Así se excava una fosa del franquismo en tiempos de pandemia de la COVID-19

Trabajadores de Arqueoantro inician una exhumación en una fosa del cementerio de Paterna (València).

El experimentado equipo de arqueólogos y antropólogos de Arqueoantro que excava las fosas del franquismo del cementerio de Paterna (València) ya estaba bastante acostumbrado a usar mascarillas y equipos de protección individual. Con la pandemia de la COVID-19, los responsables de la excavación han seguido un protocolo para respetar las recomendaciones de las autoridades sanitarias en materia de distancia física y han sustituido las visitas de familiares por videos en Youtube para informar sobre el avance de los trabajos. 

"Con todas las familias nuestro trabajo es ofrecerles información día a día", explica por teléfono a eldiario.es el responsable de Arqueoantro, Miguel Mezquida. La excavación, financiada por la delegación de Memoria Histórica de la Diputación de València, se vio pospuesta debido a las medidas de confinamiento por la pandemia de la COVID-19. Hace tres semanas, el equipo pudo iniciar los trabajos de exhumación. 

A la presentación de este tipo de trabajos siempre acuden los familiares (son actos muy emotivos y los responsables de la exhumación juegan un papel didáctico y de acompañamiento de las familias). Así, el equipo que coordina Miguel Mezquida optó por emitir en directo a través de las redes sociales un video para explicarles cómo se procede a exhumar una fosa de represaliados del franquismo. Una vez iniciados los trabajos, han seguido colgando videos en los que resumen la evolución de la excavación. 

La primera semana retiraron la tierra cementerial (reutilizada varias veces y con diferentes colores y compactaciones) y encontraron enterramientos ordinarios que nada tiene que ver con la fosa de los represaliados de la posguerra. La fosa 111 tiene un tamaño de dos por dos metros y, gracias a los trabajos previos de georradar, el equipo de Arqueoantro prevé localizar unos 150 represaliados de la dictadura del general Francisco Franco. 

Sólo pueden permanecer dos trabajadores dentro de la fosa (normalmente operan hasta tres o cuatro personas en el mismo reducido espacio). "Los demás están en la cadena de sacar capazos o de cribar y esto ralentiza un poco el ritmo normal", asegura Mezquida. Aun así, las especiales condiciones que impone la pandemia de la COVID-19 no han retrasado demasiado los trabajos y "con la desescalada, en la fase dos o tres esperemos que se pueda ir relajando". 

La segunda semana la fosa aparece protegida por los lados y apuntalada. Los primeros restos de represaliados del franquismo aparecen a unos dos metros, según explica el arqueólogo Álex Calpe en el video. La fosa es una "estructura rectangular que puede llegar a los seis metros fácilmente; conforme vaya avanzando la intervención y vayamos exhumando cuerpos, lo veremos", agrega Calpe. 

Con la aparición de los primeros huesos, y cumpliendo el protocolo, los responsables de la excavación comparecen en el Juzgado para dejar constancia de la aparición de los restos. "Vamos a ver muchos cuerpos apilados", advierte el arqueólogo en el video. "Esa posiblemente sea la tónica durante los próximos meses", añade.

Las primeras semanas, ante la imposibilidad de informar a los descendientes de los represaliados a pie de fosa en el cementerio, los responsables de Arqueoantro les han informado sobre los trabajos en un grupo de WhatsApp. 

Durante la tercera semana de trabajos, según explica por teléfono a este diario el arqueólogo Álex Calpe, han llegado a la característica cappa de cal que precede a los cuerpos de los represaliados. "Hoy [este miércoles] empezamos a retirarla y entre mañana y el viernes lo normal es que empecemos a retirar cuerpos de la fosa", añade.  

Al abrirse los cementerios, el equipo forense ha podido tomar las muestras de ADN al grupo de familiares que espera sacar a sus seres queridos de la fosa y poder enterrarlos donde consideren oportuno. 

Los videos informativos para los familiares, colgados en la web de la delegación de Memoria Histórica de la Diputación de València, también pretenden ser una herramienta divulgativa. "Aparte del tema forense, siempre hemos creído importante la divulgación, así llegas a las familias y a parte de la sociedad", dice Mezquida.  

A pesar de la apertura de los cementerios, el equipo se plantea seguir grabando videos informativos para las familias que viven fuera de València. "Es posible que no tan constantemente pero cada equis tiempo, cuando haya algún hallazgo importante, subamos un video a la red para que lo puedan ver", afirma Mezquida quien también señala que "hay mucha gente que sigue este tipo de trabajos que generan curiosidad y sensibilidad, no sólo familiares".

 

Etiquetas
Publicado el
27 de mayo de 2020 - 21:56 h

Descubre nuestras apps

stats