunos socialistas consideran que López, que se ha desmarcado de Sánchez –a quien se mantuvo fiel–, está dejándose querer para aumentar su capacidad de negociación de cara al próximo congreso y ganarse, por ejemplo, la portavocía en el Congreso, que quedaría huérfana si la ganadora es Díaz.

Ha habido algunos contactos discretos en las últimas fechas para tender puentes. El interlocutor de algunos de ellos ha sido Rodolfo Ares, hombre de la máxima confianza de López. Destacados dirigentes socialistas reconocen la importancia de que Díaz se gane a López, pero admiten que la conversación entre ambos debe retrasarse para que se vaya preparando el terreno. "Susana Díaz tiene que arroparse y tiene sumar. Le vendría bien ir sumando, pero hasta que no tome una decisión es muy difícil hacerlo", dicen en la vieja guardia. 

Lista unitaria

Guillermo Fernández Vara ha sido el presidente socialista que más claro ha hablado de la posibilidad de una candidatura única para el próximo congreso. En una entrevista en ABC, defendió la capacidad del PSOE para "generar poliliderazgos" y se mostró dispuesto a trabajar por evitar "el choque de trenes".

Fuentes próximas al presidente extremeño admiten que deben intentar que "haya una candidatura única suma de las partes", es decir, que incluya a dirigentes que estaban del lado de Sánchez.

"Patxi López representa al pedrismo racional frente a un pequeño grupo insignificante y que sigue agarrado a la bandera del pedrismo más primario", reflexiona un diputado en referencia al grupo de diputados que han apoyado a Sánchez en sus reapariciones. El exlehendakari no ha participado en ellas. 

Cada vez más, los dirigentes ubicados en el sector de Sánchez reconocen que tienen que pensar en un plan B, que no es la mejor opción para hacerse de nuevo con el control del PSOE porque su traumática salida le impide gestionar un partido con poderes territoriales enfrentados, como el propio Sánchez reconoció públicamente. En esas coordenadas están César Luena o el socialismo vasco, como máximos referentes, pero también cargos intermedios que admiten estar a favor de una tercera vía. 

Y es en esa tercera vía en la que sitúan a López. La secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, no descartó que el exlehendakari dé un paso al frente. En un desayuno informativo, aseguró que "todavía es pronto" para saber si puede presentarse a liderar el partido. El secretario general del PSE en Vizcaya fue uno de los principales dirigentes en apostar por un candidato "de consenso" y aseguró que López podría ser uno de ellos.

En el sector alineado con Sánchez hasta su caída aseguran que López estará en su mismo barco y que no se pasará al de Díaz. El exsecretario general se lo dijo a un grupo de periodistas en su primer acto público tras su dimisión.  

Sin embargo, destacados dirigentes descartan que López plante cara a Díaz. "No es un hombre de batallas, no le veo", dice un veterano dirigente, que reconoce que a la presidenta andaluza le interesa que Sánchez "siga ahí": "Mientras esté Pedro, no hay tercera vía". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha