Nuevo trasvase máximo del Tajo al Segura y los ribereños estallan: “Nos han robado otro verano más para nada”

Trasvase Tajo-Segura. Foto por SKTB3000.NET | Flickr

La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha celebrado una reunión telemática en la que ha autorizado trasvasar durante el mes de junio un total de 38 hectómetros cúbicos, el máximo permitido. Alega este organismo que dado que los embalses de cabecera de la cuenca cedente, Entrepeñas y Buendía se encuentran en situación de nivel 2, esta transferencia se aplica con carácter automático. Esta situación cambiará próximamente dado que el estado de tramitación de la modificación de las reglas de explotación del trasvase 2está en su última fase antes de su aprobación definitiva”, según apunta el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Una nueva hoja de ruta para el trasvase Tajo-Segura

Una nueva hoja de ruta para el trasvase Tajo-Segura

En la reunión se ha presentado, como es habitual, el informe de situación que elabora el CEDEX y que ha sido tomado en consideración por la Comisión. Dicho informa indica que a 1 de junio de 2021, el volumen de agua embalsada en Entrepeñas y Buendía era de 818,2 hectómetros cúbicos (hm2) y teniendo en cuenta que queda aún un volumen pendiente de trasvasar de 74,8 hm3, da como resultado un volumen de embalse efectivo de 743,4 hm3, superior al umbral de 673 hm3 que corresponde al límite de situación hidrológica excepcional para el mes de junio.

Por tanto, el sistema se sitúa en nivel 2 y “debe autorizarse”, en aplicación automática de la norma vigente, un trasvase de 38 hm3. Durante la reunión, los miembros de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura han sido informados del estado de tramitación de la modificación de las reglas de explotación del trasvase, que está en su última fase puesto que ya se ha enviado al Consejo de Estado.

Sin almacenamiento en la cuenca cedente

No obstante, la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía ha arremetido contra esta nueva derivación y ha afirmado que tanto a la Región de Murcia como a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) "les da igual" incumplir la ley que obliga a almacenar el agua en la cuenca cedente. Así se ha expresado la presidenta de la asociación, María de los Ángeles Sierra, quien ha criticado que a pesar de las “airadas protestas” de los regantes levantinos, el canal del trasvase sigue al máximo caudal "mientras el río Tajo languidece ante la burocracia ministerial". "El río Tajo lleva la fama, el trasvase el agua", han protestado.

"A tenor de las cifras de agua del Tajo embalsada en la cuenca del Segura, nadie podría decir tampoco que allí la necesitan. El sistema trasvase acumula 200 hectómetros cúbicos, de los cuales 100 son directamente del Tajo. Una cifra que podría duplicarse hacia final de año, marcando un récord histórico que a nadie debiera extrañarle tras el año de lluvias vivido en la Región de Murcia", han explicado.

 Igual de crítico se ha mostrado su vicepresidente, Borja Castro, que ha afirmado que el Levante "solo cumple la ley cuando les interesa, que es para exigir trasvases máximos, pero cuando defiende a la cuenca cedente son piratas del Mar Menor".

Desde la Asociación de Municipios Ribereños agradecen el cambio de postura del Ministerio y la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, pero piden mayor celeridad para la Transición Ecológica. "El tiempo se agota, el Tajo se muere y el temor a una industria que grita más de lo que realmente genera pesa todavía demasiado en la toma de decisiones. No necesitan el agua, la acumulan mientras vacían nuestros embalses, nos han robado otro verano más para nada", han aseverado.

Descubre nuestras apps