El PSOE de Ayamonte, a Podemos e IU: "Si nos apoyáis, readmitimos a los despedidos"

El alcalde de Ayamonte en funciones, Antonio Rodríguez Castillo.

Si Izquierda Unida y Podemos apoyan al alcalde de Ayamonte, Antonio Rodríguez Castillo (PSOE) para seguir en el cargo, éste readmitirá a los trabajadores que despidió en el Ayuntamiento. Tal como suena. Es una de las propuestas que ha plasmado el Partido Socialista ayamontino a Izquierda Unida y Recuperemos Ayamonte (Podemos) para captar sus votos en la investidura como alcalde de Rodríguez Castillo, que perdió las elecciones en número de votos, aunque empató a concejales (7) con el PP.

Los 3.261 votos del PP por delante de los 2.886 del PSOE han hecho que los socialistas pierdan la alcaldía –a falta de pactos- de uno de los municipios más importantes de la provincia, y la negativa inicial a acceder a pactos con el edil, sobre todo por el despido de 11 trabajadores en el Ayuntamiento y reducción de sueldo a unos 80, ha hecho que asegure, y por escrito, que readmitirá a los empleados despedidos si le apoyan para ser alcalde de nuevo.

Lo explica en un documento de cuatro páginas en el que, eso sí, no se ha incluido el logotipo del PSOE, y que ya ha sido contestado en público por el concejal electo de Izquierda Unida, Juan José Santana: “No quisiéramos utilizar esta palabra, pero nos parece ruin usar a los trabajadores como moneda de cambio”, ha señalado en rueda de prensa.

Desde IU de Ayamonte califican, además, algunas actuaciones del PSOE como inoportunas y les invita a que hagan “autocritica de su gestión al frente del consistorio” ya que ello le ha pasado al partido factura en las elecciones. “El pueblo es soberano y ha decidido castigar a la fuerza que ha gobernado Ayamonte en los últimos 30 años”, han señalado desde la asamblea ayamontina, que además ha recordado que “las políticas del PSOE en los últimos años no han sido precisamente de izquierdas”.

Por ahora no hay respuesta de Podemos, aunque la integrante de la candidatura de la Agrupación de Electores ‘Recuperemos Ayamonte’, Marychelo Pérez Carnacea, lo tiene claro: “Hasta ahora ha gobernado en Ayamonte el PSOE, que ha hecho una política de derechas, y por eso ahora quiero que gobierne a partir de ahora el PP a ver si la situación cambia”. Lo ha dicho a título personal, pero parece que, inicialmente, el uso de los trabajadores despedidos para mantenerse en la alcaldía no ha calado como positivo para los que deberían apoyarle.

Pacto para apropiarse obras como éxito conjunto

El texto, que el PSOE llama 'Documento base de trabajo', se detiene en otras propuestas cuanto menos llamativas, y apela a las “fuerzas de izquierda”, a unirse igual que “bases de Izquierda Unida, Podemos y el PSOE, están promoviendo en España un pacto de frente amplio contra el PP.

Lo acompaña, incluso, con un enlace a una noticia de un diario digital, para añadir que “Ayamonte no debe ser una excepción, a este sentir general, y a lo que está ocurriendo en toda España. El Partido Popular de Ayamonte, se ha dedicado durante estos últimos cuatro años, a “liberar” a determinadas personas, de las cuales podemos dar incluso nombres y apellidos, que se han dedicado a machacar en bares, kioscos, tiendas, consulta del médico, etc., no solo al PSOE, sino a la ideología de izquierda".

Muy llamativo resulta que el PSOE, que ha gobernado históricamente en Ayamonte, esté dispuesto a renunciar a sus méritos para que el sillón del alcalde no se toque: “A lo largo de los próximos meses serán una realidad determinados proyectos, algunos de los cuales ya se encuentran en licitación. No tenemos ningún inconveniente en compartir con el resto de formaciones políticas de izquierda estos proyectos, y que el ciudadano/a lo interprete como una gestión positiva, fruto de la eficiencia de una coalición de izquierda. Estamos convencidos de que cuando estos proyectos sean en los próximos meses una realidad, si estuviera gobernando la derecha, se van a apropiar de ellos, e incluso van a utilizarlos para denigrar la imagen de la izquierda en Ayamonte”, se expresa en otro de sus puntos.

“Tenemos más líneas que nos unen, que las que nos separan, y hay un claro abismo entre lo que proponemos las fuerzas progresistas y lo que vendría con el Partido Popular”, cita el texto, que apunta 16 propuestas concretas que el PSOE pondría sobre la mesa a IU y Podemos.

Entre ellas, está “una disminución drástica del número de concejales liberados y tenencias de alcaldía, con un ahorro en esta partidas claro y visible para el ciudadano, de al menos un 30 % con respecto a la anterior legislatura” o la “paralización del derribo de las viviendas en la carretera de Punta del Moral. Búsqueda alternativa de soluciones factibles, sin necesidad de la paralización de las obras”.

Este proyecto parecía inamovible, e incluso el alcalde siempre defendió que “me iría tranquilo de la alcaldía si la obra se hace”, pero ahora parece que se puede modificar sin expropiaciones: “la carretera estaba prevista realizarse por tramos, en una obra que durará entre 10 y 12 meses, y hasta la llegada de la primera vivienda, hay suficiente tiempo como para encontrar una solución satisfactoria para todos”.

Fuentes del comité de empresa han coincidido con IU en lamentar que los trabajadores sean “moneda de cambio” en este tema, a la vez que consideran “irónico, que el alcalde fuese el primero en aplicar la reforma laboral de Rajoy, despidiendo a los trabajadores sin indemnización, y ahora haya encontrado la fórmula para poder devolverles sus puestos de trabajo”.

Entre aquellos despedidos estaba la técnica del área de Juventud, pero entre las 16 propuestas para pedir los apoyos está ahora reactivar “la vida activa” del Consejo de Juventud. Por ahora, el PP no se ha pronunciado, pero la postura de los grupos de izquierda, de momento, le abre la puerta de la alcaldía a Alberto Fernández, gracias al 38,17 por ciento de los votos conseguidos el 24 de mayo.

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2015 - 23:00 h

Descubre nuestras apps

stats