eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España raciona la vacuna de hepatitis A ante el brote que afecta a Europa y la escasez de dosis

La falta de abastecimiento obliga a priorizar a personas en contacto con infectados o profesionales con peligro de contraer el virus y dejar fuera a viajeros o la dosis de recuerdo

El brote en la Unión Europea afecta sobre todo a varones que tienen sexo con varones y en España los casos se han multiplicado por ocho en 2017

- PUBLICIDAD -
Fabricación de vacunas.

Varios países de la UE han informado de escasez de vacunas para la hepatitis A.

España y la Unión Europea están inmersas en un brote de hepatitis A de amplia expansión. Los casos se han multiplicado por ocho en lo que va de año según el Instituto Carlos III. Mientras, la vacuna específica, la principal medida de prevención ante estos episodios, escasea y debe ser racionada.

La falta de sueros hace que, en medio de este repunte de la infección, los servicios de salud en España no puedan hacer frente a las necesidades de vacuna contra el virus. No hay suficientes dosis para todos los grupos a los que se indica su uso. En cada comunidad autónoma deben priorizar.

Así, en la Comunidad de Madrid, el Centro de Vacunación Internacional ha denegado la vacuna a viajeros. "Nos han recomendado que vayamos sistemáticamente al médico y que cuidemos lo que comemos", explica una de las afectadas.

En Galicia, la Xunta ha decidido suprimir la dosis de recuerdo diseñada para que la inmunidad se prolongue durante años. El Servicio Gallego de Salud ha indicado que se administre la vacuna a "grupos de riesgo prioritarios". La misma medida sobre la segunda dosis ha sido adoptada por la Generalitat de Cataluña. El verano pasado, la demanda de personas que viajaban a zonas con hepatitis A endémica también puso en evidencia los fallos de suministro, pero de manera menos aguda. 

El Ministerio de Sanidad ha distribuido unas 100.000 dosis extras entre las comunidades autónomas para racionarlas según los grupos de riesgo entre los que destacan las personas en contacto con infectados, enfermos hepáticos crónicos que esperan transplante o profesionales con probabilidad de infectarse.

Esto puede dejar en segundo plano a otros grupos diana a los que se recomienda vacunarse como el de los viajeros que van a zonas donde el virus está más activo o el de varones que tiene relaciones sexuales con hombres.

La enfermedad está considerada como leve, incluso sin síntomas, en edades tempranas y se complica a medida que se cumplen años. Produce ictericia, náuseas, fatiga, falta de apetito... No cronifica y se recupera totalmente con el tiempo. Su contagio más habitual es por la ingesta de alimentos contaminados al tratarse la vía fecal-oral la más común. 

Sin embargo, los datos epidemiológicos muestran que una buena parte de los casos registrados son de adultos varones que mantienen relaciones sexuales con otros varones. En la Unión Europea, hasta 15 estados han declarado brotes, según el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC). Muchos de los nuevos infectados son "varones adultos", explican en el ECDC.

En España, el Instituto Carlos III tenía declarados 2.306 casos de hepatitis A en el recuento de 11 de junio, según su último boletín epidemiológico. Hace un año había 283, es decir, se ha multiplicado por 8 el número de casos. En la Unión Europea, al ECDC le constan 2.660 casos hasta el 15 de junio pero advierte de que a su base de datos todavía le falta actualizar los registros de España o Portugal "desde abril".

El Centro Europeo subraya la importancia de la vacunación para prevenir nuevas infecciones, especialmente entre adultos. "La transmisión puede prevenirse mediante la vacunación de varones que tienen relaciones sexuales con hombres", explican. Aunque también admiten que la escasez de producto representa un problema para interrumpir la cadena de transmisión. Aparte de España, Portugal, Austria e Italia también están afrontando problemas de suministro.

"Incremento de la demanda"

Precisamente las variedades para adultos son las que están en peor situación. De las vacunas específicas contra este virus, la comercializada por Glaxonsmithkline (GSK), Havrix 1440, está bajo "desabastecimiento temporal", según la Agencia Española del Medicamento (AEMPS). La producida por Merck, Vaqta, también está en la lista de "desabastecimiento" tanto en la presentación infantil como adulta, una situación extendida a países como EEUU y Canadá. La empresa se limita a explicar que los problemas vienen por "un incremento de la demanda" que hace que haya "un número limitado de unidades".

Además, la Agencia Española avisa de que la vacuna Twinrix, válida para la hepatitis A y B, también sufre desabastecimiento. Twinrix, como Havrix, son marcas de la empresa británica GSK que solo informa de que "la interrupción del suministro" se debe a "dificultades en la fabricación".

Vacuna contra la hepatitis A: Havrix.

Vacuna contra la hepatitis A: Havrix.

Más allá del caso concreto de estos sueros, sobre los que su fabricantes no dan más detalles, organismos como la Organización Mundial de la Salud o la Agencia Europea del Medicamento explican que cuando una vacuna concreta sufre problemas de abastecimiento en un contexto de demanda creciente, suele traducirse en una escasez en cascada que afecta a los productos análogos a los que se recurre para cubrir las necesidades.    

Con todo, el laboratorio Merck ha informado a la AEMPS de que espera solventar el problema al final de agosto. Glaxosmithkline también para finales de verano, aunque son declaraciones sujetas a revisión. Mientras, el ECDC prevé que la tendencia de contagios sea al alza porque "los estados no han contabilizado aun todos sus casos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha