Cantabria sufre la mayor incidencia de COVID entre los jóvenes de España tras los brotes masivos detectados en discotecas

Un grupo de jóvenes pasea por la calle antes de entrar a una discoteca.

Cantabria se ha convertido en las últimas semanas en el lugar de España con mayor incidencia de la COVID entre los jóvenes. Y es que tal y como muestra el gráfico del Ministerio de Sanidad, que hizo público en las últimas horas un desglose por franjas de edad para reflejar dónde se están produciendo mayoritariamente los contagios, la comunidad autónoma ha sufrido un crecimiento muy negativo en los últimos días como consecuencia de los brotes masivos detectados en el ocio nocturno, lo que ha disparado los datos de una manera exponencial, especialmente en los grupos entre 12 y 19 y 20 y 29 años.

La incidencia COVID continúa desatada en Cantabria y ya roza los 200 casos

La incidencia COVID continúa desatada en Cantabria y ya roza los 200 casos



El principal motivo al que aluden desde la Consejería de Sanidad de Cantabria es el "explosivo" aumento de brotes producidos en discotecas, que ya ha elevado los contagios a 357 positivos y 2.097 contactos estrechos hasta la última actualización. Asimismo, el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, relacionaba este martes el incremento de casos con las dificultades de rastreo en el ocio nocturno debido a la falta de listados de identificación en estos locales.

No obstante, cabe recordar que la comunidad cántabra ha sido la única autonomía en España que ha permitido que durante dos semanas estos locales nocturnos permanezcan abiertos sin límite horario y hasta su hora de cierre habitual a las 06.00 horas, tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) de anular la orden que limitaba su horario. Lo que, sumado a la masiva llegada de turistas que está experimentando Cantabria, ha podido terminar por provocar un cóctel explosivo del que se están empezando a apreciar las consecuencias, a juicio de las autoridades sanitarias.

Así pues, la capital cántabra es el lugar con peor tendencia del país al presentar un incremento de casos del 334% en los últimos 14 días, lo que no es de extrañar debido a que en Santander se concentran gran parte del turismo de la comunidad y muchas de las discotecas. En lo que respecta a peor incidencia, Santander se coloca como cuarta capital de provincia española más afectada, con 273 casos por 100.000 habitantes, solo por detrás de Santa Cruz de Tenerife, Córdoba y Granada.



Ante esta complicada situación, desde Sanidad ya han alertado de la posibilidad de cerrar el ocio nocturno durante los próximos días ya que, pese a la limitación horaria de la semana pasada que cambió el cierre de las 06.00 por el de las 03.00 horas, los casos en jóvenes de hasta 29 años no terminan de bajar.

Este gráfico, que también está extraído de los datos del Ministerio de Sanidad, refleja cómo desde mediados de junio -una semana después de la apertura de las discotecas- Cantabria comenzó a elevar la incidencia en jóvenes de entre 12 y 19 años, la línea de color verde, y la de entre 20 y 29, el color azul, hasta llegar a los 539 puntos en el primer caso, y hasta los 638 en el segundo.

La situación es todavía más preocupante porque Cantabria contaba hace apenas unas semanas con una de las incidencias más bajas del país, rozando los parámetros que podrían considerarse como nueva normalidad. Así, justo antes de que se comunicaran los primeros brotes relacionados con el ocio nocturno, Cantabria tenía una incidencia acumulada a 7 días de 28 casos por cada 100.000 habitantes, cuando ahora se sitúa en 127 casos.

Respecto a la incidencia acumulada a 14 días, también ha pasado de 60 a 194 en unos pocos días, dejando a la comunidad autónoma en una situación muy complicada. Tan solo las buenas cifras hospitalarias, con tan solo 20 pacientes en planta y ninguno en UCI, han impedido que el nivel de alerta se eleve también a las puertas del verano.

Brotes activos

Según comunicó la propia Consejería de Sanidad en la jornada del martes, Cantabria tiene activos al menos 15 brotes de coronavirus relacionados con el ámbito de la hostelería y especialmente con el ocio nocturno, los tres más grandes vinculados a discotecas y que suman 310 contagios y casi 1.300 contactos estrechos.

De hecho, el director general de Salud Pública señaló que, entre los brotes "más reseñables" registrados en los últimos días en discotecas cántabras, en uno de los casos se han detectado 163 contagios y 1.000 contactos, mientras que en otro han sido 61 casos y 200 contactos y en un tercero son 86 positivos de momento y aún se están estudiando los contactos. A ellos se suman los de otros 12 brotes relacionados con locales de ocio nocturno y algún restaurante, donde hay contagios masivos entre clientes y trabajadores que coincidieron en el mismo espacio antes de ser positivos por COVID.

Etiquetas
Publicado el
30 de junio de 2021 - 12:25 h

Descubre nuestras apps