La portada de mañana
Acceder
El Gobierno pide limitar los encuentros sociales
Calvente Vs. Podemos: la causa promovida por un exabogado del partido que ha puesto sus cuentas bajo la lupa judicial
La división de las derechas impide a Casado consolidarse como alternativa de Gobierno

Accidentes en el trabajo, la tendencia que no para de crecer

UGT pide medidas para frenar el aumento de la siniestralidad laboral

11.084 accidentes laborales son los que se han registrado en Castilla-La Mancha a lo largo del primer semestre de 2016. Son 841 más de los que se registraron en el mismo periodo el año pasado y la gran mayoría, 10.982, son leves, mientras que 85 han sido graves y 17 han sido mortales. Los datos provienen de Comisiones Obreras y se basan en los entregados por la consejería de Sanidad, en el marco de la Comisión regional de Salud y Seguridad.

El sindicato ha querido incidir especialmente en el aumento de los accidentes en relación a 2015, ya que este año también ha habido dos víctimas mortales más, lo que supone un incremento del 13,3%. Raquel Payo, secretaria regional de Salud Laboral de CCOO, ha señalado que la siniestralidad laboral se debe medir más bien mediante tasas, ya que el mercado fluctúa de manera constante, por lo que los términos absolutos no muestran claramente el desarrollo de los accidentes que se producen en el trabajo.

Los accidentes 'in itinere', es decir producidos en el camino al trabajo, también han aumentado, en más de un 12% en relación a 2015, y llegan a un total de 761, 86 más que el año pasado. El sindicato ha lamentado que Castilla-La Mancha siga ostentando el "triste récord" de estar en las primeras posiciones de siniestralidad laboral española, y que Guadalajara se mantiene como la provincia con "peores datos" de todo el país.

Los que más suben son los graves

El índice de incidencia, que se refiere precisamente al número de accidentes laborales por cada mil trabajadores o trabajadoras, ha subido en casi un 5% en total en el primer semestre de este año. Los accidentes graves son los que más han subido, en un 23,1%, mientras que los leves suben en un 4,8% y los mortales en un 4,7%, según ha indicado Payo. El sector de la Construcción es el único donde no se incrementa el índice de incidencia y el sindicato señala que se debe prestar "especial atención" al de Servicios.

Por provincias, el total de accidentes también ha subido en todas, siendo Toledo donde más se incrementan. Los accidentes mortales también han crecido en la provincia toledana, con tres más que en 2015 y dos más en Guadalajara. Los accidentes mortales se han reducido en el resto de Castilla-La Mancha.

Tendencia que crece desde 2015

Raquel Payo explica que el aumento entre los accidentes laborales se ha constatado desde finales de 2014 y principios de 2015, y que esta tendencia se ha consolidado en 2016. "A últimos de 2014 hubo un 'impasse', un mini crecimiento, pero a lo largo de 2015 constatamos un crecimiento en la siniestralidad de la región que se ha mantenido", señala. De todos modos, Payo asegura que la siniestralidad laboral se puede evitar, ya que la gestión preventiva de las empresas está precisamente pensado para ello.

"Los accidentes de trabajo son un error en la cadena preventiva de la empresa. Hay que trabajar de forma integral en la prevención de riesgos y que cale de aguas arriba en todos los estamentos", explica Payo, quien también recuerda que es la Ley la que establece que es la gestión empresarial la encargada de evitar los accidentes laborales.

Por otro lado, en relación a la función que tiene la Administración pública, Payo establece dos responsabilidades. Por un lado, asegura, la Junta de Comunidades (a nivel regional) debe funcionar como vigilante del cumplimiento de la ley en las empresas, pero a la vez también ejercer como modelo al ser en sí misma una empresa. "Ha de estar especialmente sensibilizada con sus propios trabajadores en sus dependencias e instalaciones", concluye.

Etiquetas
Publicado el
8 de agosto de 2016 - 19:09 h

Descubre nuestras apps

stats