“Reversión total” de los recortes: reivindicaciones sindicales en el Día de la Enseñanza

Aula en Castilla-La Mancha

El día internacional de la Educación es una jornada para conmemorar su papel fundamental para el desarrollo de la sociedad. Los sindicatos de la región, han apuntado a las distintas mejorías que se necesitan para seguir contribuyendo a la comunidad autónoma. Desde el Sindicato de Trabajadores/as de la Enseñanza, STE, han señalado que esto “sólo es posible” a través de la educación pública, pues otros modelos “parten de la segregación” económica y social del alumnado y sus familias.

Por eso, abogan para que la crisis sanitaria sirva para plantear un “punto de inflexión”. Ha acentuado las desigualdades, la polarización y el impacto ecológico en nuestro planeta. En educación, la pandemia ha aumentado la crisis preexistente, llenando de buenas palabras el discurso de la clase dirigente, pero con escasas medidas reales concretas“, recalcan desde el sindicato. De este modo, señalan que han tenido que ver ”cómo las medidas económicas se han priorizado a las necesidades sanitarias, y esto ha acabado afectando a los sistemas educativos y al desarrollo de la actividad docente“.

Por otro lado, destacan el “indudable éxito” de la bajada de ratios, que ha traído consigo la contratación de más profesorado. “De esta forma, se ha conseguido disminuir la brecha educativa de desigualdad que estaba llegando a niveles insoportables para el bienestar colectivo”, afirman. Sin embargo, critican que exista “falta de voluntad política” para mantener estas medidas de “forma estructural” para el futuro “con o sin pandemia”, y también para “revertir el resto de derechos laborales sesgados en los años de la crisis económica y no recuperados”.

“Reversión total de los recortes”

En la misma línea se ha manifestado el sindicato ANPE, que ha reivindicado la “reversión total de los recortes y mejoras para la enseñanza pública y su profesorado”. “Es el momento de reconocer y valorar sus esfuerzos”, recalcan. Además, señalan que es la ocasión para impulsar de manera “definitiva” la enseñanza pública, y mejorar las condiciones sociales y laborales del profesorado.

Este tipo de mejoras, afirman, redundarán en el profesorado, alumnado, familias, y en la propia administración educativa. “El punto de partida debe ser la reversión total de los recortes que, cerca de una década después, aún se mantienen en la región”, afirman. También apuntan al “margen de mejora y adecuación” que existe en el sistema educativo.

Por otro lado, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) registraba hace unos meses un escrito reclamando a la Consejería de Educación un calendario de negociación para acabar con los recortes que padecen los docentes de Castilla-La Mancha desde 2011 en sus condiciones laborales. “Llevamos diez años en los que han gobernado diferentes partidos políticos y la situación no ha mejorado”, reclamaba el presidente del Sector de Educación, José Antonio Ranz.

Las “tímidas” bajadas de ratios se han producido por “una sentencia ganada por CSIF que señalaba que el número de alumnos por aula no se ajustaba a la realidad y la bajada de una hora lectiva a la semana es un parche, medidas totalmente insuficientes”, añade Ranz.

Puntos en común

Por eso, los sindicatos están de acuerdo en bajar el horario lectivo del profesorado como recoge la Ley 4/2019; el aumento de docentes en las plantillas; la bajada de las ratios de alumnado en todos los niveles y etapas; recuperar el cobro del verano para los funcionarios interinos y dar especial atención a los centros de las zonas rurales y su profesorado, con un nuevo acuerdo de itinerancias y medidas específicas para la realidad educativa del entorno rural.

“Exigimos que nuestro profesorado interino tenga cuanto menos las mismas condiciones laborales que en el resto del estado, dando la máxima estabilidad hasta adquirir la condición de funcionario de carrera y aumentando la contratación en los meses de verano como se hacía antes de los recortes económicos”, afirman desde el STE.

Además, CSIF reclama medidas, algunas de ellas con coste económico y otras sólo organizativas. También un calendario de negociación que revierta los recortes que ha sufrido la educación pública de Castilla-La Mancha desde 2011. Entre sus demandas se encuentran la creación de bolsas de empleo extraordinarias; nuevo plan de plurilingüismo; Plan de Apoyo Educativo; dotación de más recursos tecnológicos y humano; mejorar las infraestructuras de la enseñanza pública; regulación del teletrabajo en el ámbito docente o la contratación de personal de enfermería entre otras medidas.

Se viven tiempos difíciles que “estamos seguros de poder allanar hacia la consecución de un mundo más justo y avanzado. La educación será herramienta esencial para alcanzar este objetivo, en el que los docentes han de desempeñar un papel protagonista”, señalan desde ANPE.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats