García-Page celebra que empieza a funcionar la política de "cambio de la desigualdad hídrica" con el nuevo plan hidrológico del Tajo

Emiliano García-Page en Toledo

"Empieza a funcionar la política de renovación y de cambio de la desigualdad hídrica", celebró Emiliano García-Page en relación al borrador del plan hidrológico del Tajo. "Que no se engañe nadie, queda muy bonito decir que vaya el agua de donde sobra a donde falta. Aquí falta", recalcó el presidente regional. De este modo, afirmó también que el trasvase es una obra de la dictadura, "cuando nadie podía defender sus derechos".

"No es razonable que se defienda una obra que cronifica una desigualdad hidráulica entre la España seca y la España seca", ironizó el presidente de la Junta. "Estamos dispuestos a un gran acuerdo en materia de agua. Hoy es un día en el que no podemos decir que nos hemos salido con la nuestra, porque queda mucho por discutir y mucho en lo que avanzar", afirmó. Sí ha agradecido a la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica, que ha hecho "más por la coherencia y la racionalidad" en el agua y con el planeta "que todos los que he conocido".

Por su parte, Tita García Élez, alcaldesa de Talavera de la Reina, ha celebrado que el plan hidrológico "demuestra que se nos escucha y se nos tiene en cuenta". En concreto, afirmó García Élez, se ha conseguido igualdad para los regantes, que en el caso del Alberche contarán con 60 hectómetros cúbicos para regadío de cultivos. "Es dar igualdad a la gente de Castilla-La Mancha y eso se ha conseguido gracias al esfuerzo y trabajo de muchos años", sentenció. "Es reconocer igualdad desde el punto de vista territorial. Gracias por pelearlo y conseguirlo", concluyó.

Etiquetas

Descubre nuestras apps