Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Feijóo evita el enfrentamiento con Abascal tras la ruptura parcial de PP y Vox
Begoña Gómez vuelve a declarar entre dudas sobre su trabajo en la Complutense
OPINIÓN | 'Aquellos, los que les enterraron en vida', por Esther Palomera

Los vaivenes de la ex de Ciudadanos que ahora es concejala del PP, al que acusó de “comprar cargos electos”

Orlena de Miguel

Alicia Avilés Pozo

14

Llegó al Congreso de los Diputados y desembarcó en Castilla-La Mancha con el objetivo de “regenerar la política” de la mano de Ciudadanos. Pero Orlena de Miguel es hoy concejala de Seguridad con el PP en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares (Madrid) y muestra en sus redes sociales un discurso algo afín a Vox. De hecho, su última reunión oficial ha sido con su homólogo en Guadalajara, el concejal de la extrema derecha Chema Antón, para coordinar medidas de seguridad en el Corredor del Henares. Una pequeña muestra del viraje político de esta filóloga madrileña en los últimos diez años.

Tras dar clases de español y trabajar para una empresa de formación, Orlena de Miguel se afilió a Ciudadanos en 2014, con el despegue de los denominados partidos emergentes y el tirón del entonces líder estatal, Albert Rivera. Un año después concurrió a las elecciones municipales como candidata a la Alcaldía de Torrejón del Rey (Guadalajara) por la formación naranja, consiguiendo acta de concejala pero quedándose en la oposición.

Con ese cargo llegó también a ser diputada nacional de Ciudadanos por Guadalajara en las elecciones generales de 2015, aunque ese acta le duró tan solo un año ya que en los nuevos comicios generales de junio de 2016 no revalidó el escaño en el Congreso. No obstante, en 2017 consiguió entrar en la directiva nacional de Ciudadanos.

Allí ocupó la secretaría de Área de Movilidad y Seguridad Vial en la Ejecutiva del partido. Y dos años después, en 2019, anunció que concurriría a las primarias para ser la candidata autonómica de Ciudadanos en Castilla-La Mancha y enfrentarse en mayo al socialista Emiliano García-Page. Pero la dirección del partido le pidió que diera un paso a un lado y así lo hizo. Fue Carmen Picazo quien se presentó y tomó las riendas de la formación naranja en Castilla-La Mancha. Esta última consiguió cuatro diputados en Castilla-La Mancha hasta la caída en picado del partido hace tan solo unos meses.

Desde ese momento, poco o nada se sabía de Orlena de Miguel. Fue crítica con Carmen Picazo tras haberse visto relegada en la dirección regional del partido. “Cada uno estaremos donde seamos más útiles. Hasta aquí puedo leer”, había apostillado entonces, y también había criticado que había que hacer “los cambios pertinentes” y que en el partido había “cierta intolerancia la discrepancia”.

Todo esto hasta que llegó la debacle de Ciudadanos y se cambió de partido: se presentó con el PP en la lista para el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, su ciudad natal, en las últimas elecciones municipales del 28 de mayo. Y ahora es concejala de Seguridad Ciudadana, Comercio y Recursos Humanos.

A los ‘populares’ no pareció importarles las duras acusaciones que contra ellos lanzó mientras estaba en Ciudadanos ni tampoco las contradicciones en las que incurrió en algunas de sus declaraciones. Por ejemplo, De Miguel llegó a acusar al PP de “comprar cargos electos que no puede obtener en las urnas”. Lo más curioso es que realizó estas declaraciones después de que los dos concejales de CS en Talavera de la Reina aceptasen entrar a formar parte del equipo de Gobierno municipal del PP, en contra de las directrices de la formación naranja.

La foto de su última reunión con el concejal de Vox en Guadalajara es significativa. En sus redes sociales, Orlena de Miguel es muy activa. Su discurso político no tiene desperdicio. Así lo demuestra una reciente publicación donde, irónicamente, dice que si el “apocalipsis climático” no llega “le daremos un empujoncito”. Se trata de una crítica sarcástica a Pedro Sánchez debido al extendido bulo de la demolición de presas por parte del Gobierno de España.

Además de cuestionar implícitamente el cambio climático, estas declaraciones en defensa de los embalses resultan contradictorias con posiciones anteriores de la concejala, que siendo portavoz de CS, llegó a afear al expresidente Mariano Rajoy su defensa del trasvase Tajo-Segura, un acueducto que parte de los embalses de cabecera del río Tajo.

La concejala también se adentra en el debate sobre la amnistía que sobrevuela los posibles pactos entre el PSOE con ERC y Junts de cara a una posible investidura de Pedro Sánchez. Pero lo hace equiparando la situación con el filósofo y jurista Montesquieu quien “murió con otro gobierno socialista”. “Este (en referencia a Sánchez) le quema la tumba”.

También dedica palabras al presidente castellanomanchego. En relación a las últimas declaraciones de Emiliano García-Page lamentando el papel que el expresidente catalán Carles Puigdemont debe jugar en las negociaciones para la investidura, De Miguel afirma que “ya sólo hace falta que se desmarquen sus diputados nacionales” y añade que “en sus manos (las de Page) está facilitar un gobierno que no sea rehén de prófugos, independentistas y proetarras”. ¿Una llamada al transfuguismo? De cualquier forma, esta concejala, tras saltar de CS al PP afirma decírselo, eso sí, “sin acritud”.

-----------------

Queremos seguir haciendo periodismo independiente

Necesitamos tu apoyo para seguir elaborando contenidos de calidad y practicando periodismo a pesar de todo.

Puedes darte de alta como socio o socia. Si ya lo eres, entra en tu panel personal y puedes destinar una cuota específica a tu edición más cercana, la que te acerca a Castilla–La Mancha. Tenemos un vídeo en nuestro canal de Youtube que explica cómo hacerlo.

Hazte socio, hazte socia y colabora con tu edición local

 

Etiquetas
stats