La portada de mañana
Acceder
Uno de cada cuatro trabajadores quiere cambiar de empleo en el próximo año
Ayuso arrastra a Feijóo a una guerra contra el Gobierno por el ahorro energético
Opinión – Felipe VI se refugia en el colonialismo del siglo XIX, por Iñigo S. de Ugarte

El ultimátum del salario o conflicto: “No podemos consentir que sean los trabajadores los que carguen en sus espaldas las crisis”

Movilizaciones en Toledo

Francisca Bravo


0

Un ultimátum para reclamar en la región más inflacionista y con los sueldos más bajos. “Salario o conflicto” es el lema de las movilizaciones que se han organizado este miércoles en las cinco capitales de provincia, para advertir de que si los sueldos no suben “todos los trabajadores van a perder poder adquisitivo al terminar el año”. Así lo resaltaba el secretario de CCOO Toledo, Federico Pérez en la capital regional, donde se han reunido centenares de delegados y delegadas de UGT y Comisiones Obreras para pedir una subida de los sueldos y hacer así frente a la situación actual, acentuada por el incremento de precios en los combustibles y la electricidad.

Castilla-La Mancha sigue como la región más inflacionista del país con una tasa anual del 10,6%

Castilla-La Mancha sigue como la región más inflacionista del país con una tasa anual del 10,6%

“Necesitamos empatía con la clase trabajadora para llegar a acuerdos, porque si los trabajadores no incrementan su salario, el consumo disminuye”, resaltó, a la vez que lamentaba la actitud “victimista” de la patronal, para quienes ha asegurado no supone un coste “tan elevado” subir los salarios. Además, ha recordado que hay grandes multinacionales amparadas por los convenios, por ejemplo, de las grandes superficies comerciales.

Por eso, han pedido a la patronal que tenga en cuenta la incertidumbre de los trabajadores y las pérdidas de poder adquisitivo. “Tenemos disparada la inflación, la más grave del país y no parece que se vaya a solucionar”, resaltó. En definitiva, “que tengan responsabilidad con sus trabajadores y tengan salarios acordes a la realidad”. Desde UGT se han sumado a estas peticiones, asegurando que no se puede consentir que sean “los trabajadores los que carguen en sus espaldas las crisis”. Así lo señaló Javier Flores, secretario de Organización del sindicato, que resaltó que el dialogo social es “la vía del progreso” en Castilla-La Mancha.

“Tenemos un campo de cultivo muy complicado en la región, con la tasa de inflación más alta y los salarios más bajos, por eso es necesario hablar de salarios o habrá conflicto”, resaltó Flores. También señaló que los conflictos son “la punta del iceberg” y que si no se pone remedio habrá una “marea de huelgas”. “El momento político que se avecina es complicado. Es momento de estar en la calle y nos posicionamos frente a la patronal porque no podemos consentir que las empresas se beneficien y se regodeen en sus márgenes de beneficios históricos”, resaltó.

En Albacete han participado los dos secretarios generales de sendos sindicatos.  Paco de la Rosa, de CCOO, ha dicho que la patronal y cada patronal provincial debe asumir su papel y su responsabilidad: “Si los trabajadores han perdido entre un 10% y un 20% de poder adquisitivo lo fácil es echar la culpa a la pandemia, a la guerra, a Putin, a los políticos, y nadie le pone cara a los verdaderos responsables, por eso estamos aquí y en toda España frente a la patronal, porque los responsables son los empresarios; quien dirige la negociación colectiva en la región se llama Ángel Nicolás, y en Albacete se llama Artemio Pérez; que no se ofendan y que digan a sus mesas que la negociación colectiva es una prioridad para salir de la crisis económica, que esa crisis puede acrecentarse si no existe responsabilidad empresarial”.

También ha criticado que hay empresas ganando más dinero con la subida de precios: “Hay empresarios repercutiendo el incremento de precios de las materias primas en sus precios finales, pero no en los salarios, y eso no puede ser, hace falta corresponsabilidad, y no el ‘sálvese quien pueda’. Actuar así es tirarse piedras a su tejado, porque si el consumo cae terminaremos cerrando empresas; por eso nos movilizamos y nos movilizaremos hasta que la patronal asuma esa responsabilidad”.

Por su parte, Luis Manuel Monforte ha asegurado que este es el inicio de “grandes movilizaciones” si las organizaciones patronales no se sientan a negociar y es que “hay convenios –como el del calzado de la provincia de Albacete- que están sufriendo un bloqueo por parte de la patronal”. En este sentido apuntaba que “se augura un otoño calentito; también una gran movilización. Pese a que haya un gobierno socialista en la región y un ejecutivo de coalición en el Gobierno central, creemos que es el momento de movilizarse porque no podemos permitir que las grandes empresas aprovechen la inflación para subir los precios de manera desproporcionada”.

El secretario general de UGT Castilla-La Mancha también precisó que hay que pedir al Ejecutivo central medidas que frenen esos precios y que no hagan perder poder adquisitivo a la clase trabajadora. Se refería aquí a la necesidad de firmar el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva y un pacto de rentas que haga posible redistribuir la riqueza y “evite que las empresas del Ibex 35 se estén enriqueciendo incluso más que en años anteriores”.

Descubre nuestras apps

stats