La portada de mañana
Acceder
Inflación y ‘efecto Feijóo’: Sánchez encara el curso más endiablado para su Gobierno
La CNMV blinda el expediente de Borrell sobre las acciones de Abengoa
Cinco aclaraciones sobre la 'bajada' de impuestos de Alemania

La Corrala Utopía suma apoyos para visibilizar el derecho a la vivienda

Una marcha ciclista, denominada 'bicifestación', dio comienzo a las jornadas del sábado.

Las familias que habitan la Corrala Utopía, en Sevilla, organizaron este sábado unas jornadas destinadas a visibilizar el apoyo social que reciben y a su vez recaudar algunos fondos que sirvan para seguir organizando movilizaciones. La mañana comenzó con una bicifestación, una caravana ciclista en la que participaron entre 40 y 50 personas que recorrió varias calles de la ciudad desde la Puerta de Jerez hasta la propia corrala, trasladando de una manera colorida su lema: “Ni gente sin casas ni casas sin gente”.

La jornada festiva, que contó con el apoyo de varios cantantes y artistas de la ciudad, como Emiliano Domínguez 'Zapata', Manuel Céspedes, The Heredians o KilldaCane, transcurrió con normalidad hasta bien entrada la tarde. Esta iniciativa, que se había programado dos semanas atrás pero tuvo que ser pospuesta por la previsión meteorológica, se suma a la realizada el fin de semana anterior, cuando tuvo lugar las segundas Jornadas Andaluzas de Vivienda en la que participarán algunos de los colectivos y organizaciones que en Andalucía han surgido para frenar los desahucios, como el 15M Vivienda, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca o el colectivo de juristas 17 de marzo. Con este encuentro, los colectivos participantes pretenden crear formalmente un Movimiento Andaluz por el Derecho a la Vivienda.

La presencia policial durante la jornada fue discreta. Algunos agentes del Cuerpo Nacional de Policía se acercaron a identificar a un grupo de grafiteros (en la imagen) que estaban realizando un mural en una de las fachadas del edificio.

Para Juanjo García, vecino y miembro del movimiento que apoya activamente a la corrala desde su fundación, “el día ha servido para visibilizar un poco más un movimiento que va creciendo y este crecimiento tiene un valor muy importante porque va aglutinando a gente que procede de espectros sociales e ideológicos diversos”. En su opinión, “la reivindicación por la vivienda digna está protagonizada por gente que no procede de los movimientos sociales clásicos; tampoco somos la ultra-izquierda del gueto, si no personas que pasan de estar afectados por una situación concreta a convertirse en activistas que luchan por sus derechos”. Esa es, en su opinión, una de las principales “fuerzas” de este movimiento. Además, califica de “amplio y diverso” el apoyo social recibido, que ha hecho florecer una “corriente de opinión muy potente sobre el problema de la vivienda”.

Muestras solidarias

Las familias que viven en la Corrala Utopía ya han subrayado que no cesarán en sus movilizaciones y que continuarán recabando muestras de apoyo como han hecho hasta ahora. En los 17 meses que lleva el edifico habitado han recibido muestras de simpatía y apoyo de colectivos, partidos o asociaciones de diversa índole y de distintas parte del mundo. Partidos y sindicatos como Izquierda Unida, Izquierda Anticapitalista, Equo, Comisiones Obreras de Sevilla o el Sindicato Andaluz de Trabajadores han manifestado explícitamente su apoyo en más de una ocasión. En este sentido, Juanjo recuerda asimismo la visita a la Corrala realizada por María Bolaris, diputada nacional griega de la coalición Syriza, la segunda fuerza política más votada en los últimas elecciones generales y el principal partido de la oposición en Grecia. Según fuentes de la Corrala, algunos otras muestras de calado político no han podido materializarse. Por ejemplo, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, planeó una visita a la Corrala cuando estuvo en Sevilla para dar una charla en la Universidad Pablo de Olavide, coincidiendo con la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada en Cádiz. La visita no se realizó.

Asociaciones como la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, la Federación Andaluza de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA), y especialmente algunas relacionadas con vivienda o urbanismo se han mostrada interesadas por la situación de estas familias, como Ingenieria Sin Fronteras, Attac Andalucia, Universidad y Compromiso social, Arquitectura y Compromiso Social o la Federación de Arquitectura Social. Desde el ámbito universitario colectivos como el Grupo de investigación ADICI de la Universidad de Sevilla, Laboratorio de Geografía Prof. Eulogio Parrilla Alcalá de Universidad Pablo de Olavide, la revista ‘Hábitat y Sociedad’ de la Universidad de Sevilla o el Área de conocimiento de Análisis Geográfico Regional de las Universidades de Sevilla y Pablo de Olavide, también rubricaron un manifiesto de apoyo para expresar su solidaridad. Asociaciones de índole vecinal como Sevilla Plural, la Asociación de Vecinos San Diego o la Asociación de Vecinos La Revuelta, también lo han hecho. Asimismo, esta sensibilidad se extiende a colectivos de índole diversa, desde la Hermandad Obrera de Acción Católica de Sevilla hasta Setas Feministas.

Por último, en estos 17 meses, se han dado muestras de apoyo mutuo entre otros movimientos relacionados con la okupación fuera de España. “Por ejemplo, la presencia de pancartas de apoyo a la corrala en manifestaciones por la vivienda digna de Hamburgo o el nacimiento de una corrala en la ciudad de Florencia, Italia, que ha replicado la filosofía y el discurso de la Utopía”, subrayan. La recogida de firmas online realizada través de change.org ha superado ya las 34.000 adhesiones.

La situación actual de las familias es compleja. El proceso se encuentra en el mismo punto que hace un año, después de que Ibercaja no retirara la petición de desalojo y la mesa planteada para la negociación con la mediación de la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz no haya fructificado ni vuelto a convocarse. La petición que realizan las familias es la misma: poder permanecer en la vivienda pagando un alquiler social acorde a sus ingresos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats