La portada de mañana
Acceder
Europa da pasos hacia la 'gripalización' de la COVID
ERC mantiene su rechazo a la reforma laboral y acusa al Gobierno de dar largas
Opinión - 'Crónica escéptica de la guerra sobre Ucrania', por Rosa María Artal

Chispis Woman, la historia de una “superheroína de barrio” y que reclama espacio en el teatro para la mujer madura

3a682bb6 4f01 419d b080 a8df284c2e16

'Chispis Woman' es la nueva producción de Tarambana Espectáculos, una obra que pretende servir de homenaje a la mujer madura y a aquellos barrios obreros donde cada día se lucha con dignidad para salir adelante. Ha sido creada por Ozkar Galán y dirigida por Ricardo Cristóbal; Eva Bedmar, Laura García Marín y Marina Muñoz son las intérpretes de este espectáculo que estará en el Teatro de la Sensación el 15 de enero dentro de la programación del XVIII Festival Internacional Alternativo Contemporáneo de Teatro, Danza, Circo y Música, organizada por Teatro de La Sensación de Ciudad Real.

La historia gira alrededor de Chispis, que junto a StarGirl se enfrenta al "temible Stablishment" en el barrio más representativo de la periferia madrileña y centro del universo canalla y cañí. Una historia de mujeres, de resiliencia, de supervivencia a la memoria, individual y colectiva, en un barrio de una ciudad. "Vemos Carabanchel, pero podría ser el tuyo". Esto, combinado con la estética de las series de cómics de los años 80.

Desde Tarambana Espectáculos recuerdan que la realidad sigue siendo su "principal fuente de inspiración". "La realidad y sus problemas cotidianos, tales como la desigualdad, la injusticia social, la lucha por la diversidad, la invisibilización de la mujer... Problemas a los que hay que seguir poniendo nombre y de los que hay que seguir haciéndose eco porque estamos muy lejos de solucionarlos", recalcan.

Y por eso, han buscado el personaje de Chispis Woman, para paliar la carencia de referentes para la mujer madura. "Existe un vacío en su representación, por ello se aborda desde la realidad de las actrices que no encuentran personajes. Se pasa de la mujer joven (casi siempre hiper-sexualizada) a la anciana, dejando de lado los años en que la mujer es más poliédrica y protagonista de sus decisiones, al contrario de lo que se ve en los pocos referentes que encontramos, cuyos conflictos dramáticos orbitan, casi siempre, entorno a una figura masculina".

"Esas mujeres valientes, trabajadoras y luchadoras que cada día se esfuerzan en sacar adelante a su familia y sus propias vidas suelen ser mujeres de barrio, de pueblo, de zonas con más dificultades", recalcan. Por otra parte, recuerdan que los barrios obreros y los pueblos han sido "fundamentales" en el crecimiento de las sociedades. "Son lugares que han aportado energía, valores y conocimiento, lugares transmisores de cultura y tradiciones, zonas en los que se ha creado un tejido humano imprescindible para sobrellevar los problemas del día a día y que, creando comunidad, han ayudado a muchas personas a salir adelante a pesar de las dificultades. Y esa red, esa comunidad vecinal, han sido propiciadas y auspiciadas por mujeres, en la mayoría de los casos".

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats