El ministro se contradice con el Corredor: De "extraordinaria infraestructura" a "exigencia sobrevalorada"

El ministro en funciones Rafael Català durante su visita a las obras del tercer hilo en Puçol

El cambio de discurso en poco más de cuatro meses del actual ministro de Justicia, Rafael Catalá, con respecto al Corredor Mediterráneo no ayuda precisamente al Gobierno de Mariano Rajoy a ganar credibilidad y confianza en tierras valencianas.

Y es que, el pasado 29 de septiembre, Catalá visitó las obras de la infraestructura a su paso por Puçol como titular en funciones del Ministerio de Fomento, y afirmó sin tajante los retrasos de los trabajos que no había "restricción alguna de carácter presupuestario para que se siga avanzando en el desarrollo de esta extraordinaria infraestructura".

Catalá, escenificaba de esa forma el supuesto compromiso del Gobierno con el Corredor Mediterráneo.

Sin embargo, su discurso ha cambiado totalmente en pocos meses para incredulidad e indignación del Gobierno valenciano y de los empresarios, que precisamente anunciaron movilizaciones la semana pasada si no veían un compromiso firme del ejecutivo central con la infraestructura.

Y es que, a Catalá, ahora ministro de Justicia, no le tembló el pulso al afirmar este lunes durante una conferencia en el Club de Encuentro Manuel Broseta de Valencia que esta infraestructura es "importante, pero también ha habido un poquito de exageración en cuanto a la importancia estratégica del Corredor Mediterráneo de mercancías en términos cuantitativos y sabiendo quién es el responsable de operar".

Ante estas afirmaciones, las críticas no se han hecho esperar. El presidente del Consel, Ximo Puig, ha calificado de "incomprensible" y de una "profunda insensatez" las palabras del ministro porque "para todos los agentes económicos y sociales es fundamental y, desde luego, en estos momentos, lo que está sobredimensionada es la irresponsabilidad del Gobierno de España y de sus palabras".

Por su parte, el portavoz de Compromís en Les Corts, Fran Ferri, ha criticado que "para el gobierno de Rajoy lo que no pasa por Madrid no es importante para el Estado español".

En esta misma línea se ha manifestado este martes el portavoz de los socialistas valencianos, Manolo Mata, quien ha manifestado que "ayer vino un ministro a insultar a los valencianos", por lo que ha exigido a Bonig que impida "que venga nadie del Gobierno invitado por ella o por otras asociaciones".

También los representantes de Cierval y de AVE han mostrado su rechazo a las palabras de Catalá.

Etiquetas
Publicado el
7 de febrero de 2017 - 18:10 h

Descubre nuestras apps

stats