Pablo Iglesias: “Cuando no son ciudadanos los que hacen política, te roban los derechos”

Pablo Iglesias en la presentación de Podemos en Toledo

¿Cómo ves que se ha adoptado el modelo de Podemos en esta región?

Estamos desbordados con lo que ha ocurrido en todo el estado y, en particular en Castilla-La Mancha, que es, probablemente una de las puntas de lanza del proyecto de corrupción del Partido Popular: recortar servicios públicos, pero seguir manteniendo los privilegios de una casta corrupta. Pensamos que la gente quiere recuperar la dignidad, lo que se ve en la manifestación a la que hemos podido asistir, acompañando a los trabajadores públicos en su protesta. Esto es lo que es Podemos, los ciudadanos haciendo política, porque la política es demasiado importante para dejar que te la hagan otros. Cuando no son los ciudadanos los que hacen política, te roban los derechos, y si me apuras, la cartera.

¿La mecánica de los círculos también?

Claro, los círculos son espacios populares. No pedimos el carné a nadie. Son los espacios del protagonismo, en los que cabe todo el mundo y creo que es precisamente esta dinámica la que está desbordando el panorama. Si nos fijamos en que existen más de 300 círculos, es el ejemplo de que el protagonismo ciudadano funciona.

¿Cómo fue la experiencia de las primarias abiertas?

Muchos nos llamaron locos cuando planteamos las primarias. Unas elecciones en las que puede participar cualquiera, en la que podía votar cualquiera con un teléfono móvil. Nos decían puede salir el pato Donald como candidato. Pero mira, Cospedal ha salido en Castilla-La Mancha, yo no sé qué es peor, el pato Donald o ella. Las primarias han servido para tener una lista que es una fotografía del país, a diferencia de otros partidos, que llevan una lista de gente que no tiene nada que ver con la nación. Además, es una lista de gente muy preparada y que estamos ahí porque lo ha querido quien nos ha votado. No hay que tener miedo a la participación. Uno de los problemas más significativos es que la casta política le hace creer a la gente que ellos son la política y Podemos dice que no, que la política tiene que ser una cuestión del pueblo, que pueda cambiar las cosas.

¿Cuál sería para vosotros un mal resultado el 25 de mayo?

Nosotros no vamos a hacer valoraciones sobre eso. Hay algunos que quieren determinar el resultado mediante las encuestas, pero las elecciones la decide la gente. Las urnas están abiertas y nosotros vamos a por todas. Los ciudadanos decidirán y después realizaremos las valoraciones.

¿Cómo animarías a la participación ciudadana en las elecciones europeas?

Diciendo que la política es demasiado importante y, aunque no se queda ahí, votar es importante. Les animaría el gusto que nos va a dar ver la cara de Cañete y Valenciano si les damos una sorpresa el 25 de mayo.

¿Cuál es el plan que seguirá Podemos después del 25 de mayo?

Se lo preguntaremos a la gente. A mí personalmente me gustaría que siguiera el proceso de movilización y organización, planteando el desafío de poder converger con mucha gente en las municipales y en las autonómicas. Pero lo tendrá que decidir la gente.

¿Qué estrategia se está llevando a cabo para enfrentarse a las críticas de tu elección como cabeza de lista?

Yo soy el cabeza de lista, porque lo han decidido 22.000 personas que participaron en las primarias. Evidentemente, eso es una debilidad, que sea tan importante la presencia mediática de alguien para hacer política.. Ha recibido críticas el hecho de que vamos a poner mi cara en la papeleta electoral: a mí no es algo que me resulte cómodo. No se lo deseo a nadie, pero mientras los grandes partidos tienen amigos poderosos y dinero para llenar las calles con sus carteles, nosotros, al igual que David cuando se enfrenta a Goliat, tenemos un candidato que sale en la televisión y que lo conoce todo el mundo, y lo vamos a aprovechar. Después trabajaremos para crear protagonismos mucho más plurales y colectivos, pero lo que podamos utilizar ahora para abrir espacios, lo haremos.

¿Sois una amenaza para iniciativas como Izquierda Unida?

No somos una amenaza. Izquierda Unida son compañeros, con los que tenemos una relación fraternal y seguiremos trabajando juntos y en la medida que Izquierda Unida siempre han estado en el lado de los de abajo y dela democracia, nos alegraremos de que tengan un buen resultado, Creo que nosotros también tendremos un excelente resultado y trabajaremos juntos. En todo caso, somos una amenaza para el bipartidismo, para el PP, para el PSOE y para Convergencia y Unión.

¿Cuál es vuestra solución para la resignación de la gente ante el bipartidismo?

Su protagonismo. Las primarias abiertas han dado un poder a la gente, dejándola participar, tomando decisiones y sintiéndose protagonista del proceso, eso tiene un efecto ideal para convertir, en este caso, a una mayoría política y social que ya existe, convencida de que estamos gobernados por mangantes, en los actores del proceso.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats