Los fondos europeos permiten a la Generalitat un aumento de gasto inédito

El president Pere Aragonès, el vicepresident Jordi Puigneró, el conseller de Economía, Jaume Giró, y la consellera de la Presidència, Marta Vilagrà

Nunca en la historia reciente la Generalitat había previsto un aumento de fondos como el que incorpora el proyecto de presupuestos de 2022, que el Govern ha remitido este martes al Parlament. La llegada de los fondos europeos Next Generation, junto a la mejora de la recaudación y del margen del déficit, han empujado el gasto presupuestado en las cuentas, que crece por encima del 17% y gana 5.618 millones nuevos respecto al proyecto de 2020, las últimas cuentas que se aprobaron.

El aumento presupuestario no es tan grande si se compara con lo que materialmente se gastó en 2020 y 2021. El motivo es que la Generalitat compara las cifras de previsión presupuestaria de las últimas cuentas, desfasadas por el impacto de la COVID-19, y no las de ejecución, es decir, el gasto real. Con todo, la Generalitat tiene previsto aumentos en prácticamente todas las partidas. Dos de cada tres de los nuevos euros presupuestados se repartirán entre sanidad, educación y política social.



El aumento total del nivel de gasto previsto para 2022 es inédito en unas cuentas de la Generalitat y para ver un porcentaje similar hay que remontarse hasta el año 2005, cuando los recursos crecieron un 13,2%. No obstante hay que tener en cuenta que en los años 2020 y 2021, debido a la situación excepcional de la COVID, el gasto se catapultó en todos los ámbitos.

De esta forma, pese a que el crecimiento es muy abultado en el presupuesto, las comparaciones de gasto real podrían ser menos contundentes. Por ejemplo, la previsión de Salud es que el gasto sanitario crezca el próximo año en torno al 4,3%, una cifra que el Govern ve muy positiva ya que incluye un aumento del gasto ordinario pese al descenso de los fondos contra la COVID-19.

"Catalunya necesitaba unos presupuestos, pero solo ahora estamos en disposición de presentar los presupuestos que Catalunya necesita", ha destacado el conseller de Economía, Jaume Giró, que se ha mostrado convencido de que su proyecto encontrará en el Parlament el apoyo necesario. "Estos presupuestos son un punto de inflexión. En términos de magnitud, estos son los presupuestos más importantes que nunca se han aprobado en la historia de nuestro país", ha añadido, "con el objetivo de que Catalunya vuelva a latir con el mismo ritmo que lo hacía entre 2014 y 2019, y recuperar el impulso que teníamos entonces".

El crecimiento que está previsto en la ley económica consolida también la reversión de los grandes recortes de la década pasada, con un aumento de prácticamente un 25% respecto a 2010, año récord anterior a la última crisis económica. Con todo, hay que tener en cuenta que más de la mitad de los nuevos fondos previstos son finalistas, por lo que el margen de maniobra del Govern es más reducido. Además el Ejecutivo catalán no ha presupuestado nada de fondo COVID estatal, pese a que las autonomías reclaman que el Estado vuelva a activarlo. En los dos últimos años fueron más de 3.000 millones de euros que, de llegar, mejorarían de forma muy contundente el margen de la Generalitat.



La mejora de gasto que se prevé se hace notar en todos los presupuestos de los departamentos, que crecen en magnitudes de dos cifras. Las principales subidas están en las consellerias de Derechos Sociales (30%), Políticas Digitales y Territorio (29%), Empresa y Trabajo (28%) o Cultura (28%). También las carteras de nueva creación tienen una dotación importante, como Acción Climática, que crece un 34% respecto a las competencias que asume, o Feminismos, que nace con 92 millones de euros.

El Departamento que dirige Jaume Giró también saca pecho del enfoque social con el que asegura haber repartido los 5.618 millones nuevos. De esta parte, el Govern ha presupuestado un 67% directamente para Salud, Educación y Derechos Sociales. Además, de esta misma cifra se desgajan cerca de 200 millones para programas extraordinarios de personal relacionado con la Covid y con la gestión de los fondos Next Generation, y hasta 500 millones más como dotación presupuestaria extraordinaria para posibles urgencias sanitarias relacionadas con la pandemia.


