eldiario.es

9
Menú

Andalucía Andalucía

A tiempo de actuar

Admitido el fracaso de la fórmula Adelante Andalucía, cabe preguntarnos si es posible construir una verdadera confluencia

- PUBLICIDAD -
Podemos e IU pierden tres escaños y cinco puntos respecto a 2015 y no cumplen expectativas con Adelante Andalucía

Más allá del comprensible desconcierto que ha provocado la irrupción de Vox en las elecciones andaluzas, con su consecuente aluvión de artículos, análisis, opiniones, etc, a mi modo de ver se está desviando la atención de lo que realmente nos importa. Ya se sabe, según los últimos datos, que la inmensa mayoría de los apoyos de Vox provienen de antiguos simpatizantes del Partido Popular, desencantados con los niveles inauditos de corrupción y por fin con una alternativa siamesa a la que votar (cuesta encontrar las siete diferencias entre el discurso de Casado y los candidatos de Vox).

Si el votante desencantado de la peor derecha ha encontrado su alternativa, cabe preguntarnos por qué al de izquierda no le ha ocurrido algo similar. La arrogancia de los líderes de Podemos, y en este caso de manera especial la de Teresa Rodríguez, lleva meses haciendo oídos sordos a los avisos que pronosticaban la tragedia, y no es de esperar una autocrítica mínimamente seria (en eso también se parecen a sus compañeros de naufragio de IU).

El barco Adelante Andalucía, de manera sorprendente, fue construido por empeño de Rodríguez con el maderamen de la vieja política, y de nada sirve rasgarse ahora las vestiduras si no tomamos nota para el futuro. Los llamamientos de Rodríguez a vuelta de recuento electoral para recuperar el empuje del 15M suponen un insulto a la inteligencia de quienes deberíamos haber sido sus votantes naturales; quienes, de hecho, les hemos retirado la confianza porque ese 15M que invoca como fetiche manoseado es lo que lleva traicionando paso a paso en estos meses.

La lista es larga: pactos en despachos cerrados, rescate obstinado y en pie de igualdad a un partido clásico del Régimen del 78 como es Izquierda Unida (PCA, en realidad), listas negociadas, aterrizaje cunero en Málaga, peleas por colocar a los de su corriente en los puestos de salida, alianzas con los enemigos internos de sus propios enemigos internos, permisividad incluso con los imputados de su formación por uso indebido de fondos públicos, como en el caso de Málaga, un código ético a lo Carmena (ya saben, es solo una referencia) y así podríamos seguir, pero queda claro que aquello de "En Podemos decide la gente" se ha convertido en un mal chiste incapaz de hacer gracia a más de un 16% del electorado (dejemos al margen el discurso esencialista sobre Andalucía).

El 15M no se invoca, se practica. Ningún dirigente de Podemos, en Madrid ni en Andalucía, lo ha hecho, más centrados en el espectáculo circense de sus batallas internas y purgas, directamente proporcionales al número de potenciales votantes que el 2 de diciembre salieron a tomar el sol o a buscar otras papeletas. Y los resultados saltan a la vista: el "No nos representan" de las plazas se ha extendido al propio partido que decía surgir de ellas.

Actuemos

Dentro de medio año tenemos las elecciones municipales. No hace falta que nadie entone mea culpa alguno: es la hora de actuar, y aún estamos a tiempo. Admitido el fracaso de la fórmula Adelante Andalucía (esto es, una coalición al estilo tradicional, con sus  repartos de poderes decididos por arriba y dirigida con mano férrea por las cúpulas), cabe preguntarnos si es posible construir una verdadera confluencia y dejar de emporcar más ese nombre (en la confluencia convergen personas, y no organizaciones, para construir conjuntamente un proyecto sin injerencias de aparatos con intereses supramunicipales y electoralistas). Esto pasa, claro, por aceptar que, una vez que los programas de Podemos, IU y las candidaturas municipalistas son coincidentes, lo único que garantiza volver a lo que en su día se llamó la nueva política (ese espíritu del 15M que ahora invoca Rodríguez) es centrarnos en el método (horizontal y no vertical, por resumir muchísimo) y en el cumplimiento de los códigos éticos.

Málaga Ahora ha convocado para el próximo día 13 de diciembre un diálogo de todas las fuerzas con la ciudadanía, en el que explorar si realmente hay intención de transitar por esta nueva vía. Yo confío en que sí, aunque en IU y Podemos ya han rechazado esta vía propuesta por Ganemos Jerez, bien es cierto que el batacazo electoral debería hacerles replantearse el enroque en la vieja política. Hay tiempo y hay posibilidades. Está por ver si hay vocación.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha