Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El Ayuntamiento de PP y Vox en Burgos usa fotos de pintadas contra el PSOE para presumir del servicio de limpieza

Captura del mensaje en X publicado por el Ayuntamiento de Burgos

Javier Ayuso Santamaría

0

Un acto tan inocente como mostrar el desempeño de los trabajadores municipales en borrar grafitis puede acabar siendo un ataque a un partido político. El Ayuntamiento de Burgos, cogobernado por PP y Vox, ha mostrado cómo sus empleados se afanan en limpiar pintadas por toda la ciudad. Para ello, se han valido del uso de una pared con la frase “PSOE traidor” para mostrar la eficacia en el borrado de la pintura.

Este hecho puede entender como aislado en cualquier momento, pero durante las últimas semanas la sede de los socialistas en Burgos, al igual en el resto de Castilla y León y España, ha sido vandalizada. Según el área de Medio Ambiente del consistorio burgalés, hasta 20 pintadas han aparecido solo el pasado fin de semana con ataques a partidos políticos aunque sin concretar a cuales, según recoge Burgos Noticias.

El mensaje en la red social X del Ayuntamiento recoge el antes, el durante y el después del borrado. Esta publicación, que se puede ver y a la hora de publicar esta información alcanza las 10,4 mil reproducciones no ha pasado inadvertida y muchos usuarios han llamado la atención del uso partidista de la mismas. Desde los “se os ve el plumero” hasta señalar que con el mensaje se cumple con la intención que quería “el vándalo cuando lo pinto en la pared”.

La sede del PSOE de Burgos amaneció el pasado 9 de noviembre con pintadas en las que se leían insultos y frases amenazantes sobre las verjas de la puerta y de las ventanas del inmueble tales como “cerdos hijo putas”, “basura”, “casta política parasitaria” o “mierda reunida”.

Lejos de repudiar los hechos de forma tajante, el Pleno del Ayuntamiento de Burgos decidió rechazar la proposición del PSOE para condenar los actos vandálicos y los ataques a cargos públicos socialistas. La mayoría de PP y Vox se escudó en que el texto presentado buscaba también la reprobación del vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, y del procurador por Burgos, Iñaki Sicilia, por los insultos y faltas de respeto contra representantes del PSOE. Ambos partidos aseguraban que la reprobación hacía que fuera una 'cuestión política'.

Etiquetas
stats