La portada de mañana
Acceder
España afronta la paradoja de tener el récord europeo de vacunación y el de contagios
El sector ultra que quiere reactivar el recurso contra el aborto en el Constitucional
Análisis - El trabalenguas de Casado, por Neus Tomàs

El verano en la provincia de Huesca comienza con 16 rescates de montaña en solo cuatro días

Imagen desde el helicóptero de la Guardia Civil durante un rescate en el descenso del Monte Perdido

El verano comenzó el pasado lunes y durante el primer fin de semana de la época estival mucha gente se ha desplazado a las montañas aragonesas. La Guardia Civil advertía la semana pasada sobre el posible repunte de rescates que se pueden dar este verano por los "deseos" de disfrutar del monte tras los meses de restricciones. En los últimos cuatro días, los especialistas de montaña han realizado 16 intervenciones en la provincia de Huesca: cuatro el jueves, cinco el viernes, cinco el sábado y dos más este domingo.

La semana pasada, la subdelegada del Gobierno, Silvia Salazar, apelaba "a extremar la prudencia" para reducir los accidentes de montaña en la provincia, cuyos espacios naturales, tras la finalización de las restricciones de movilidad y con la llegada del verano, comienzan a atraer a un número creciente de visitantes.

Salazar animo a descubrir las posibilidades que ofrece Huesca en cuanto a turismo sostenible, y ha recordado que "cualquier actividad al aire libre debe realizarse siempre desde el máximo respeto a la naturaleza".

El jueves, primer día de buen tiempo tras las tormentas, se produjeron cuatro rescates. Una mujer de Gerona con una lesión en el tobillo en Benasque; otra lesión en el tobillo de un vecino de Huesca, en el barranco de Bierge; un montañero con calambres en el balcón de Pineta (Bielsa); y un montañero francés con síntomas de agotamiento en la Forqueta de Gavietos (Torla). 

El viernes se llevaron a cabo otros cinco rescates en los que fueron nueve las personas auxiliadas. El primero se recibió en torno a las 12:45 comunicando que una persona, de 19 años, de origen británico y actualmente residente en Irlanda, había sufrido una caída y estaba herido con cortes en la cabeza y en la rodilla izquierda, en el valle del Ara, en Torla.

Unas tres horas más tarde, se recibió el aviso de que dos personas de un mismo grupo habían tenido un accidente al hacer un pequeño salto en el descenso del barranco Gorgas Negras,  en el término municipal de Bierge, y que los dos varones de 29 y 45 años vecinos de Barcelona no podían continuar el descenso.

Unos minutos más tarde, a las 15:45 horas, se atendió a un montañero que había sufrido una caída en la zona del Pico Balaitous, en Sallent de Gállego. Este parecía haber sufrido una rotura de tibia y peroné, lo que le impedía continuar la marcha. El varón, de 62 años y vecino de Barcelona, fue auxiliado por miembros del EREIM de Panticosa, GREIM de Benasque, Unidad Aérea con base en Benasque y médico 061, y trasladado al Hospital de Jaca.

A las 21:05, tres montañeros, también provenientes de la ciudad condal, que habían ido a realizar la Cresta de Salenques, en Benasque, se encontraban muy fatigados y no se veían capaces de terminar la actividad, llegando la noche y viéndose obligados a pasarla a más de 3.000 metros de altura sin apenas ropa de abrigo y material de protección. Tras un dificultoso rescate por las rachas de viento, las personas fueron evacuadas hasta la Besurta, lugar en el que tenían su vehículo.

A las 20.00, se rescató a dos montañeros que se encontraban desorientados en la zona del Portillón Superior y no localizaban el paso para continuar la marcha hacia la Cresta de Salenques. Dadas las horas en las que sucedieron los hechos, permanecieron en el lugar, abrigados para pasar la noche. A primera hora de la mañana, con ayuda del helicóptero, fueron en su búsqueda especialistas del GREIM de Benasque y Unidad Aérea. Estos dos varones, uno de 50 y el otro de 55 años, de Vizcaya, fueron trasladados ilesos, aunque con leve hipotermia hasta el refugio de la Besurta, lugar donde tenían estacionado su vehículo.

Fin de semana

El sábado, la cifra de rescates ascendió a cinco y el número de personas auxiliadas a seis. A las 15.45, se informó del accidente de un montañero madrileño, de 24 años, al que un compañero de actividad le había pisado con los crampones una mano al resbalarse mientras descendían del Monte Perdido, a la altura del Lago Helado del Valle de Ordesa, en Fanlo. El rescatado debido a sus lesiones fue trasladado al Hospital San Jorge de Huesca.

Sobre las 12.35, se notificó que una mujer de 55 años, se había realizado, posiblemente, una fractura de tobillo y no podía continuar su actividad senderista, en la zona del Pico Pusilibro, en el término municipal de Loarre. Finalmente, fue evacuada al Hospital San Jorge de la capital oscense.

A las 16.10, se recibió el aviso de una persona que comunicaba que su marido se había caído cuando descendían del Pico Bisaurín y había sufrido una luxación de hombro izquierdo, en Aragües del Puerto. Mediante coordenadas GPS que se recibieron a través de una aplicación de mensajería, se pudo comprobar que no estaban en la zona que indicaban telefónicamente, ya que ellos creían encontrarse en la vertiente Norte.

Los dos montañeros decidieron bajar desde el Pico Bisaurín con las recomendaciones que les dio otra personas cerca de dicho Pico y comenzaron a bajar por unas canales en las que aún quedaba nieve y el accidentado se deslizó no pudiendo detenerse al no llevar piolet. Al parar al final del nevero con las rocas sufrió un golpe y se produjo una luxación de hombro. Este fue evacuado hasta Jaca y trasladado al hospital de dicha localidad.

Asimismo, a las 16.15, un menor de edad, proveniente de Zaragoza, tuvo que ser evacuado al torcerse un tobillo cuando se encontraba con unos familiares en el Ibon de Anayet, en Canfranc.

Por último, sobre las 16.40, se alertó de que en la zona del Barranco Peonera Inferior, concretamente a la Fuente de Tamara, en Bierge, había un barranquista accidentado con un posible esguince de tobillo. El hombre, de 42 años y vecino de Madrid, fue rescatado y llevado al Hospital San Jorge.

En jornada del domingo se llevaron a cabo dos salidas. La primera, a Sahún, para rescatar a un montañero que se había clavado una rama en el brazo tras una caída; y la segunda, a Panticosa, para auxiliar a una montañera con una lesión de rodilla en el barranco del Garmo Negro.

Etiquetas

Descubre nuestras apps