Así se repartirá el gasto de la Generalitat en 2022

Distribución del gasto de la Generalitat de Catalunya previsto para el 2022 entre los distintitos departamentos. Mueve el cursos para ver el detalle

Fuente: Generalitat de Catalunya


Aumento de plantillas y más recaudación

En las próximas semanas los distintos departamentos detallarán cómo se concreta el aumento del gasto. Pero las cifras presentadas este martes permiten a la Generalitat asegurar que habrá 17.663 plazas más de personal sanitario para hacer frente a la pandemia y otras 5.468 en educación, de las que aproximadamente 1.500 servirán para reducir las ratios de 25 a 20 alumnos en P-3 de cara al curso 2022-2023. En seguridad -categoría que agrupa a Mossos, Agentes Rurales y Bomberos- habrá 1.122 plazas más, y en el resto del sector público 4.559. Los recursos extraordinarios para personal alcanzan los 205 millones.

¿De dónde sale el dinero? La mayor inyección de ingresos procede de los fondos europeos contra la COVID-19, que ascienden a 2.142 millones de euros. De estos, 1.528 millones forman parte del mecanismo de recuperación europeo y 614 corresponden a los fondos REACT. Sumados a otros fondos de cohesión y mecanismos de financiación comunitarios, los ingresos para partidas finalistas de la Generalitat llegan a 2.833 millones de euros. El resto se obtiene debido al aumento del margen del déficit, que en el último presupuesto quedó se previó en 0 aunque después se fue ampliando, lo que junto a la mejora de los remanentes de tesorería libera unos recursos para la Generalitat de más de 2.000 millones.

Los ingresos por impuestos propios crecen 154 millones, gracias al pleno despliegue de las tasas anticontaminación, y los cedidos otros 434 millones, en buena medida por el aumento de la recaudación en Sucesiones derivada de la mayor mortalidad de la pandemia. En cambio los ingresos a través del sistema de financiación caen 978 millones debido a que el Gobierno avanzó más dinero a las comunidades en ejercicios anteriores para hacer frente a la pandemia. El equipo económico del Govern prevé mantener el nivel de ingresos pese a la incertidumbre económica.

Los fondos europeos también permitirán al Ejecutivo autonómica aumentar en 1.939 millones de euros la inversión, hasta un total de 3.951 de euros. La cifra supone casi doblar la media de inversión de las cuentas del último lustro. 585 millones se destinarán a mejoras en hospitales y equipamientos sanitarios (al margen del medio millar dedicado a la COVID-19), 529 a vivienda y 291 en reformas en centros escolares.

El Govern se abre a seguir sin la CUP: "Habrá presupuestos"

La máxima prioridad del conseller de Economía catalán, Jaume Giró, es aprobar los nuevos presupuestos para el año 2022. Su primera opción es hacerlo de la mano de la CUP, la única formación con la que asegura tener abiertas negociaciones. Pero, si esa vía falla, Giró se ha abierto este martes a que las cuentas acaben aprobadas gracias a una abstención, que podría llegar de la mano del PSC, que ya se ha ofrecido, o de los Comuns, que reclaman a cambio un apoyo a los presupuestos municipales del Ayuntamiento de Barcelona. "Catalunya tendrá presupuestos", ha asegurado Giró. "Estoy convencido de que son las mejores cuentas y de que tendrán apoyos suficientes para salir adelante".

Con estas palabras, el Govern se ha abierto por primera vez a que el proyecto presupuestario, que este mismo martes ha enviado al Parlament para su tramitación, pueda ser aprobado pese a no llegar a un acuerdo con la CUP. Una opción que hasta ahora habían evitado sopesar en público, puesto que tanto ERC como Junts aseguraban que la máxima prioridad era el acuerdo con la formación de Dolors Sabater. Este sigue siendo el camino preferido para el Govern, que continuará manteniendo reuniones de trabajo con la CUP durante esta semana y que ha evitado meter prisa a los anticapitalistas, que este fin de semana celebrarán asambleas para decidir si interponen una enmienda a la totalidad.

Pero en Economía saben que las cosas no van bien en la negociación presupuestaria, ya que la CUP continúa reclamando modificaciones de calado. Con todo, los socialistas también han marcado este martes sus exigencias. La portavoz del PSC Alicia Romero ha asegurado que su partido mantiene la mano tendida, pero las cuentas deberán mejorar para recibir su aval. "Catalunya necesita presupuestos, pero deben ser unos buenos presupuestos", ha indicado, algo que en opinión del partido ahora no ocurre. "El Govern ha de decidir desde hoy por qué vía va, si quiere ir por la inestabilidad de la CUP o por la centralidad que representa el PSC", ha añadido, para a continuación advertir que no se puede dar por sentado su apoyo a las cuentas porque "en este momentos" todos los escenarios "están abiertos".

Etiquetas
Publicado el
9 de noviembre de 2021 - 13:19 h

Descubre nuestras apps

stats