Muere en València Hyuro, la artista que denunció la ZAL de La Punta o el sistema patriarcal con sus murales

El mural pintado por Hyuro en La Punta, contra el proyecto de la ZAL.

La artista argentina Tamara Djurovic ha fallecido tras una enfermedad este jueves en València, ciudad en la que residía desde hace años. Conocida como Hyuro, su pintura transformó paredes de medio mundo bajo un estilo único y perfectamente reconocible hasta convertirse en una de las pocas mujeres que ha conseguido abrirse paso en el campo del muralismo internacional. En la última década, la artista urbana intervino en espacios de gran parte de Europa, así como de Argentina, Brasil, Estados Unidos, Marruecos o Túnez.

Fue en la ciudad de València donde desarrolló la parte más importante de su trayectoria. Destacan obras como el mural que pintó en La Punta en 2018 donde una mujer defiende su territorio de la especulación lanzando tomates al invasor. La artista explicó en sus redes sociales que La Punta es un barrio histórico del sur de València que está siendo “víctima de los repetidos abusos de las administraciones”. Resaltó que la “imparable” ampliación del puerto marítimo dañaba tanto a su entorno natural como al vecindario, que hoy en día continúa luchando por la paralización de la ZAL.

“Este muro habla del rechazo a todos los proyectos urbanos desenfrenados, depredadores e impulsados por los intereses propios sin tener en cuenta la vida ni los derechos de las personas”, dijo Hyuro en su cuenta de Instagram tras pintar el mural de La Punta.

También en València, en este caso en el Cabanyal, la artista homenajeó a la divulgadora científica y urbanista feminista Jane Jacobs con un mural enmarcado dentro del proyecto ‘Mujeres de Ciencia’ de la Universidad Politécnica de València y Las Naves. Otra de las obras que todavía se conserva en la ciudad es la de la fachada del edificio de La Base, en la Marina, donde Hyuro realizó una de sus conocidas escenas de multitudes.

La artista que hablaba con la calle

Las heroínas invisibles fueron sin duda las grandes protagonistas de sus obras. “Sus murales destacan por la fuerza innata que reflejan esas mujeres, a veces sin rostro, que luchan en su día a día por salir adelante. Mujeres luchadoras que conforman un discurso reivindicativo, político y con perspectiva de género”, describe el artista Escif, quien colaboró en algunos proyectos con Hyuro como en el mural de La Punta.

El artista, también afincado en València, destaca de Hyuro su trabajo “íntimo y personal”, su “universo inquietante y seductor” y un lenguaje artístico “sincero y cercano”. “Hyuro no pinta en la calle. Hyuro habla con la calle […]. Utiliza la pared como un espejo en el que se busca constantemente y es, en este proceso, que la pintura rescata el eco de esa conversación que mantuvo con ella misma”, escribió Escif.

La obra ‘Patriarcado’, en Vila-Real, es quizás una de las que mejor retrata esta crítica feroz a la violencia sexual y al sistema patriarcal. En este caso, la artista hizo alusión a una de las sentencia del caso de ‘la manada’, en la que en un primero momento se les consideró culpables de un delito de abuso y no de agresión sexual. La artista realizó el mural como denuncia a “una estructura, el sistema patriarcal, que se cuela en todos los espacios de socialización”.

Otra de sus grandes obras y que todavía se conserva intacta es ‘Education’, en el Puerto de Sagunto. Ubicado en el colegio público Mediterráneo, este mural muestra a un niño sosteniendo en su espalda el peso de una mesa, que lleva a cuestas como si fuera una gran mochila. En palabras de su autora, la obra habla del sistema educativo actual, que “ni fomenta la curiosidad, ni la creatividad, ni la motivación que todo niño lleva dentro”. “En lugar de estimular el deseo de cuestionar doctrinas, continuamos con un sistema educativo que prefiere asegurarse de que las personas se conformen, obedezcan y no pregunten demasiado y así satisfactoriamente asumen los roles asignados”, describió en su día Hyuro sobre este gran mural.

Así, desde València hasta Nueva Zelanda, Hyuro transformó espacios de medio mundo con murales impactantes y reivindicativos que cuestionan los roles de género, el sistema patriarcal o los abusos de poder y, a su vez, inmortalizó a través del arte las luchas de personas anónimas que hoy despiden a su artista urbana.

Sobre este blog

Secció de cultura de l'edició valenciana d'eldiario.es

    Autores

Etiquetas
Publicado el
20 de noviembre de 2020 - 14:03 h

Descubre nuestras apps

stats