Un empresario del grupo mediático de Zaplana vendió al 'yonki del dinero' la vivienda con la que blanqueó su botín

Complejo residencial Venecia en Xàbia (Alicante).

Marcos Benavent, piedra angular del caso Taula, está al borde del banquillo en la pieza separada J que investiga la compra de propiedades inmobiliarias con fondos de una empresa pantalla que obtuvo contratos públicos. El auto de incoación de procedimiento abreviado ha desvelado que la empresa pantalla del yonki del dinero adquirió una vivienda en un complejo residencial de Xàbia a un empresario del grupo mediático vinculado al zaplanismo, Tabarka Media SA.

Las operaciones mercantiles de Berceo Mantenimientos SL, a nombre de los presuntos testaferros investigados en la causa José Estarlich y Jaime José Ubeda, "posibilitaron el ocultamiento del origen real de los fondos y su reingreso al circuito financiero como si se tratase de fondos lícitos", sostiene la magistrada sustituta del Juzgado de Instrucción número 18 de València en el auto.

La firma, sin trabajadores ni capacidad de realizar ningún trabajo real, compró en 2008 con un cheque bancario un inmueble en el complejo residencial Venecia de Xàbia (Alicante), incluyendo plaza de garaje y trastero, por 192.600 euros, sin IVA. La parte vendedora, según apunta el auto de la magistrada, fue la empresa Proyectos Técnicos 2005 SL, cuyo administrador único es el constructor Jesús Fernando Tomás Herrero. El promotor es actualmente apoderado de Tabarka Media SA, la empresa de comunicación impulsada a inicios del siglo por el expresidente de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana, investigado en el caso Erial.

El vendedor de la vivienda también fue administrador único del grupo mediático, del que es accionista Genoveva Reig, exdirectora de Canal 9 y exdirectora general de Comunicación del Gobierno autonómico de Zaplana. El expolítico del PP consiguió el apoyo financiero del grupo francés Bouygues, accionista mayoritario de Aguas de Valencia en esa época. Las operaciones de Tabarka Media SA para adquirir cadenas de televisión locales, a petición del expresidente de la Diputación de Alicante, el zaplanista José Joaquín Ripoll, aparecían en las escuchas telefónicas del caso Brugal, según informó El País.

Los fondos para adquirir la vivienda partieron de otra empresa pantalla de Benavent, Thematica Events SL, que previamente había facturado una cantidad similar al precio de venta a Imelsa, la empresa pública de la Diputación de València de la que el yonki del dinero era gerente. La firma, que pagó tres campañas electorales del PP, fue creada poco antes de la compra. Benavent firmó un contrato privado con Rafael García Barat, también investigado en el caso Taula, por el que adquiría una participación en la empresa que nunca se llegó a inscribir en el Registro Mercantil. Así, el yonki del dinero pudo manejar la empresa "veladamente", según el auto.

En el mismo complejo residencial, Berceo Mantenimientos SL compró otra vivienda, también con plaza de garaje y trastero, por 295.000 euros a la mercantil Gestinarq SL. El administrador único de esta última firma, es el promotor Rafael Barbería, que ha compartido cargos societarios con Jesús Fernando Tomás Herrero en al menos cuatro constructoras, según los datos del Registro Mercantil consultados por este diario.

La denunciante del caso Taula cuando era diputada provincial, la actual consellera de Transparencia Rosa Pérez Garijo, también aportó a la Fiscalía Anticorrupción el contrato de compra-venta firmado por Berceo Mantenimientos SL para la adquisición de una nave en Novetlè (Valencia), por un precio de 540.000 euros.

Etiquetas
Publicado el
13 de enero de 2021 - 22:30 h

Descubre nuestras apps

stats