La portada de mañana
Acceder
El Tribunal Supremo se vuelve a jugar la causa del procés en Europa
Quién es quién en las elecciones alemanas
La vida sin miedo de los palmeros sobre un volcán que puede estallar

Libertad para 'W'

Los padres de 'W', en la plaza del Ayuntamiento de Santander, durante un acto organizado para dar a conocer su caso.

En 2009, Monique Mbakong y Ferdinand Kome acudieron con 'W' -la letra con la que comienza el nombre de su hijo- a la Residencia Cantabria debido a la rotura de un hueso de la pierna. El Servicio de Protección del Menor activó el protocolo de maltrato al comprobar que el pequeño, que entonces tenía cinco años, presentaba otras contusiones y que en los días previos también había acudido en varias ocasiones al centro hospitalario.

Balas Blancas

Por estos motivos, el ICASS presentó dos denuncias: una por la vía de lo penal, en la que acusaba a los progenitores de un delito de lesiones y otra por la vía civil, para aclarar la cuestión de la patria potestad, un punto que aún está pendiente de resolverse.

Sobre la acusación de malos tratos, la pareja fue absuelta en marzo de 2013. El Gobierno de Cantabria recurrió la sentencia aunque la Audiencia Provincial se pronunció de nuevo a favor de Ferdinand y Monique.

A pesar de quedar absueltos, los Servicios Sociales de Cantabria no les han devuelto la tutela, ya que entre la sentencia en firme y la declaración de desamparo emitida tras el ingreso hospitalario de 'W' transcurrieron más de dos años, con lo que perdieron la patria potestad del menor, tal y como determina la Ley.

Contra esta medida, fruto de la demora en el fallo judicial, han presentado varios recursos vía civil pero, les han desestimado todos los intentos para que se revoque dicha declaración y el niño vuelva con su familia biológica.  

Ferdinand Kome y su esposa Monique, que tienen otros dos hijos, no tienen contacto con W desde diciembre de 2010, fecha en la que se suprimieron las visitas inicialmente concedidas. La pareja ha demandado al ICASS para que se les permita relacionarse con su hijo y reanudar las visitas, pero el juzgado también se lo ha denegado, y la Audiencia Provincial acaba de desestimar su recurso a pesar de que contaban con el apoyo del fiscal, que había presentado informes favorables tras comprobar que los niños no sufren ningún tipo de desantención. 

En estos momentos, W, que ahora tiene diez años, está en fase de preadopción y no conoce a sus dos hermanos. Sus padres acusan al Servicio de Protección de Menores de "prácticas inhumanas" en este proceso y denuncian que el ICASS "quiere consumar la adopción sin escucharnos".

Durante todo este tiempo, esta familia ha tenido el apoyo de un grupo de ciudadanos y asociaciones que se han organizado en torno a la asamblea 'Libertad para W', y han llevado a cabo distintas acciones para dar a conocer su caso. El ICASS presentó contra la asamblea una querella por calumnias e injurias haciendo alusión a "las numerosas páginas de Internet que han colgado contenidos relativos al menor", según ha informado este domingo la agencia de noticias Europa Press. En apenas quince días dicha querella quedó en nada, ya que fue desestimada

Antonio Gómez Rincón es una de las personas que ha apoyado a Ferdinand y a Monique. En una tribuna de opinión publicada en eldiario.es Cantabria, denuncia la injusticia y los prejuicios que, a su juicio, se está cometiendo con esta pareja que llegó hace diez años a Cantabria procedente de Camerún buscando una vida mejor.

Etiquetas

Descubre nuestras apps