La portada de mañana
Acceder
CRÓNICA | Las fricciones del Gobierno pasan por Calviño, por Esther Palomera
Las 'falsas' terrazas cerradas son tan peligrosas para los contagios como los interiores
OPINIÓN | No es justicia para geeks, por Elisa Beni

Un policía nacional, en estado muy grave por los altercados del viernes en Barcelona

Cordón policial frente a la Jefatura Superior de Policía en la Via Laietana de Barcelona.

Un agente de la Policía Nacional se encuentra ingresado en estado muy grave en la UCI del Hospital Sant Pau, según informan tanto desde el departamento de Salud de la Generalitat como de delegación de Gobierno. El policía, que se encuentra hospitalizado por traumatismo craneoencefalico severo, resultó herido durante los enfrentamientos del viernes en Barcelona. 

De las cientos de asistencias sanitarias estos días en los altercados, la mayoría recibieron el alta in situ, pero muchos fueron ingresados y este domingo 14 permanecen hospitalizados, dos de ellos policías nacionales. Otra de las personas heridas, ingresada en Vall d'Hebron, ha pasado de muy grave a grave y evoluciona favorablemente en las últimas horas.

Este domingo también se ha confirmado que una cuarta persona ha perdido la visión de un ojo durante la semana de disturbios callejeros en Barcelona, todas ellas por impactos compatibles con las bala de goma que dispara la Policía Nacional. Este último herido ingresó con lesión ocular el viernes por la noche en el Hospital Sant Pau de Barcelona, pero no ha sido operado hasta este domingo, cuando se ha optado por extraer el órgano.

De los cuatro heridos en el ojo que han perdido la visión, uno de ellos sufrió el impacto el lunes, durante las cargas en la Terminal 1 del aeropuerto de El Prat. Los otros tres, en las que tuvieron lugar el viernes en los alrededores de plaza Urquinaona. El objeto que les reventó el ojo es en todos los casos esférico y, por lo tanto, compatible con las bala de goma que usa la Policía Nacional, aunque durante toda la semana los Mossos también han disparado proyectiles de 'foam'.

Tras una dura semana de enfrentamientos con la policía, que llegaron al máximo el viernes con 182 asistencias del Servei d'Emergències Mèdiques (SEM) y decenas de agentes heridos, el sábado bajó la intensidad de las protestas. Miles de personas salieron a la calle contra las actuaciones policiales en un ambiente tenso pero pacífico, aunque horas después de que acabase la manifestación varios grupos, más reducidos que en días anteriores, levantaron algunas barricadas.

El balance de la sexta noche de protestas fue de 11 asistencias en Barcelona y 3 en Girona, con solo dos heridos en Barcelona trasladados a hospital. Los Mossos d'Esquadra informaron, además, de que cuatro agentes resultaron heridos y 13 personas fueron detenidas durante los disturbios del sábado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats