La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

Valladolid presenta su 'Valladolid Central': 25.000 metros cuadrados de calles peatonales y 20km de carriles bici

Peatonalizaciones en el centro de Valladolid.

El Ayuntamiento de Valladolid ha presentado este viernes el nuevo plan de movilidad para la ciudad. Un proyecto que en palabras del alcalde, Óscar Puente, va "en la dirección en la que se debe mover el mundo". Con el nombre "Valladolid Ciudad Verde- Red de Vías Sostenibles" o "Valladolid Central", el alcalde ha expuesto las líneas maestras del proyecto junto a los concejales de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, y la edil de Medioambiente, María Sánchez, así como varios técnicos municipales. 

El plan incluye 13 actuaciones encaminadas a la peatonalización de varias calles de la ciudad, la creación de 1,8 km de vías publicas peatonales, que equivalen a unos 25.000 metros cuadrados. Peatonalizaciones que serán "permanentes" y que se llevarán a cabo "de inmediato", dando comienzo este próximo lunes. El plan incluye, además, la instalación de dos ascensores urbanos en San Isidro y Parquesol, para salvar desniveles importantes, aunque sin fecha exacta de colocación.

Las calles Claudio Moyano, Licenciado Vidriera, Calle Constitución (en el tramo entre calle Duque de la Victoria y calle Menéndez Pelayo), y la calle Doctrinos (en el tramo entre calle Santiago y calle María de Molina), serán las primeras en ser peatonalizadas por el Ayuntamiento, una ejecución que se extenderá en el futuro, tras su estudio, por las calles Pasión, San Lorenzo, María de Molina, Pedro Niño y 20 de febrero. Estas actuaciones, si bien ya estaban previstas, toman ahora un nuevo impulso debido a la crisis de la COVID-19.

Calles prioritarias para los peatones de forma temporal

A la habilitación de las calles peatonales definitivas, Valladolid sumará restricciones temporales de tráfico de vehículos a partir del domingo 10 de mayo, todos los fines de semana. Los "domingos y festivos peatonales en Valladolid", supondrán una priorización durante todo el día del espacio para el peatón y el usuario de bicicleta en las calles San Lorenzo, Pedro Niño, María de Molina (entre Pasión y Doctrinos),  Veinte de Febrero, Librería y calle Esgueva.

Peatón y biciletas como ejes futuros

En una rueda de prensa en el salón de Plenos que ha contado con la presencia de menos periodistas de los habituales y que ha granjeado las críticas de la presidenta del PP de Valladolid, Pilar del Olmo, para quien el plan "se podría haber presentado por videoconferencia", el alcalde Óscar Puente ha declarado que a día de hoy Valladolid es "la ciudad de España que más se anda" y en esa dirección se va a seguir avanzando.

Según los datos aportados por el regidor, "tanto por sus características como por su trazado llano",  el 53% de los trayectos en la ciudad se hacen ya a pie, un 13% en transporte publico, un 30% en vehículo privado y el resto en otros medios de transporte como bicicletas. 

Según los técnicos municipales, la situación de la COVID-19 va a impactar en la movilidad urbana, provocando un incremento del uso del coche frente al transporte público. La previsión es que el transporte en autobús caiga del 13% de la actualidad, al 4%, mientras que el uso del coche va a ascender hasta el 37%, es decir, 7 puntos más que ahora.

Un escenario inasumible y peligroso, según Puente, porque el aumento de la contaminación puede incidir en el contagio del coronavirus y en la gravedad de las patologías. "No podemos echarnos en brazos de la contaminación", ha resumido. Por ello, el plan del Ayuntamiento busca adelantarse a estas consecuencias y apostar por el peatón. A medio y largo plazo el objetivo es conseguir que la cifra del uso del coche descienda en la ciudad por debajo del 30%. 

La bicicleta tendrá un papel preponderante en la ciudad. Según el gerente de Auvasa, Álvaro Fernández Heredia, Valladolid cuenta con una "red ciclista bastante envidiable, entre las mejor colocadas a nivel nacional". El proyecto incluye la puesta en marcha de hasta 20 kilómetros de nuevos carriles bici, y seis actuaciones inmediatas para mejorar la interconexión entre los que ya existen. 

Las seis primeras actuaciones se van a hacer con "carácter permanente", para conectar los carriles de la Avenida Santander y el Parque de la Ribera; la calle Padre José Acosta que conecta con un carril bici cerca de un instituto; el Camino de Cabildo, en el barrio de la Victoria; y en el Páramo de San Isidro, que llegará hasta el nuevo ascensor. "El conjunto de actuaciones se reparte por toda la actualidad", ha resumido Heredia. 

Además de estas obras se harán intervenciones "blandas", que podrán ser "temporales y reversibles", y que van a servir para estudiar el comportamiento. Esto tiene "grandes y bajo coste", ha dicho Heredia. En Paseo de Isabel la Católica, entre el Puente Mayor y Poniente, se destinará uno de los actuales carriles de tráfico, el más cercano al río, a la circulación de las bicicletas en dos direcciones. Una medida similar a la que se extenderá en la Avenida Gijon. En la Acera de Recoletos para conectar Colón con Zorrilla. 

Además se realizarán un total de 8 actuaciones para convertir los carriles destinados para el transporte en vehículo privado en carril reservado para BUS y TAXI hasta los 9,4 kilómetros. Esto supone "un aumento de el 300%", según Puente. Estos carriles se situarán en la Zona centro (V-0), calle de San Ildefonso con Paseo Zorrilla, calle Nicolas Salmerón con Dos de Mayo, calle Bajada de la Libetad, calle de las Angustias con Calle del Cardenal Torquemada, calle Paraíso conAvenida Ramón y Cajal, calle de Chancillería con Calle de Gondomar, Avenida de Segovia con Calle Embajadores y en el Paseo Zorrilla a la altura del LAVA. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats