eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las mareas ciudadanas intentan rearmarse saliendo a la calle

Las mareas convocan una manifestación el próximo domingo 22 de febrero en Madrid "contra el golpe de Estado político y económico"

Reclaman el fin de los recortes y la retirada de leyes como la Ley de Seguridad Ciudadana, que según los organizadores "cercenan la libertad"

La Marea Verde pide a los sindicatos de enseñanza que convoquen una huelga en todos los grados educativos el próximo 24 de marzo

- PUBLICIDAD -
Representantes de los colectivos aglutinados en Marea Ciudadana Madrid / Marta González Borraz

Representantes de los colectivos aglutinados en Marea Ciudadana Madrid / Marta González Borraz

Los movimientos sociales aglutinados en mareas ciudadanas volverán a manifestarse contra los recortes y las políticas económicas y sociales actuales. Aprovecharán una fecha señalada para salir nuevamente a la calle de forma conjunta: el aniversario del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. Se manifestarán, como han venido haciendo en los dos últimos años, también para intensificar las acciones conjuntas que se han ido diluyendo con el tiempo. En esta ocasión se movilizarán "contra el golpe de Estado político y económico", que según los organizadores se ha traducido en reformas laborales, recortes en sanidad, educación, dependencia, pobreza y exclusión social para una buena parte de la población.

"Necesitamos acabar con las políticas de terrorismo económico, político y social impuestas desde Europa a gobiernos y partidos", declara Julio Rodríguez, portavoz de Marea Ciudadana Madrid. En la manifestación, que se celebrará el próximo domingo 22 de febrero en Madrid a las 12.00, participarán colectivos como la Marea Blanca, la Marea Verde, Coca-Cola en Lucha, Trabajadores de Telemadrid, Plataforma en defensa de la cultura, ATTAC, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y Frente Cívico, entre otros; además de partidos políticos como Equo, Izquierda Unida y Podemos.

Carmen Esbri, representante de la Marea Blanca, ha denunciado que los recortes y la privatización de la sanidad, el colapso de las urgencias en muchos hospitales españoles y la gestión del caso de los enfermos de Hepatitis C son ejemplos de "un modelo que rechazamos, que prioriza el mercado sobre los servicios públicos y los derechos humanos". La PAH, por su parte, se une a las mareas ciudadanas "contra la estafa hipotecaria, por el derecho a una vivienda digna" y con el objetivo de exigir el reconocimiento de la dación en pago y frenar los desahucios.

Marea Ciudadana Madrid considera que las políticas del Gobierno del Partido Popular se orientan a la privatización de los servicios públicos. Por ello, Elena Sevillano, represesentante de Bomberos Quemados, ha denunciado la privatización de Aena y se muestra contundente: "es un expolio estatal contra una empresa pública que da beneficios".

Todos los movimientos alzarán la voz contra diferentes reivindicaciones, que se resumen en la lucha contra una situación "a la que nos ha llevado la troika y que nos conduce al empobrecimiento". Reclaman la retirada de las reformas laborales, el artículo 135 de la Constitución Española, que da prioridad al pago de la deuda, la reforma del Código Penal y la Ley de Seguridad Ciudadana, que según Leopoldo Pelayo, portavoz de Frente Cívico Somos Mayoría, "son leyes que cercenan la libertad y son las que necesita el bipartidismo para aplicar las condiciones económicas actuales".

Finalmente la movilización se iniciará en Atocha y finalizará en la Plaza de las Cortes, tras las negociaciones llevadas a cabo con la Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que ha impedido el recorrido inicial –salía de la Puerta del Sol– por la celebración de una manifestación religiosa. "Intentamos negociar con el otro grupo, pero no nos han dicho ni quiénes son", comentan los organizadores.

Las mareas pretenden que sea una manifestación multitudinaria, que se enmarca en un conjunto de movilizaciones que se celebrarán durante el mes de marzo. En este sentido, la Marea Verde ha pedido a los sindicatos de enseñanza que se convoque una huelga el próximo 24 de marzo en todos los grados educativos contra el llamado decreto 3+2, los recortes y la Lomce. "Vamos a seguir en la calle hasta que no se reviertan estas políticas", han confirmado los organizadores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha