La portada de mañana
Acceder
El PP se juega 35 años de poder en Castilla y León
Los pequeños ganaderos que quieren regenerar la tierra contra la crisis climática
'Las mentiras de Casado sobre la carne, el paro y el turismo', por Ignacio Escolar

Miriam Tormo, madre soltera por elección: las leyes y las políticas están hecha para las familias nucleares y eso nos penaliza directamente”

Reunión en la Alameda de Hércules de Madres Solteras por Elección

Un gran papel, tizas y rotuladores en mano, unión de risas y complicidad. La Alameda de Hércules de Sevilla fue testigo este sábado del encuentro Mi pequeña súper familia. Se trata de un cuento, elaborado y publicado por la Federación de Asociaciones de Madres Solteras (Fams), pero también de la excusa y del guiño que hacen quienes conforman este colectivo, para que los gobernantes giren su mirada y aprueben una ley estatal que les permita gozar de los mismos derechos y condiciones que una familia clásica.

Mirian Tormo es quien explica la importancia de la actividad lúdica e integradora, pero al mismo tiempo quiere despertar conciencia en la ciudadanía y en las políticas que se realizan. Ella, hace un poco más de cinco años se apoyó y buscó refugio, así como acompañamiento y asesoría, en la Asociación Madres Solteras por Elección (Mspe), que nació en 2007 con la finalidad de que personas sin pareja pudieran tener hijos y familia.

Se hizo socia y hoy forma parte de la directiva, porque ha encontrado allí la respuesta a su inquietud, pero además también puede multiplicar y respaldar a otras mujeres que se encuentran en el mismo punto que ella transitó. Lo importante es que cada mujer consiga su sueño, que se sienta acompañada en una red de apoyo y que al mismo tiempo comprenda el concepto de diversidad familiar.

“La intención de este tipo de encuentros públicos es visibilizar nuestro grupo familiar. Es un cuento, sí, pero que nos refleja en la historia cotidiana de cada una de nosotras. Vamos corriendo, tenemos las preocupaciones económicas que en nuestro caso se acentúan ya que el coste por menor está entre 400 y 600 euros mensuales dependiendo de la comunidad autónoma, y nosotras contamos con un solo sueldo, somos la única fuente de ingresos”, explica Mirian.

La actividad se hizo en paralelo en ciudades como: Madrid, Bilbao, Donosti, Murcia, Vitoria y la semana pasada en Valladolid, donde se encuentra la federación y asociaciones que representan a las familias monoparentales.

El cuento describe a estas mujeres como unas heroínas o Súper Mami, pero la realidad es que ellas prefieren que se les denomine Súper Valientes por asumir ocho horas de trabajo laboral, tener que usar -siempre que su economía se los permita-, el servicio de conciliación y seguir adelante solas.

“Los cuidados en esta sociedad hay que ponerle valor. El 43% de las familias monoparentales con mujeres está en desempleo según Adecco. Y un tercio de estas madres dicen que no llegan a final del mes. Necesitamos que en el ámbito laboral se tomen medidas de conciliación. Que haya planes de empleo y de formación, que puedan ser asumidas por estas mujeres” dice Mirian.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) a través de su Encuesta Continua de Hogares de 2018, sólo en Andalucía hay 366.200 hogares monoparentales, de los cuales 289.500 son de madres solas.

Por una legislación

Como si la decisión de ser Madre Soltera por Elección fuera algo sencillo, se le suma una contrariedad de peso mayor: no existe una normativa o ley que reconozca y garantice los derechos de la familia monoparental.

#LeydeFamiliasMonoparentalesYA y #FamiliasQueCuentan son algo más que etiquetas que mantienen en sus redes sociales y páginas web, es la petición de miles de personas, que en España sufren de discriminación, al no ser tomados en cuenta de la misma forma que las familias nucleares.

“Nos sentimos desiguales, porque depende de las comunidades autónomas en algunas se han legislado para familias monoparentales, pero hay otras que no”, ratifica Miriam.

En cuanto a Andalucía, “no tenemos una norma que nos acredite. Hace un año en 2018, el Parlamento de Andalucía aprobó por unanimidad una proposición de ley de apoyo a las familias monoparentales, en la que instaba al Gobierno a que elabore una normativa autonómica que acredite a estas familias y que en el ámbito de las competencias andaluzas, las iguale en beneficio a las familias biparentales. Estamos esperando, para ver si conseguimos tenerla”, dice con las expectativas y la ilusión que se realice, pero insiste que una Ley Estatal es lo ideal, ya que establecería un marco común. Una Ley Estatal sería importante, ya que las políticas que están diseñadas lo hacen para familias nucleares, pero se perjudica a las familias monoparentales al no gozar de los mismos derechos.

Por ejemplo, según datos recogidos en la página web de la Federación de Asociaciones Monoparentales (Fams), establecen que en la actualidad hay 13 comunidades autónomas que dejan fuera de las ayudas al alquiler de la vivienda a las familias monoparentales.

Galicia, Catalunya, País Vasco y Valencia

“Sólo Galicia, Cataluña, País Vasco y Valencia reconocen a las familias monoparentales como beneficiarías directas de las ayudas a la vivienda independientemente si estas conforman por sí mismas una unidad de convivencia o no”, señalan.

En el caso de Andalucía, no se menciona a las familias monoparentales en ningún caso. La falta de políticas públicas empujan a este modelo de familias a la exclusión y a la vulnerabilidad o situación de pobreza.

Por otra parte, en agosto de 2019 se recupera las dos semanas que se habían quitado a las familias monoparentales en los permisos de paternidad por parto múltiple y discapacidad. Criterio que ha fijado la Secretaría de Estado de Seguridad Social. Sin embargo, es un avance que carece del mismo tiempo de cuidados para niños recién nacidos, en el caso de familias biparentales son 24 semanas. Mientras que las monoparentales, se les reduce a la mitad.

Es así, cómo quienes conforman estas familias por decisión y vocación tienen que atravesar por una serie de desigualdades, que a la final repercute en los niños y las niñas.

MiriaM insiste que en este período, ella se encuentra del lado reivindicativo: “Es que las leyes y las políticas están hecha para las familias nucleares y eso nos penaliza directamente. Por ejemplo en el ámbito fiscal, cuando se hace la declaración conjunta hay una reducción de la base imponible por declaración conjunta. En el caso de una familia biparental ronda los 3.400 euros la reducción, pero una monoparental son 2.400 euros”.

"Que se legisle y hagan reformas horizontales pensando en la familia monoparental, esto se debe hacer cuanto antes, porque es una realidad", añade la socia y una de las directoras de la Asociación Madres Solteras por Elección (Mspe).

A la voz de Miriam se le suman otras Madres Solteras por Elección, las mismas que vieron a sus hijas e hijos dibujar corazones y frases que le dedicaban en ese gran papel que atravesaba la Alameda de Hércules, pero también el sentimiento y el compromiso de ellas al asumir esta hermosa responsabilidad. “Ser Madre Soltera por Elección es amor en plenitud y compromiso en solitario”, agrega Miriam.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats