‘Diedro Edwards’: arenisca y cacharreo junto al mar

Diedro Edwards

La Serra Gelada es un Parque Natural de la CCAA Valenciana que se alza abruptamente desde el nivel del mar entre Benidorm y Alfaz del Pi, dando lugar a acantilados de más de 300 metros de altura, en su mayoría de roca arenisca, y donde se puede encontrar vegetación de valor excepcional, fauna diversa, y curiosidades tales como la famosa duna fósil colgante en sus abismos.

Alineada durante 6 kilómetros de noreste a suroeste, la Serra Gelada forma una pequeña cadena montañosa que separa las bahías de Benidorm y Altea. El flanco sureste se trata de una impresionante costa de relieve vertical, mientras que el flanco noroeste es una suave loma que cae hacia la planicie. Su punto culminante es el Alto del Gobernador (430 metros) que preside con sus antenas la sierra.

Su roca, predominantemente arenisca, tiene varios estratos de diferentes materiales, como areniscas calcáreas, calcarenitas o margas. Esa característica le confiere un aspecto muy peculiar, alternándose morfologías que suceden acantilados con taludes en un paisaje genuino y espectacular.

Aprovechando las curiosas características de la zona, los escaladores no han desaprovechado la situación y hay multitud de itinerarios por los acantilados que harán las delicias de los visitantes de lo vertical. Pero, lo primero es remarcar que existen ciertas normas e indicaciones del Parque Natural que se deben cumplir.

Debemos tener en cuenta que en el Parque Natural de la Serra Gelada existen tres sectores de escalada (Cantera, Punta Cavall y Ciutadella) autorizados en el medio natural, los cuales no requieren de autorización expresa para la práctica de la escalada, aunque sí se requiere comunicación de la actividad al propio Parque Natural. Se debe especificar la fecha de realización, el número de personas que desean realizar la actividad, el sector de escalada que se pretende realizar y la técnica de escalada a utilizar (escalada clásica o en bloque), a través del correo electrónico: serragelada@gva.es.

GUÍA PRÁCTICA

Diedro Edwards (110m/V+)

Quizás sorprenda lo “pobre” de esta propuesta, en lo que a metros de recorrido se refiere, pero consideramos que solo el entorno donde se desarrolla, lo curioso de su roca, el ambientazo desde que sales del suelo y, para rematar, el hecho de que haya que proteger toda la ruta excepto las reuniones, merecen un hueco por sí sola.

Hablamos de roca arenisca, muy compacta, excepto un tramo en el primer largo, que se deja proteger a cañón, con friends y empotradores, y nos hará disfrutar de lo lindo a los amantes de la escalada tradicional.

Un excepcional diedro en el segundo largo que desearíamos que siguiese otros 500 metros para disfrutar un buen rato dará paso a una curiosa cueva natural por la que habremos de buscar la mejor salida a cima.

Aproximación

Tiempo: de 25 a 30´

Lo más complicado, sin duda, para acceder a nuestra vía es el recorrido en coche desde Benidorm hasta el parking donde dejaremos el vehículo.

Hay que subir por la Avda/Tokyo, camino de “La Cruz”, para acabar en la C/Hawai. Lo mejor, sin duda, poner en el navegador el nombre de la calle e ir hasta donde acaba, y allí aparcaremos.

Una vez en ese punto, salir por una portezuela en la valla que cierra la calle antes de los acantilados y buscar una senda muy poco marcada, pero que existe, directamente hacia el mar, buscando según bajamos hacia nuestra izquierda un pino rastrero, solitario y muy visible, donde encontraremos, unos dos metros a su derecha (mirando al mar) en unas rocas, un cáncamo y una anilla, desde donde haremos un rápel de unos 10 metros, y por terreno pisado muy empinado, bajamos hacia la vaguada que se intuye más abajo a la izquierda.

La entrada del barranco puede intimidar, pero según nos acercamos vemos que hay senda que baja hasta el pie de vía.

POR LARGOS

Vía relativamente asequible y disfrutona para los amantes de la autoprotección. Imprescindible para los escaladores “clásicos”.

Primer largo

(30m/IV+).

Buena entrada en calor en el despegue del suelo (le hubiese dado Vº tranquilamente, pero mis compañeros casi me corren a gorrazos). Se protege muy bien con un empotrador pequeño a la izquierda y un tótem negro a la derecha. Después, ir por terrazas de roca suelta, hasta ver la entrada al “gran diedro”, donde, en unos 6 o 7 metros, llegaremos a la reunión.

Segundo largo

(35m/V+).

DIEDRO con mayúsculas. A proteger completamente (se traga todo), excepto un puente de roca. Guardar alguna pieza grande para arriba. ¡Ojalá tuviese 1.000 metros y un bar arriba! Muchos escaladores no volveríamos a ir a otra vía.

Tercer largo

(15m/IIIº).

Largo de transición, con un descuelgue-destrepe de unos cinco metros, donde recuperaremos al compañero bajo la anilla. Vistas muy buenas sobre el diedro, rincón del fotógrafo.

Cuarto largo

(15m/Iº).

Paseo de transición, a la cueva natural. Pese a haber a unos metros dos paraboles, el mejor sitio para asegurar es dentro de la cueva, montando “R” con seguros flotantes.

Quinto largo

(30m/Vº).

Salir por la cueva, y una vez en el exterior, ir a la derecha de la misma. Saliendo por una fisura con un paso que desploma un poco, pero con mucho canto y excepcionalmente protegible, escalar hasta el pino donde montaremos la última “R”.

Regreso

Tiempo: de 10 a 15´

Una vez en el pino rastrero, donde montamos nuestra última reunión, deshacer el camino hasta el coche por el itinerario de aproximación.

Material necesario

Friends BD 0.75-3, micros Totem negro-semáforo y algún empotrador pequeño, así como alguna cinta larga para el primer largo.

Totalmente recomendable llevar cuerdas dobles (40 metros). Recordad que existe la posibilidad de corte y caída de piedra, es arenisca.

Mejor época

Todo el año, pero es más agradecida de octubre a abril. En verano, evitar horas centrales, bien madrugando mucho, bien entrando tarde.

Etiquetas
Publicado el
24 de julio de 2019 - 14:59 h

Descubre nuestras apps

stats