La Redondela, donde la virgen llega hasta el Atlántico

La virgen llega hasta la mar en memoria de los que murieron trabajando como marineros y pescadores

En la costa de Huelva hay una localidad que permite a sus visitantes en el mes de junio no tener que dividirse entre sus fiestas locales y la playa, ya que la romería de Nuestra Señora de la Esperanza, en La Redondela, tiene la particularidad de que se celebra en un coto de pinares pegado a la arena del mar, e incluso la playa es parte de la peregrinación de la imagen, que llega hasta la misma orilla atlántica.

Los vecinos de la localidad onubense, con unos 1.700 habitantes, celebran del 28 al 30 de junio, entre otros actos, la procesión de la patrona de la localidad por las aguas de la playa del municipio, como uno de los puntos culminantes de una romería que se empezó a celebrar en 1965.

El recorrido de la patrona, Nuestra Señora de La Esperanza, se inicia en la parroquia de Nuestra Señora de los Doce Apóstoles y, poco después de tres horas de camino (unos 4 kilómetros), llega a las mismas orillas de Atlántico, donde es introducida la carreta con la imagen.

En memoria de los trabajadores del mar

Con este acto, el municipio recuerda a todas las personas relacionadas con el mundo del trabajo en el mar "que han muerto el año pasado o a lo largo de la historia", dijo.

La Virgen se mantiene en el agua varios minutos con el hermano mayor subido a la carreta, hasta que reinicia su camino con una salve mariana.

Todo ello con una estampa que es imposible de encontrar en otra romería, con peregrinos ataviados con la ropa típica de una fiesta romera, mezclados con bañistas que se ven sorprendidos por la comitiva cuando están tomando el sol en la playa tranquilamente.

De toda la provincia

La Redondela se vuelca cada año con su fiesta. Tras las jornadas de convivencia, el domingo tiene lugar la misa de romeros y, a últimas horas de la tarde, se hace el camino de regreso.

Hermandades llegadas desde Ayamonte, Isla Cristina, Lepe, Cartaya, Aljaraque y Gibraleón, participan con sus simpecados y estandartes en la ofrenda de flores previa como costumbre de hermanamiento entre los pueblos, que hace que se multiplique durante unas horas la población de este tranquilo pueblo onubense.

Sobre este blog

    Autores

Etiquetas
Publicado el
22 de mayo de 2019 - 12:52 h

Descubre nuestras apps

stats