La Consejería de Sanidad rectifica su Instrucción y deja que los responsables de Urgencias decidan si hacen las pruebas de antígenos a todos los pacientes

Escrito de Sanidad que rectifica la instrucción sobre las pruebas de antígenos.

La orden no ha durado ni 24 horas. La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha dado marcha atrás en la instrucción, firmada el jueves y publicada este viernes por elDiario.es, en la que ordenaba que se practicasen test de antígenos a todas las personas que acudiesen a los servicios de Urgencias de los hospitales y de los Puntos de Atención Continuada, aunque acudiesen por otra patología y no presentasen síntomas de COVID-19. Un nuevo documento, sin encabezar y firmado esta vez por el director técnico de Atención Integral de Urgencias matiza la instrucción y deja al criterio de cada servicio de urgencias su aplicación.

La instrucción, de obligado cumplimiento había provocado el enfado de los profesionales que apuntaban al intento de derivar los cribados masivos a los servicios de urgencias a pesar del colapso que sufren en las últimas semanas.

La rectificación está precedida de las consideraciones que se han hecho desde la Comisión Europea sobre los test de antígenos así como sus ámbitos de aplicación indicados. En este sentido, destacan las palabras de la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, quien se refirió a la rapidez y fiabilidad de los test de antígenos y de su importancia para contener la propagación del virus. Pero también recuerda que las pruebas más fiables son las PCR si bien los resultados no son inmediatos por lo que los test de antígenos deben usarse como prueba complementaria "en contextos específicos". A continuación se reflejan las recomendaciones para los estados miembros de la UE, entre otras las situaciones en la que se deben considerar las pruebas de antígenos: pacientes sintomáticos, contactos de casos confirmados, cribado en zonas de alto riesgo y entonos cerrados, además de cribados masivos en zonas donde la tasa de positividad de pruebas sea alta o muy alta.

"Esta orden queda limitada por la disponibilidad y disposición de los servicios de urgencias"

"En este contexto, desde la Dirección General de Planificación y Asistencia Sanitaria se piensa que un buen lugar de detección oportunista de pacientes asintomáticos son los Servicios de Urgencias hospitalarios y los Puntos de Atención Continuada, por lo cual se mandó una instrucción para proceder en este sentido", se reconoce en el nuevo escrito. "Pensamos que es un buen momento de preguntar a los pacientes si creen haber estado en contacto con el virus o si han tenido en cuenta estrictamente las medidas de seguridad y en ese caso hacerle un teste de Ag de segunda generación", insisten. Sin embargo, a continuación se da marcha atrás. "Esta instrucción queda limitada por la disponibilidad y la disposición de los servicios de urgencias y los PACs en realizar esa prueba y dicha disponibilidad será evaluada y determinada por los jefes de servicio de dichos servicios o por los gerentes de Atención Primaria en el caso de los PACs, dado que en ningún momento queremos entorpecer la inestimable labor asistencial que se desarrolla en estos servicios y dispositivos". El escrito acaba agradeciendo el trabajo del personal de urgencias, que había mostrado su malestar por una orden que podría colapsar aún más las Urgencias y que ha acabado desactivándose.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats