La portada de mañana
Acceder
El ingreso mínimo solo llega a un tercio de los hogares previstos un año después
Ferraz redobla la presión sobre Susana Díaz para que dimita ya
Opinión - Meterse en un jardín, por Esther Palomera

Ángeles Muñoz y Vega del Jaque: veinte años entre el interés de Marbella y el propio

Ángeles Muñoz, en una foto de archivo

La denuncia de la Fiscalía contra Ángeles Muñoz y la apertura de unas diligencias previas por el Juzgado de Instrucción 3 de Marbella es un nuevo hito en la tortuosa historia reciente de un pedazo de terreno que vale millones. Ese terreno, unos 220.000 metros cuadrados propiedad en gran parte de Muñoz o sus sociedades, es de Benahavís o de Marbella según el documento que se elija y aquí está la cuestión: ¿modificó alguien la última versión del PGOU de Marbella subrepticiamente para pasar los terrenos a Benahavís? Si ocurrió, ¿quién lo hizo? ¿Y por qué?

El urbanismo de Marbella: la cuenta del GIL y el encargo que superó al Señor Lobo

El urbanismo de Marbella: la cuenta del GIL y el encargo que superó al Señor Lobo

Ángeles Muñoz, exalcaldesa, senadora y por tanto aforada, insiste en que la modificación a última hora del PGOU fue transparente y en que la Fiscalía no dispone de toda la documentación porque el actual ayuntamiento se la ocultó. Este jueves marbellaconfidencial.es adelantó que el Juzgado de Instrucción 3 de Marbella ha admitido la denuncia, abierto diligencias previas y consultado al Senado su condición de aforada: Ángeles Muñoz lleva años sorteando las sospechas sobre sus prácticas fiscales pero es este asunto, que le ocupa desde 1996, es el primero que provoca una investigación judicial sobre ella.

Cristina Falkenberg es abogada y una de las impulsoras de la plataforma ciudadana contra el deslinde. Lleva años denunciando el deslinde y cree que el episodio es un coletazo del gilismo. "Puro post-gilismo". Ángeles Muñoz fue la primera alcaldesa de Marbella después de la comisión gestora que tomó las riendas del municipio tras la disolución del ayuntamiento en 2006 y no sorprendió a nadie que tomase el poder prometiendo tabla rasa. "Creo que Marbella se merece personas que no quieran utilizar la política", respondió en abril de 2006. En ese momento ella era la única portavoz de los grupos municipales constituidos tras las elecciones de 2003 que no estaba en la cárcel.

Médico de profesión desde 1986, Ángeles Muñoz había sido teniente de alcalde en Benahavís desde 1995 a 1998, pero se estrelló como candidata en Marbella en 2003, cuando sólo obtuvo cuatro concejales. Cumplido el mandato de la comisión gestora logró con facilidad mayoría absoluta en 2007: de cuatro concejales en 2003 pasó a 16 cuatro años después, con casi el 50% de los votos. En 2011 encadenó otra mayoría absoluta y en 2015 se quedó a un concejal. Sólidamente sostenida primero por su cercanía a Javier Arenas, luego por sus incontestables victorias electorales, Ángeles Muñoz cabalgó la ola triunfal del PP en los municipios de la Costa del Sol hasta que la ola se deshizo y el partido perdió Mijas, Benalmádena, Torremolinos o Marbella por los pactos multi-partito.

Cercana y simpática: "Conoce muy bien la mentalidad popular: mucho chocolate con churros"

Cercana y simpática: "Conoce muy bien la mentalidad popular: mucho chocolate con churros"Quienes trataron con ella le conceden un carácter amable al trato, cercanía y una simpatía rayana, en algún episodio, con cierto cinismo. "Conoce muy bien la mentalidad popular: mucho roscón de reyes, mucho chocolate con churros, les doy unos miles de euros a esta asociación… Para eso ha sido muy hábil. No había día que no se hiciera decenas de fotos", explica Falkenberg.

En la misma línea, Antonio Flores cree que "sabe cómo ganarse a la gente. Eso le ayuda a conseguir lo que quiere". "Es ambiciosa y codiciosa. Todo el mundo puede tener ambición y no es malo, pero la codicia a costa del pueblo… Llega un momento en que tiene que parar a pensar dónde está el interés del pueblo y dónde el de su marido", continúa.

Flores es un abogado que en 2014 denunció que Ángeles Muñoz y su marido, Lars Broberg, utilizaban sociedades gibraltareñas para ocultar parte de su patrimonio. La compra ficticia de acciones de estas sociedades le habría servido, según Flores, para que su marido le traspasara parte de su inmensa fortuna sin pagar impuesto de donaciones. El abogado también denunció que suscribiendo un préstamo hipotecario sobre una vivienda en Luxemburgo había recibido un dinero oculto al fisco. "Negocios jurídicos ficticios, fraudes como la copa de un pino, prescritos penalmente pero no políticamente", sigue diciendo hoy Flores.

Muñoz interpuso una queja contra Flores ante el Colegio de Abogados, pero nunca acudió a los tribunales. La queja se archivó. Igual que un juzgado archivó también el expediente que el ayuntamiento de Marbella había abierto al hermano de Flores, arquitecto. El abogado mantiene que el procedimiento contra su hermano, "una chapuza, un expediente manipulado" para el que se utilizaron fotos de otra vivienda, fue una represalia por su posicionamiento.

PGOU anulado y Muñoz denunciada

PGOU anulado y Muñoz denunciadaA Ángeles Muñoz le bastó un discurso somero de regeneración ante la ausencia de adversario por la indefinición del PSOE en 2007. El elemento purificador que vendría a arreglar el desaguisado del GIL y sus sucesores sería el PGOU: hoy el PGOU está anulado por el Tribunal Supremo y sobre ella, denunciada por la Fiscalía, pesa más que nunca la sospecha de que pretendió utilizar el documento urbanístico para su enriquecimiento personal.

Ella, su marido y sus sociedades hubiesen resultado favorecidos de haber prosperado la alteración de lindes que lleva pretendiendo desde hace veinte años. Serían aún más ricos de lo que ya son: algunas fuentes cifran el "pelotazo" en unos 30 millones de euros. Pero el hecho de que Ángeles Muñoz sea rica y propietaria por sí misma o por mediación matrimonial de una amplia red de casas, locales y demás inmuebles es algo que se sabía desde antes de que se convirtiera en alcaldesa de Marbella, en 2007. Lo que hace la Fiscalía es dar credibilidad a las sospechas de que intentó hacerse aún más rica aprovechando su cargo de regidora.

Etiquetas
Publicado el
2 de octubre de 2016 - 23:13 h

Descubre nuestras apps

stats