La pandemia eliminó 125.000 puestos de trabajo en la provincia de Barcelona

Sectores como la hostelería o el turismo son de los más castigados.

La crisis de la Covid-1 ha dejado una “huella sin precedentes” en la actividad económica de Catalunya y, en particular, en la provincia de Barcelona. Según un estudio de la Diputación de Barcelona y la Cambra de Comerç, desde el inicio de la pandemia se perdieron 124.292 puestos de trabajo en esta provincia, lo que supone una destrucción de casi el 5% de los puestos de empleo. 

Los seguros privados ingresaron un 5% más por pólizas de salud en plena pandemia

Los seguros privados ingresaron un 5% más por pólizas de salud en plena pandemia

El sector más castigado es el de la hostelería, que registra una pérdida de 30.313 puestos de trabajo respecto al junio pasado, lo que supone una reducción del 15,6%. Le siguen las actividades administrativas y los servicios auxiliares (actividades relacionadas con los alquileres o agencias de viajes), con 26.331 puestos menos y una reducción de casi el 11%.

El tejido empresarial también se redujo en la provincia de Barcelona por encima de la media: un 8,8% de las compañías han cerrado sus puertas desde el 29 de febrero. Barcelona es la séptima provincia de España donde más se redujo el tejido empresarial, 1,4 puntos porcentuales por encima de la media nacional. En números: en la provincia hay casi 19.000 empresas menos que en junio de 2019. De estas, 16.563 desaparecieron a partir de finales de febrero.

Si se compara con el verano pasado, el paro se ha disparado hasta un 33,8% durante el último año y hay 90.483 parados más en junio de 2019. La tasa es la más alta de los últimos cuatro años y sitúa a Barcelona como la octava provincia donde más ha aumentado el desempleo. El estudio atribuye a la pandemia un 24,5% de ese aumento del paro.

La falta de oportunidades laborales se ceba sobre todo con los más jóvenes y se dispara hasta un 61,5% entre los menores de 30 años, sin duda los que tienen más dificultades para lograr un empleo. 

Si se atiende a las comarcas de Barcelona, se observa como las que dependen más del turismo son las que están sufriendo un mayor castigo por la pandemia. Las comarcas del centro y del norte de Barcelona, como el Bages y el Berguedà, con un peso de los servicios mucho más reducidos, aguantan mucho mejor que otras provincias. En cambio el Maresme, el Garraf y el Barcelonès, comarcas de playa y turismo, son las que tienen una mayor pérdida porcentual de población ocupada. 

Respecto a los ERTES en la provincia, los servicios de comida y bebidas suponen un 15% de estos expedientes, mientras que el comercio mayorista y minorista suma otro 15%. Los servicios de alojamiento suponen un 4% de los ERTES con casi 26.600 trabajadores afectados, lo que según el estudio supone la práctica totalidad de los asalariados de este sector.

Etiquetas
Publicado el
22 de julio de 2020 - 16:51 h

Descubre nuestras apps

stats