Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La ONU advierte de que “las represalias son ilegales” a Israel e Irán
El Ayuntamiento de Marbella recalifica los terrenos de la mansión de la alcaldesa
Opinión - Cómplices de la impunidad de Israel. Por Rosa María Artal

Andalucía insta por carta a los colegios a “reflexionar sobre ETA” en plena ofensiva del PP contra Sánchez y EH Bildu

Los consejeros Antonio Sanz y Patricia del Pozo durante la reunión mantenida con la directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, el pasado 20 de enero.

Daniel Cela

35

El Gobierno andaluz de Juan Manuel Moreno, a través de su departamento de Educación, ha remitido este lunes una circular a todos los centros educativos de la comunidad “invitándoles a reflexionar sobre ETA y el reconocimiento de las víctimas del terrorismo”, con motivo del Día Escolar de la No Violencia y la Paz, que se celebra el próximo 30 de enero.

Es “la primera vez” que la Consejería de Desarrollo Educativo emite unas instrucciones proponiendo un debate en las aulas sobre ETA, 11 años después de su disolución, ha admitido esta mañana la consejera Patricia del Pozo en Canal Sur Radio, aunque estos contenidos ya se han abordado antes en diferentes asignaturas.

La Junta enmarca la circular en el desarrollo del nuevo currículum que ha entrado en vigor este curso 2023/24, que incluye menciones expresas a la Transición española en los años setenta del pasado siglo o la aprobación de la Constitución de 1978. Entre esos contenidos, también está el abordaje de “la lacra que supuso para la sociedad civil el terrorismo de ETA durante el último tercio del siglo XX y comienzos del XXI, poniendo en valor el sufrimiento de las víctimas provocadas por dicho terrorismo, como símbolos de la defensa de los valores democráticos y constitucionales”, reza la circular, a la que ha tenido acceso este periódico.

La circular remitida este mismo lunes a los colegios andaluces coincide con un contexto político muy polarizado, a las puertas de unas elecciones en Galicia bajo la sombra del debate nacional, y en plena ofensiva del PP contra las alianzas del Gobierno de Pedro Sánchez con sus socios de investidura. En especial contra los partidos independentistas catalanes y Bildu, al que los populares asimilan diariamente con la banda terrorista ETA, disuelta en octubre de 2011.

La semana pasada, el presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, sugería en una entrevista que Sánchez baraja indultar a presos de ETA condenados por delitos de sangre, extremo que negó tajantemente el Ejecutivo. Los populares mantienen una oposición muy dura contra los socialistas por su alianza con el independentismo vasco llegando, incluso, a sopesar públicamente la ilegalización de un partido político como Bildu.

Feijóo fue especialmente beligerante con el presidente Sánchez tras la moción de censura que desalojó a la alcaldesa del PP de Pamplona, para ser sustituida por un dirigente de Bildu con el apoyo de los socialistas. “Bildu es un partido que ha heredado las prácticas de ETA”, dijo entonces. PSOE y Sumar, socios de Gobierno, reprochan a PP y Vox que utilicen la memoria del terrorismo y revivir a diario las menciones a ETA para desgastar al Ejecutivo.

“ETA todavía existe”

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado en sede parlamentaria que “ETA todavía existe”, y el presidente Moreno matizó sus palabras, pero mantuvo el tono crítico de su partido: “Hay gente, no asesina, pero que mantiene los mismos objetivos que la banda terrorista. Hay gente que lo justifica todavía, desgraciada y tristemente. Tenemos que intentar acabar con eso y, sobre todo, que la sociedad nunca olvide lo que ha hecho ETA”, advirtió el dirigente andaluz.

Aunque el Día Internacional de la Paz se conmemora el 21 de septiembre, en los centros docentes de todo el mundo se celebra cada 30 de enero el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, recuerda la circular. Las escuelas andaluzas organizan proyectos y actividades complementarias y extraescolares basadas en una educación en valores y con la convivencia como eje motor.

Dentro del currículo oficial andaluz, estos contenidos y la mención expresa a ETA o a la Transición Democrática se ubican ahora en un puñado de asignaturas: Educación en Valores Cívicos y Éticos -cursada tanto en 6º de Primaria como en 2º de Secundaria- y Educación para la Convivencia Democrática I y II cursada en Bachillerato. En todas, dice la circular, “se intenta dar respuesta a la preocupación por promover una ciudadanía democrática y activa ante las desigualdades políticas, territoriales, económicas y sociales”.

La circular va acompañada de un anexo con una serie de recursos educativos para orientar a las escuelas en la planificación de los debates y actividades en todas las etapas educativas. Entre los enlaces con información de apoyo que se suministran aparecen documentos del Ministerio de Interior con informes sobre terrorismo, del Defensor del Pueblo, Save the Children, de la Fundación Villacisneros sobre víctimas del terrorismo o de la misma Asociación de Víctimas del Terrorismo, que se reunió con el Gobierno de Moreno hace justo un año.

La educación en valores y los contenidos de la historia reciente de España en el currículo de los andaluces han sido objeto de polémica desde hace años, siendo el PSOE partido de Gobierno y el PP líder en la oposición. En 2009, el Tribunal Constitucional (TC) desestimó el primero de varios recursos interpuestos por familias y por el propio PP contra el contenido de la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC).

Los populares denunciaban entonces que la asignatura era un vehículo de “adoctrinamiento” del Gobierno socialista, denunciaban sus contenidos por ser “ideológicos” y por “vulnerar la libertad ideológica y religiosa de los niños”. Aquella asignatura, que años después dejó de ser obligatoria en el currículum, ya introdujo temas de debate sobre la Guerra Civil, la Transición Española y el terrorismo de ETA y el yihadismo.

Más recientemente, en la pasada legislatura y ya con Moreno como presidente de la Junta de Andalucía, el PP pactó con Vox introducir en las aulas el llamado “pin parental”, esto es, la potestad de las familias para vetar los contenidos educativos con los que no estuvieran conforme para el aprendizaje de sus hijos. Los populares avanzaron en esa negociación mientras el primer Gobierno de Moreno, sin una mayoría sólida, dependía de los votos de la ultraderecha.

Entonces el departamento de Educación estaba gestionado por Ciudadanos y su titular, el malogrado Javier Imbroda, rechazó finalmente implantar el veto parental tal y como exigía Vox. En otras comunidades hoy gobernadas por PP y Vox, como Murcia, sí se ha puesto en práctica.

Etiquetas
stats