La portada de mañana
Acceder
La izquierda abertzale reniega de ETA y busca normalizar su papel político
El fantasma de la austeridad se asoma en la Unión Europea
Opinión - Diez años mejores, por Iñigo Urkullu

La falta de acuerdo entre los grupos de la oposición da a Colau sus primeros presupuestos propios

Ada Colau tendrá sus primeros presupuestos

La oposición del pleno de Barcelona ha sido incapaz de tejer un acuerdo para echar a Colau del Gobierno. Esto ha permitido, una vez cumplido el mes desde la presentación de la cuestión de confianza por parte de la alcaldesa, sacar adelante automáticamente los primeros presupuestos propios del gobierno Colau. Durante estos 30 días, los grupos de la oposición no han hecho acercamientos relevantes para trazar una alternativa, según indican fuentes de los partidos a este medio. Esto ha permitido sacar adelante los números de Colau por 2017, cifrados en 2.736,2 millones de euros, con un 8% más de inversión.

Ada Colau se ve abocada a una cuestión de confianza para aprobar los presupuestos de Barcelona

Ada Colau se ve abocada a una cuestión de confianza para aprobar los presupuestos de Barcelona

Tras la espantada de formar "Gobierno alternativo" por parte de CiU hace unas semanas, un intento de echar a Colau que quedó en nada, las posibilidades de que la cuestión de confianza planteada por la alcaldesa se volviera en contra del su ejecutivo eran remotas. "Aquel intento de CiU quemó cualquier posibilidad", comentan fuentes cercanas de ERC a Catalunya Plural, uno de los partidos que hubiera sido clave –junto con Ciutadans– en un posible acuerdo alternativo para Barcelona.

De hecho, la misma fragmentación en el pleno que impidió a Colau sacar adelante proyectos como las ordenanzas fiscales ha imposibilitado también llegar a entendimiento en una oposición dividida. En consecuencia, el Gobierno de coalición entre BComú y el PSC ha conseguido sus primeras cuentas propias, ya que las del año pasado eran una prórroga de las de 2015, con varias modificaciones.

El propio primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello, sostuvo que el hecho de que la oposición no haya articulado una alternativa al Gobierno de Ada Colau demuestra que "no hay una alternativa consistente", por lo que aseguró que se abre una nueva etapa en el Ayuntamiento en el que se habrán acabado los debates "puramente partidistas".

Los presupuestos finales incrementan un 8% el volumen de inversión, que alcanza los 429,1 millones, y el gasto corriente aumentará un 4,7% (2.151,4 millones). Este gasto estará destinada, como ya explicó el primer teniente de alcaldía, Gerardo Pissarello, a priorizar la política de servicios sociales. Como inversiones destacadas, el Ayuntamiento depositará 17 millones al desarrollo del Plan de Barrios y 12 millones al Plan de Recursos Humanos municipal, que prevé incorporar más de 400 trabajadores.

Etiquetas
Publicado el
25 de enero de 2017 - 12:15 h

Descubre nuestras apps

stats