Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El ataque limitado de Israel a Irán rebaja el temor a una guerra total en Oriente Medio
El voto en Euskadi, municipio a municipio, desde 1980
Opinión - Vivir sobre un polvorín. Por Rosa María Artal

El futuro de la Memoria Democrática en Aragón: las asociaciones buscan el respaldo de la ley estatal para mantener su actividad

Concentración de las asociaciones memorialistas frente a las Cortes de Aragón tras la derogación de la Ley de Memoria Democrática

Candela Canales

2

La derogación de la Ley de Memoria Histórica de Aragón ya es una realidad. El pasado jueves se votó en las Cortes de Aragón, a petición de PP y Vox, ya que era una de las condiciones del acuerdo de gobierno. El proceso empezó el pasado 20 de noviembre, cuando se iniciaron los trámites para dicha derogación. Esta fecha no pasó inadvertida, puesto que es la fecha del aniversario de la muerte de Franco. 

Tres meses después, el 1 de febrero, las Cortes de Aragón tomaron en consideración la proposición de ley de PP y VOX de derogación de la Ley de Memoria Democrática de Aragón, en una votación en la que PSOE, CHA, Aragón-Teruel Existe, Podemos e IU rechazaron la iniciativa y el PAR se abstuvo.

Las consecuencias de esta derogación están por ver, aunque desde la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA) aseguran que es un “auténtico batacazo social porque era un reconocimiento moral para las víctimas” pero que, desde el punto de vista práctico “tenemos la legislación estatal, estamos en contacto con la Delegación de Gobierno para poder asegurarnos de que esa ley se cumpla también en la comunidad autónoma que, al fin y al cabo, forma parte del estado español”, explica su presidente, Enrique Gómez. 

El texto de la derogación contempla que quedan suspendidos el Censo de memoria democrática de Aragón, las Rutas de memoria, el Inventario de lugares y rutas democráticas, y el Centro de investigación de la memoria democrática. También se elimina el Registro de entidades aragonesas de memoria democrática y el portal web institucional del Gobierno de Aragón sobre memoria democrática.

Se contempla la supresión de las actuaciones en el ámbito educativo relativas a la memoria democrática, que serán canceladas o “sustituidas por actuaciones sobre la Historia de Aragón y la relevancia de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en la Constitución española para los aragoneses”, según recoge el texto.

Sin embargo, no está claro mediante qué canal llegarán a las asociaciones las subvenciones y partidas para exhumaciones, que provienen del estado. Gómez explica que desde el Gobierno de Aragón se ha dicho que ellos las canalizaran, aunque expone que tienen dudas porque “en su organigrama han quitado todo lo que tenga que ver con la memoria histórica”, por lo tanto no está claro a quien le correspondería hacer llegar ese dinero.

“Con esas subvenciones que podamos recibir del Gobierno de España se podrán seguir haciendo las exhumaciones, lo único que tenemos que ver es si no conceden vía directa o vía el Gobierno de Aragón, siempre y cuando este gobierno se comprometa a que no va a anular las posibilidades de que nos llegue el dinero, y vamos a seguir ahí. Con la aparición de Vox estamos retrocediendo obviamente en derechos”, resalta Gómez. 

El presidente de la ARMHA comenta que pidieron una reunión con el Gobierno de Aragón para ver cómo se iba a desarrollar “el famoso plan de concordia”, pero que “no respondieron” y posteriormente “invitaron a muchas asociaciones que nada tenían que ver con el memorialismo”, por lo que esa reunión finalmente no se produjo. 

Gómez recuerda que no es la primera vez que se encuentran con escollos para llevar a cabo las exhumaciones. “Cuando cambió el gobierno de Iglesias al de Rudi se nos dijo que era una cuestión de derechos humanos y luego no se dio ni un duro. Los antecedentes que tenemos son para sospechar”. 

La respuesta de las asociaciones se vio el mismo día de la derogación, que se concentraron a las puertas de las Cortes de Aragón. “No vamos a parar y si tenemos apoyo institucional desde Madrid lo aprovecharemos al máximo. Nosotros tenemos un principio que es que no hay que dejar ninguna de las agresiones que vayan haciendo sin respuesta”, en relación a esto asegura que harán algún tipo de acto el 3 de marzo, el Día de la Memoria Aragonesa en recuerdo al bombardeo de Alcañiz. Destaca el apoyo de la Diputación de Zaragoza, “la única a nivel de región que se está mojando con el tema de memoria histórica”.

Etiquetas
stats