La fiscalía archiva las denuncias por amenazas contra la ex delegada de empleo en Jaén

Sabalete en una comparecencia durante su etapa como delegada de la Junta en Jaén.

La Fiscalía de Jaén ha archivado las denuncias del Partido por la Libertad con las Manos Limpias y del PP contra la exdelegada de Empleo en Jaén, Irene Sabalete, a la que atribuyeron delitos de amenazas y tráfico de influencias por haber instado a trabajadores de la Junta a hacer "campaña electoral" en favor del PSOE para las elecciones autonómicas de 2012, según recoge un teletipo de Europa Press.

La baja de Sabalete intenta zanjar su detención en el caso de Formación sin responder al polémico audio

La baja de Sabalete intenta zanjar su detención en el caso de Formación sin responder al polémico audio

Ambos partidos apoyaban sus acusaciones en una grabación que saltó a las redes sociales el pasado 24 de abril, el mismo día en que Sabalete fue detenida por agentes de la guardia civil que la condujeron hasta Sevilla para prestar declaración ante la jueza Mercedes Alaya, por su supuesta implicación en el caso que instruye sobre el presunto fraude en la gestión de cursos de formación en Andalucía, en el marco de la Operación Barrado.

A lo largo de casi cinco minutos, la ex delegada de Empleo de la Junta en Jaén conminaba a los trabajadores a hacer campaña electoral con argumentos como "si no ganamos las elecciones, vosotros no vais a seguir trabajando en la Junta de Andalucía" o que aparquen la gestión para visitar aquellas empresas para las que han gestionado ayudas.

En el decreto de archivo, fechado el pasado 22 de abril, la Fiscalía argumenta que las situaciones descritas en las denuncias "no constituyen infracción penal alguna” ni delito de amenazas o de tráfico de influencias. En su interpretación, el delito de amenazas exige ”la posibilidad del concreto mal que se anuncia y que este mal dependa de la voluntad de quien lo anuncia”, no tanto que lo ejecute el sujeto al que se atribuye el delito como que tenga el control sobre la realización del mismo.

En ese sentido, el Ministerio Público entiende que pérdida del empleo está vinculada a la oposición del Partido Popular a la existencia de Unidades Territoriales de Empleo, Desarrollo Local y Tecnológico (UTDLTs). Así que más que amenazar a los empleados, entiende que está advirtiéndoles de las consecuencias de la victoria del PP. No obstante, meses después de la convocatoria electoral, estos consorcios desaparecieron igualmente y los empleados fueron despedidos.

Tráfico de influencias

Con relación al tráfico de influencias, la fiscalía sostiene que aunque existe “presión moral indebida” en las palabras de la delegada no tienen como finalidad obtener una “verdadera resolución”. En ese sentido apela a la definición técnica de ‘resolución’, que tiene unos límites precisos que hacen que se excluya también este delito. Presión que la fiscalía entiende que rebaja al apostillar la ex delegada “si queréis, si os comprometéis con el proyecto”. Así limita la amonestación a “los reproches que estas manifestaciones puedan merecer en otros ámbitos”.

La grabación, sumada a la detención, desencadenó que horas después de su puesta en libertad Sabalete –en la madrugada del 25 de marzo- decidiera presentar su renuncia a la lista del PSOE en las autonómicas celebradas dos días antes –iba en novena posición-, a las próximas municipales en Torredelcampo –donde iba a ocupar el quinto puesto- y a cursar baja en el partido. En la nota en la que se anunciaban estas renuncias, se aludía solo a la situación derivada de los cursos de formación, nunca al contenido de la grabación.

Etiquetas
Publicado el
27 de abril de 2015 - 20:17 h

Descubre nuestras apps

stats