La portada de mañana
Acceder
La celebración en el chat militar tras la carta el rey
Los expertos piden concienciar sobre los riesgos de las cenas de Navidad
Opinión - La "dictadura" contra la que merece la pena dar la vida, por Ignacio Escolar

La organización decide finalmente cancelar el Mobile World Congress de Barcelona por el coronavirus

Entrada del recinto de Fira que alberga el MObile

La organización del Mobile World Congress (MWC) ha decidido cancelar la edición de este año ante el goteo de bajas de grandes empresas por miedo al contagio del coronavirus. Tras una jornada frenética en la que los organizadores han debatido por videoconferencia en una reunión extraordinaria donde han anunciado que se mantenía la feria, la patronal de telefonía móvil y organizadora del evento, GSMA, ha decidido a última hora de este miércoles cancelar el congreso de 2020.

El silencio de una ciudad china vacía por el coronavirus

"GSMA ha cancelado el MWC Barcelona 2020 por la preocupación mundial por el brote de coronavirus, los viajes y otras circunstancias que hacen imposible que GSMA pueda celebrar el evento", ha afirmado en un comunicado el consejero delegado de GSMA, John Hoffman. "Las partes [que representan] la ciudad anfitriona respetan y entienden esta decisión".

En el mismo comunicado, GSMA afirma que la administración pública y la patronal de telefonía móvil "continuarán trabajando al unísono y dándose apoyo" para la edición en Barcelona de 2021 y posteriores.

A la primera cancelación de LG del pasado jueves se ha ido sumando un reguero de empresas hasta suponer más de 20 las que habían cancelado su asistencia al evento. A las bajas de algunas de las compañías más importantes de la feria como Ericsson, AT&T o Cisco se le han sumado esta mañana la de la operadora alemana Deutsche Telekom y la finlandesa Nokia. Ericsson y Nokia, respectivamente, eran la segunda y tercera empresa con más metros de stands en la feria.

Posteriormente han sido las operadoras europeas las que se han bajado del barco. Durante este miércoles han cancelado su asistencia Vodafone, Orange y British Telecom en una decisión que desde la organización han considerado la estocada final al certamen de este año.

Durante toda la semana, la organización del congreso se ha debatido entre su cancelación o en mantener de manera descafeinada la cita anual más importante de la telefonía mundial, prevista para celebrarse en la capital catalana entre el 24 y el 27 de febrero.

La decisión se ha tomado tras una reunión extraordinaria en la que han participado los 26 miembros del consejo de GSMA, la patronal de la telefonía móvil que organiza el congreso. En un principio GSMA tenía previsto decidirlo el viernes durante la reunión ordinaria del consejo, pero la presión de algunas empresas ha adelantado el encuentro y la toma de la decisión. Dentro del consejo de GSMA hay representantes de las principales compañías de telecomunicaciones de todo el mundo, muchos de ellos pertenecientes a empresas que habían cancelado su asistencia al evento durante los días anteriores.

De poco sirvieron las medidas extraordinarias anunciadas por GSMA el domingo para intentar convencer a las empresas participantes. La empresa organizadora salió al paso de las cancelaciones anunciando una batería de "medidas adicionales" para proteger a los asistentes al evento.

El MWC comunicó que no permitiría acceder al evento a los que provengan de la provincia china de Hubei y obligaría a todos los que han viajado a China a demostrar que llevan fuera del país desde como mínimo 14 días antes del congreso. También se anunció que se doblaría la atención médica, se realizarían controles de temperatura y se recomendaba una política de "no apretones de manos" entre los asistentes.

La presión de los operadores europeos

Ante la retirada de buena parte de las firmas estadounidenses, todas las miradas se han puesto hoy en los principales operadores europeos, que no han resistido la presión. Deutsche Telekom, Vodafone, BT y Orange, las principales compañías del continente, han anunciado que no acudirían a la feria y han dejado sola a Telefónica, la única gran operadora europea que ha mantenido su presencia en la feria.

Telefónica, al ser la operadora española y ejercer de anfitriona del certamen, era la que tiene la situación más comprometida debido a las presiones del Gobierno y de la Generalitat, que apostaban por mantener el congreso.

Tras la cancelación del congreso, la compañía ha emitido un comunicado en el que afirma que "entiende la decisión de la GSMA de cancelar el Mobile World Congress 2020 por la situación generada por el coronavirus". "Apreciamos el enorme esfuerzo realizado tanto por la organización como por las autoridades. Telefónica siempre ha apoyado, apoya y apoyará a Barcelona como ciudad anfitriona del MWC", concluye la nota.

Tanto el ministro de Sanidad, Salvador Illa, como la consellera del ramo, Alba Vergés, han comparecido este miércoles desde el Hospital Clínic de Barcelona tras la reunión de GSMA para lanzar un mensaje de "calma y tranquilidad" ante la crisis por esta enfermedad. "A día de hoy no hay ninguna medida adicional que se deba tomar en relación a ningún evento", ha remachado Illa.

“La Organización Mundial de la Salud insiste en que es seguro viajar y se están celebrando ferias a nivel internacional en muchas otras ciudades europeas”, ha añadido Vergés. “Catalunya y España son una zona de muy bajo riesgo para el coronavirus”.

También la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha comparecido este miércoles para insistir en que la ciudad estaba "perfectamente preparada" para acoger la edición de 2020 del MWC.

Etiquetas
Publicado el
12 de febrero de 2020 - 19:47 h

Descubre nuestras apps

stats