Despedida de Quintero en San Juan del Puerto, localidad donde nació: “Acaso ya descansa en paz en lo alto de la colina”

Vecinos y medios de comunicación en el acceso a la capilla ardiente, en el centro que lleva su nombre.

Con poco más de 9.000 habitantes, en cada rincón de la localidad onubense de San Juan del Puerto no se hablaba de otra cosa ni se mencionaba otro nombre: Jesús Quintero, uno de sus vecinos más ilustres, ‘el loco de la colina’. El sanjunero que supo convertir los silencios en gritos y mimetizarse con el nombre de su programa de radio fue despedido en orden por sus vecinos en la capilla ardiente instalada en el centro cultural que se llama, precisamente, como él.

Una factura para Jesús Quintero

Una factura para Jesús Quintero

Poco después de las siete de la tarde de este martes se abrieron las puertas del centro cultural que inaugurase en octubre de 2001 por los entonces consejeros de Asuntos Sociales y Cultura de la Junta, Isaías Pérez Saldaña y Carmen Calvo. Ha querido el destino que aquella apertura fuese un 4 de octubre, y el mismo día, 21 años después, Quintero ha entrado en él por última vez.

Entre vecinos y caras conocidas

Los habitantes de San Juan se han ido incorporando poco a poco a una fila organizada en la calle para despedirse de Quintero. Vecinos, eso sí, con una media de edad alta, los que conocieron al ‘loco’ cuando comenzaba a despuntar en las radios y televisiones de la España de los 80. Sus rostros se han ido mezclando con caras más o menos conocidas de la crónica social y cultural. Quizás el más emocionado ha sido el torero Fran Rivera, que no ha podido contener las lágrimas ante la prensa, para asegurar que, por encima de ser un privilegio despedirse de él, “el privilegio fue conocerle en vida” y que “mientras viva, habrá un cachito de él en mí”.

El cantaor Arcángel destacaba “la vinculación que siempre ha tenido con el flamenco”, mientras que el periodista Jesús Vigorra lo definía como “alguien con un gran compromiso”, para indicar que se han dicho cosas sobre él, como que no tenía recursos económicos, “que eran un sinsentido”.

Otros personajes conocidos, caso de la diseñadora también onubense María Victoria Martín Martín (Vicky Martín Berrocal), han salido a toda prisa y sin hacer declaraciones, e incluso “protegida” para alcanzar el coche que la esperaba en la calle.

En la capilla, por supuesto, han estado las hijas del periodista, Lola y Andrea Quintero, que han indicado este martes que era un día “triste” pero “también de celebración” por “una vida maravillosa, llena de amor” y “del cariño de la sociedad”. Han querido destacar que el comunicador fue “un ser humano extraordinario” y se han mostrado “orgullosas” de su legado y de “los valores que transmite” el mismo.

Los “silencios eternos”, según Alejandro Sanz

La capilla ardiente se colocaba en una pequeña sala a la entrada del centro cultural. El féretro estaba cubierto en parte por la bandera azul y blanca de San Juan del Puerto, presidiendo la estancia una gran fotografía en blanco y negro de Quintero. A ambos lados, seis coronas de flores, como la enviada por Alejandro Sanz, con el mensaje: “Tus palabras, silencio y vida serán eternos. Gracias, Jesús”.

Aparte de las coronas de la familia, destacaba una blanquiazul en la que se podía leer: “Con cariño de los vecinos de san Juan del Puerto”. La familia taurina Manzanares también ha enviado su respeto en forma de corona.

A su llegada a la capilla ardiente, la alcaldesa de la localidad, Rocío Cárdenas, ha destacado que Quintero era “una maravilla detrás de los micrófonos” y una persona “muy especial”, por lo que “en las distancias cortas era una persona entrañable” que en San Juan del Puerto “se sentía en su casa”. 

De hecho, desde su niñez San Juan del Puerto ha sido testigo de cómo Quintero daba sus primeros pasos, primero con su sueño de ser actor hasta convertirse en uno de los grandes referentes del periodismo nacional e internacional. “Su vinculación a su ciudad natal nunca se perdió”, haciendo gala cada vez que se presentaba la oportunidad a sus raíces, así como a sus paseos por las calles de su pueblo donde “evocaba a su niñez y recordaba su colina y ese inconfundible olor a sal”, ha señalado el Ayuntamiento sanjuanero.

“Siempre apostó por tener una vida diferente. Yo quiero que entre todos defendamos ese legado, y que allí donde esté segura de que nos está viendo, allí donde pueda encontrarse, se sienta orgulloso de que su vida va a continuar”, ha dicho.

De hecho, el pasado 7 de agosto Quintero decidió que todo su archivo se quedara en su pueblo, y será en el mismo lugar donde se le ha despedido, donde funcionará la “Factoría Jesús Quintero”, que verá la luz próximamente de la mano de su familia y la localidad que lo vio nacer hace 82 años.

Este miércoles, será despedido en la intimidad, por expreso deseo de su familia, tras un funeral que tendrá lugar a las 11.00 horas. Y, como expresó el comunicado de la familia tras su muerte, “murió descansando, en paz, acaso ya en lo alto de su colina”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats