La portada de mañana
Acceder
Europa subordina su política de defensa a la estrategia de la OTAN
El calor extremo de junio abrasa todo el hemisferio norte
OPINIÓN | 'Se apagaron las luces y queda la pobreza', por Esther Palomera

Realidad aumentada para atraer visitas: la Reserva de la Biosfera que impulsará el turismo en la Cuenca vaciada

El río Cabriel (Cuenca) en Iniesta

La provincia de Cuenca se quiere subir al tren (turístico) de la realidad aumentada que permite al visitante disfrutar de su tiempo de ocio, aprovechando las ventajas de la tecnología y tirando de dispositivo móvil para una experiencia más inmersiva. Y lo hará en una buena parte de la provincia aprovechando su riqueza natural en su reciente condición de Reserva de la Biosfera.

“También queremos crear rutas virtuales que nos permitan recrear cómo eran algunas zonas de la provincia durante el Jurásico”, asegura el diputado de Desarrollo Provincial, Turismo, Artesanía y Patrimonio Histórico, Miguel Ángel Valero. Y es que uno de los atractivos de la provincia de Cuenca - en su serranía- pasa por los descubrimientos científicos, cada vez más habituales y precisos, sobre la presencia de los dinosaurios. A eso se suman por ejemplo las magníficas pinturas rupestres de Villar de Humo, los túmulos celtibéricos de Pajaroncillo o los castillos de la Serranía de Cuenca, por citar solo algunos ejemplos.

“Tenemos que apostar también por la gastronomía”. Una de las fortalezas conquenses tiene que ver con los productos de kilómetro cero como el vino o la lenteja La Manchuela o la trufa. “Son productos de calidad del territorio por los que hay que apostar”. Después se trabajará en instalar puntos de recarga, carriles cicloturista se quiere mejorar la señalética o restaurar paisajes.

En la provincia existe una oferta dispersa. Ahora se trata de unificarla, a través de una página web e incluso una imagen de marca. “Hemos de paquetizar la oferta, de forma que la gente opte por fines de semana largos en la zona y desestacionalizar el turismo. Además la idea es llegar a un espectro más amplio de turistas”.

Se trata de digitalizar la oferta turística, potenciar la economía verde, realizar acciones sobre el patrimonio cultural tangible e intangible y, en definitiva, “cambiar” la oferta turística en la zona que, explica Valero, “hasta ahora ha estado basado sobre todo en el turismo deportivo”. Y de paso, se quiere 'enganchar' a la gente más joven. Cuenca forma parte de la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA). Ahora y a través del desarrollo turístico “se busca también fijar población a través de nuevos nichos de empleo”.

La pandemia ha marcado el punto de inflexión y los 'kilómetros de calma' que ofrece la provincia (era el lema de una campaña), han funcionado, según Miguel Ángel Valero. “Había mucha gente de la región que, aunque conocía Cuenca, ahora la ha descubierto. Y además han vuelto. El boca a boca ha funcionado también porque teníamos los mimbres”. Por eso van a insistir en el intento de competir en lo turístico.

Para financiar el nuevo modelo “hemos disparado a todo”, asegura Miguel Ángel Valero, cuando alude a que la Administración provincial ha concurrido a las dos convocatorias estatales hasta la fecha para “digitalizar y modernizar el turismo” que en la provincia de Cuenca está muy vinculado al patrimonio natural. “El turismo de naturaleza es el que hemos venido potenciando, pero ahora hay que ir más allá, sin abandonar esa línea”.

Por un lado han diseñado un Plan de Sostenibilidad Turística para la parte de La Manchuela conquense que va desde Uclés hasta San Clemente, con una inversión prevista de 1,8 millones de euros que se financiarían a través de la convocatoria ordinaria del Programa de Planes de Sostenibilidad Turística en Destinos de la Secretaría de Estado de Turismo. La Diputación Provincial aportaría el 20% y los gobiernos de España y Castilla-La Mancha un 40%, cada uno.  

Por otro, la Institución provincial se ha acogido a la convocatoria extraordinaria. En este caso para conseguir fondos destinados a la sostenibilidad turísticas del Valle del Cabriel y con una inversión que ronda los cuatro millones de euros. “Queremos llegar a todo el costado oriental de la provincia, desde la parte más septentrional de la Serranía hasta llegar a la zona de Iniesta o el Herrumblar, al límite con Albacete”.

En 2019, el valle del Cabriel fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. El enclave natural se extiende entre las provincias de Albacete, Cuenca, Teruel y Valencia. Son 421.766 hectáreas con una gran diversidad paisajística, con 'joyas' como las pinturas prehistóricas en el municipio de Villar del Humo y con una extraordinaria riqueza biológica (nueve espacios protegidos y 11 áreas de la Red Natura 2000- entre ellas el Parque Natural de Las Hoces del Cabriel- o parajes como Las Chorreras, entre los términos municipales de Enguídanos y Víllora, declarado Monumento Natural.

Todavía habrá que esperar para conocer si Cuenca recibe estos fondos que, en caso afirmativo, tendrá que ejecutar en su totalidad en tres años. “Tendremos que esperar unos meses. Confiamos en resultar adjudicatarios. Y si no lo somos lo volveremos a intentar porque el proyecto que tenemos es fuerte”.

El diputado provincial es también concejal en el Ayuntamiento de Cuenca que ya se benefició, en 2020, de una convocatoria similar. Dotada con 1,8 millones de euros ya está dando sus frutos, asegura, en actuaciones relacionadas con el embellecimiento del Casco Histórico, el impulso de actividades culturales como festivales de música o de artes escénicas o jornadas gastronómicas, el desarrollo de aplicaciones móviles destinadas a orientar e informar al turista, así como programas de formación para trabajadores del sector.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats