Castillo de Locubin: Una fiesta que rinde culto a la cereza

Fiesta de la Cereza en Castillo de Locubin (Jaén)

La Fiesta de la Cereza de Castillo de Locubín es el mejor ejemplo de cómo una actividad agropecuaria puede convertirse en un atractivo turístico y gastronómico. Cada año, cuando la cereza está casi lista para ser recogida este municipio de la Sierra Sur de Jaén se prepara para una fiesta que con más de 35 años se ha convertido en toda una tradición.

La Redondela, donde la virgen llega hasta el Atlántico

La Redondela, donde la virgen llega hasta el Atlántico

Los orígenes

Fue un 1 de julio de 1984, cuando el pueblo decidió rendir tributo a su producto estrella. El Ayuntamiento, en colaboración con la única asociación de mujeres que existía en aquella época en el municipio, la Asociación de Amas de Casa “La Villeta”, organizó una jornada para exponer en el Parque Municipal, distintos platos y postres, todos ellos elaborados con cerezas.

Los primeros años la fiesta duraba solo un día, en la cual se celebraba un concurso gastronómico y de productores casi exclusivamente a nivel local. Poco a poco, se fueron introduciendo numerosas actividades: concursos literarios, jornadas sobre el cultivo de la cereza… hasta alcanzar el formato actual.

En un principio, se empezó celebrando dentro del Parque Municipal, pero debido al crecimiento de la misma hubo que extender la ubicación a calles aledañas y cada año se ve enriquecido con nuevas aportaciones que permiten el crecimiento y desarrollo de la Fiesta.

Alta cocina con cerezas

Hoy, 36 años después, la fiesta se ha ampliado a tres días, y se celebrará del 14 al 16 de junio. Ya no son unos cuantos platos expuestos sino que hay todo un programa de actividades variadas que giran entorno al fruto rojo. Poesía, pintura, verbenas, tiro al plato, carreras, degustaciones, mercado, pasacalles, exposiciones...

Unas de las últimas actividades en añadirse es el concurso de Alta Cocina "Cereza Castillera" que este año celebrará su cuarta edición. Los cocineros finalistas realizan durante la fiesta, sus platos donde el producto estrella es ¿como no?, la cereza. En 2018 algunas de las recetas finalistas tenían nombres tan sugerentes como 'conejo en escabeche de cerezas', 'fondo oscuro, pichón y navajas', o 'murano de cerezas'. También hay un concurso popular de recetas con cuatro categorías: platos especiales, postres y dulces, bebidas y productores.

La cereza es un fruto muy versátil que se utiliza tanto para platos dulces como salados, incluso para hacer vinagre. Algunos de los platos típicos son el gazpacho de cerezas, la mermelada, o el Joyico (una especie de canto con pan aceite, jamón y cerezas).

Un pueblo de la Sierra Sur

Castillo de Locubín, que debe su nombre a la lengua árabe pues en al-Andalus se le llamó al-´uqubin, que significa “de las águilas”, es un municipio de poco más de 4.000 habitantes. Está situado en lugar escarpado, sobre un valle y junto a un río, y su historia ha estado ligada en buena parte a Alcalá la Real (Alcalá de Benzaide), ya que era uno de los castillos. Tras varios intentos se convirtió en un municipio independiente en 1835 y en el 1915, recibió la denominación de ciudad.

Ahora, dobla su población cada año con la celebración de esta fiesta de la cereza, que aspira a ser declarada Bien de Interés Turístico, de hecho ya el año pasado se recogieron firmas para solicitarlo a la Junta de Andalucía.

La provincia de Jaén, con más de 1.300 hectáreas de cultivo de cerezos, es la principal productora en Andalucía y la tercera provincia en España. Este año se espera en torno a 1,6 millones de kilos.

El 80% de las cerezas de Jaén se producen en la Sierra Sur, en los municipios de Castillo de Locubín, Alcalá la Real y Alcaudete. La producción restante en Torres, municipio de Sierra Mágina. Lugares donde los cerezos se visten de blanco en el mes de abril, cuando florecen, y se tiñen de rojo en junio.

Etiquetas
Publicado el
28 de mayo de 2019 - 12:49 h

Descubre nuestras apps

stats