El juez envía a prisión al detenido por la agresión sexual a una mujer de 95 años en Figueres

Fachada de los juzgados de Figueras

El juez de guardia de Figueres (Girona) ha enviado a prisión provisional al hombre de 31 años detenido por los Mossos d'Esquadra por agredir a una mujer de 95 años la noche del 21 de enero tras irrumpir en su casa por una ventana. La Divisió d'Investigació Criminal (DIC) de los Mossos, que investiga los hechos, localizó al sospechoso en la localidad cercana de Sant Pere Pescador.

En un auto, el juez expone que en su declaración judicial, el hombre ha reconocido encontrarse en el lugar y hora de los hechos y “haber masturbado a una señora creyendo que era una amiga suya”, una versión de los hechos que no resulta “mínimamente plausible ni creíble”, a criterio del juez. El magistrado, además de la gravedad de los hechos, aprecia riesgo de fuga para justificar la prisión provisioinal.

La agresión sexual, que tuvo lugar poco antes de la medianoche, fue comunicada por la propia víctima, quien explicó a los investigadores que un hombre encapuchado había entrado en su domicilio a través de la ventana. También fue ella la que avisó a los servicios de emergencia mediante un medallón de teleasistencia.

Cuando los sanitarios llegaron al domicilio, encontraron a la mujer con heridas leves y la trasladaron al hospital de Figueres, donde la intervinieron de urgencia. Tras recibir el alta hospitalaria, la mujer ha ingresado en el sociosanitario Bernat Jaume de Figueres. La DIC de los Mossos en Girona inspeccionó el piso de la víctima buscando huellas, ADN o vestigios que permitiesen identificar al sospechoso. En paralelo, tomaron declaración a los vecinos de la anciana.

La investigación los puso sobre la pista del ahora arrestado, que ha pasado a disposición judicial este viernes por la mañana, ya que algunos testimonios lo situaban en el edificio la noche del asalto. Los vecinos también vieron por la zona otros sospechosos que los Mossos han investigado. El jueves por la tarde los Mossos se enteraron que el sospechoso, de 31 años, estaba en la zona de L'Escala y Sant Pere Pescador. En esta última localidad fue donde lo localizaron.

Según fuentes cercanas al caso, cuando le tomaban declaración, el hombre relató que la noche del 21 de enero había quedado con una vecina de la anciana, pero que tenía que acceder al domicilio saltando por una terraza. Según ha explicado a los agentes, cuando lo hizo, vio una ventana entreabierta y, por ella, entró al piso pensando que era otro. Una vez dentro, se encontró a la víctima. En este punto, los Mossos detuvieron la declaración porque se estaba situando en el lugar de los hechos y lo detuvieron como supuesto autor de la agresión sexual y violación de domicilio. Según las mismas fuentes, con asistencia de un abogado se acogió a su derecho a no declarar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats