El Gobierno valenciano propone que el Estado compense con ingresos extra a las autonomías perjudicadas por el sistema de financiación

La comisión mixta Corts-Consell sobre financiación autonómica recibe el informe de los expertos.

El Gobierno valenciano pedirá al Gobierno central que efectúe transferencias a las comunidades autónomas infrafinanciadas para evitar el aumento de déficit que genera la falta de recursos económicos derivada del modelo de reparto del Estado. La comisión mixta Consell-Corts ha recibido este jueves el informe de expertos en financiación de la mano de Francisco Pérez, director del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, que propone incorporar "de manera transitoria pero inmediata" unas "transferencias horizontales de nivelación", que puedan compensar el déficit que genera el sistema, caducado desde 2014. Así, el comité propone un fondo progresivo que acerque a las comunidades peor financiadas a la media per cápita, para ir reduciendo la brecha de recursos entre autonomías.

Todos los grupos parlamentarios han apoyado la propuesta de la comisión de expertos, que ya elaboró en 2017 un modelo de reforma del sistema de financiación que reparte los recursos de forma más equitativa. El conseller de Hacienda, Vicent Soler, reivindica que la Comunitat Valenciana "no quiere déficit asimétrico, quiere recursos", que es, en esencia, lo que plantea el fondo. "El prinicipio constitucional de la eficiencia y la equidad se ha de plantear, sobre todo cuando hablamos de administraciones que se hacen cargo de las cosas que afectan a la vida cotidiana de las personas. Es una fórmula progresiva que nos acerca a la media", indicaba el conseller. De aprobarse esta medida, el déficit en las arcas públicas, generado por la falta de recursos, se equipararía al de otras autonomías.

Según los cálculos del informe, a la Comunitat Valenciana le corresponderían 1.336 millones de euros en fondos adicionales, cifra que coincide con la partida 'reivindicativa' que el Ejecutivo incluye en sus presupuestos. En total, la primera transferencia supondría unos ingresos globales adicionales de 4.220 millones para el sistema, de los que 1.336 corresponderían a la Comunitat Valenciana, 1.070 a Madrid, 926 a Andalucía, 536 a Cataluña, 213 a Murcia y 138 millones a Baleares.

"Los problemas para abordar una reforma del sistema de financiación no deben impedir que las comunidades autónomas perjudicadas sigan estándolo. Es una propuesta simple, con coste presupuestario asumible, para resolver la enorme diferencia entre comunidades y que hubiera de ser de aplicación inmediata mientras la reforma no tuviera lugar", indicaba Pérez al finalizar el encuentro. Con su propuesta, el primer año se igualaría a la media a seis comunidade autónomas.

El conseller llevará esta propuesta al próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera, aunque ha pedido a los grupos parlamentarios apoyo con sus compañeros en el Congreso de los Diputados, donde debe aprobarse la medida.

Etiquetas
Publicado el
17 de septiembre de 2020 - 16:16 h

Descubre nuestras apps

stats