Sobre este blog

Los traumas y las crisis globales, cada vez más aceleradas, aumentan la brecha percibida entre los ciudadanos respecto a las instituciones y quienes las ocupan. Políticos, gestores de lo público, académicos o expertos son percibidos como parte de una élite que se distancia del mundo real. La polarización se extiende como un clima, pero tiene una parte tangible: la brecha entre quienes pueden permitirse una vida digna y quienes se quedan colgados. En este espacio surgen los populismos, las respuestas radicales o las opciones tecnocráticas, que en aras de la ortodoxia económica y el conocimiento académico se alejan del concepto de bien común. El futuro de las democracias se plantea como un espacio para la investigación, reflexión y difusión de procesos y mecanismos de participación ciudadana hasta el análisis de las causas y consecuencias de la fatiga democrática y la respuesta de lo público.

La Generalitat publica una guía para recordar a las entidades públicas sus obligaciones legales en transparencia

Rosa Pérez Garijo junto al secretario autonómico de Transparencia y los directores generales de su conselleria. / GVA

0

El Gobierno valenciano publica una guía para que todas las entidades sujetas a la ley de transparencia cumplan con sus obligaciones. La norma, actualizada en 2022 para adecuarse al marco europeo, establece que se debe publicar de forma periódica y actualizada la información de las actividades cuyo conocimiento sea relevante para garantizar el control de la actividad pública.

La norma establece distintos niveles de aplicación en función de los organismos, incorporando al sector público instrumental, a las empresas privadas que reciben más de 50.000 euros en subvenciones públicas y a las entidades adjudicatarias en la contratación. Es decir, allá donde la Administración contribuye con financiación, establece los derechos públicos como contraprestación.

Para facilitar que los organismos sujetos a la norma la cumplan, dadas las dificultades y la complejidad de crear portales de transparencia y ordenar la información, cada vez mayor, más compleja y atomizada, la Conselleria de Transparencia ha elaborado un documento que sirve como eje. La guía se ha presentado este viernes en las jornadas de Transparència i Dades Obertes en el sector públic instrumental de la Generalitat valenciana, a cargo del departamento que dirige Rosa Pérez Garijo.

La guía, disponible en la web, recuerda que la información debe ser identificable y accesible y debe indicar su procedencia para poder ser comprobada. Las empresas públicas deben indicar la composición de su plantilla, las ofertas de empleo, bolsas de trabajo temporales y el personal que las integra, mientras que las adjudicatarias deben aportar la relación de los puestos de trabajo y la categoría profesional del personal, el régimen de dedicación, el régimen retributivo y las tareas realizadas. En materia de compromisos éticos, deben aportar los códigos de conducta o de buen gobierno aprobados, así como los estándares de buenas prácticas y responsabilidad social que se aplican

En el caso de los servicios públicos, estos deben publicar información sobre las listas de espera de acceso (en el caso de la sanidad, la educación y los servicios sociales), incluyendo el tiempo medio de espera por servicio. También las convocatorias y la adjudicación de viviendas sujetas a algún régimen de protección pública y el resultado de estas, sin que se pueda identificar a las personas vulnerables. Las empresas públicas o entes del sector público instrumental también deberán aportar los estudios e informes de evaluación de las políticas públicas y de calidad de los servicios públicos, con especial atención a aquellos que tengan más impacto en la ciudadanía.

Para los altos cargos, la guía establece obligaciones muy similares a las de las consellerias. Se publicará la información relativa en las funciones atribuidas por razón del cargo o función, así como su perfil y trayectoria profesional, incluyendo la reproducción gráfica acreditativa de los principales méritos académicos y su currículum, así como los obsequios recibidos por razón del cargo indicando descripción, persona o entidad que lo realiza, fecha y el destino que se le da.

Deberán informar de los viajes y desplazamientos fuera de la Comunitat Valenciana realizados en el ejercicio de su función, indicando el objeto, destino, medio de transporte, fecha, número de acompañantes y coste total detallado, incluyendo dietas y el resto de los gastos, así como las agendas de trabajo y las declaraciones de actividades, bienes, derechos y obligaciones patrimoniales presentadas en el nombramiento y al cese.

Alianza de Gobierno abierto

Esta misma semana la Conselleria de Transparencia ha presentado el primer plan de acción de Gobierno abierto, un documento que contiene las líneas de trabajo y accione en materia de buen gobierno, participación y transparencia. En su presentación, Pérez Garijo expresó que estas acciones “pretenden continuar con el cambio de cultura en la manera en que las instituciones se relacionan con la ciudadanía, basada en una mayor proximidad y un refuerzo de los valores públicos”.

Los compromisos del plan plantean la creación de un buscador de la actividad de los grupos de interés, la mejora de la información sobre los altos cargos de la Generalitat y la mejora y evaluación del uso y accesibilidad a los portales de transparencia y datos abiertos, en aras de avanzar “hacia una sociedad más abierta, innovadora, transparente e inclusiva”.

Sobre este blog

Los traumas y las crisis globales, cada vez más aceleradas, aumentan la brecha percibida entre los ciudadanos respecto a las instituciones y quienes las ocupan. Políticos, gestores de lo público, académicos o expertos son percibidos como parte de una élite que se distancia del mundo real. La polarización se extiende como un clima, pero tiene una parte tangible: la brecha entre quienes pueden permitirse una vida digna y quienes se quedan colgados. En este espacio surgen los populismos, las respuestas radicales o las opciones tecnocráticas, que en aras de la ortodoxia económica y el conocimiento académico se alejan del concepto de bien común. El futuro de las democracias se plantea como un espacio para la investigación, reflexión y difusión de procesos y mecanismos de participación ciudadana hasta el análisis de las causas y consecuencias de la fatiga democrática y la respuesta de lo público.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats