El inspector Arasa, condenado por agredir a manifestantes del 15-M, nuevo jefe de los Tedax de los Mossos

Arasa, ante el tribunal

El inspector de los Mossos d'Esquadra Jordi Arasa, condenado a dos años y cuatro meses de cárcel por agredir a manifestantes pacíficos del 15-M, ejerce desde hace varios días como nuevo jefe de los Tedax, cargo que se le asignó hace unas tres semanas, cuando ya estaba apartado de labores de orden público.

El nombramiento de Arasa, que era jefe de la ARRO –unidad de apoyo a los antidisturbios– en Barcelona, como nuevo responsable de los Tedax se decidió antes de la restitución del major Josep Lluís Trapero al frente de los Mossos, el jueves de la pasada semana, informa EFE. En concreto, su nombramiento se decidió hace unas tres semanas y es efectivo desde hace varios días, aunque no ha trascendido hasta este miércoles.

La Audiencia de Barcelona condenó el pasado 9 de junio a dos años y cuatro meses de cárcel y a suspensión de cargo público a Arasa por las cargas policiales en la acampada de indignados en la plaza de Cataluña de Barcelona, el 27 de mayo de 2011, una sentencia que aún no se ha hecho efectiva porque el inspector la recurrió.

Nueve años después de unas imágenes de exceso policial que dieron la vuelta al mundo, la Audiencia de Barcelona concluyó que no estaban "justificados en ningún caso" los golpes de porra a los "indignados" que, sentados en el suelo "en actitud absolutamente pacífica e incluso con las manos levantadas haciendo el gesto de la paz", intentaban impedir el desalojo de la acampada.

Al día siguiente de notificarse la condena a Arasa, el entonces jefe de los Mossos Eduard Sallent –que el jueves de la semana pasada fue relevado al restituirse a Trapero al frente de la policía catalana–, anunció que Arasa sería traspasado a un puesto alejado del orden público y de la calle.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats